¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Las viejas y malas costumbres de Aníbal Fernández

9
Aníbal nunca dejó de ser él
Aníbal nunca dejó de ser él

Aníbal Fernández no necesita presentación, supo recalar en diversos Ministerios, como el del Interior y el de Justicia, llegó a ser Jefe de Gabinete y hoy ostenta el cargo de ministro de Seguridad de la nación.

 

Se autodefine un “incondicional de Alberto y Cristina” y es capaz de darlo todo para defender al oficialismo. Y cuando se dice todo, es todo.

Es conocido por ser temperamental, inflexible a la hora de hablar de “peronismo” y quizá algo impulsivo a la hora de actuar. Ello quedó expuesto luego de amenazar a Nik utilizando a los hijos de este último.

Aníbal dice que no quiso amedrentar a nadie, que nunca fue su intención y culpó a los medios por el “formidable ataque mediático”, Obviamente no sin saludar a Perón, como si ello le fuera a dar validez a sus dichos.

Es que fue él mismo quien en abril de 2020, con el fin de defender a la “exorcista de enanos de jardin” Graciana Peñafort, aseguró que difundir una dirección es una amenaza.

Espero que un fiscal esté tomando cuenta de tu amenaza a la compañera Graciana, al difundir su dirección. Amenazame a mi si te da la nafta”, posteó en aquel momento. ¿Acaso no es una amenaza difundir el colegio al que van los hijos de una figura pública como NIK, sobre todo teniendo en cuenta las pasiones que se hallan de un lado y del otro?

 

¿Es posible que el ministro de Seguridad de la nación no entienda la gravedad de sus dichos? Si es así, no está preparado para ejercer el cargo que ocupa actualmente. Por el contrario, si lo entiende y decide justificarse, sin siquiera pedir un mínimo perdón, menos aún.

Pero no es algo que sorprenda, son las viejas y malas costumbres de Aníbal. Por caso, jugó un rol fundamental en el exilio del director de Tribuna de Periodistas, a la sazón padre de quien suscribe, acontecido en el 2009, momento en el que debió esconderse en Uruguay.

“Aníbal me hostigó a partir de mis notas sobre el Triple Crimen (de General Rodríguez). Me hizo un juicio por calumnias e injurias cuando aún no finalizaba el que me había hecho antes (por los vínculos del funcionario con el narcotráfico). De pronto le gano los dos y enfurece”, explicó Christian Sanz al ser consultado.

“Entonces, un día llego a mi casa y estaba todo destrozado, y no me faltaba nada, solo una carpeta donde tenía mis pruebas contra Aníbal. Y empezaron las amenazas, mucha de las cuales fueron al teléfono de línea de Uriburu (donde vivía entonces)”, mencionó, y agregó acaso el costado más mafioso: “una de ellas decía que me iban a matar como a (Sebastián) Forza. Ahí decidí irme del país un tiempo. Sabía que Aníbal no mentía”.

En fin, ese es el actual ministro de Seguridad de Alberto Fernández, un tipo oscuro, con antecedentes dignos de la mafia, un tipo que sin lugar a dudas debería estar preso. No por un hecho de corrupción, sino por cuestiones ya mucho más graves.

El tipo que se encarga de manejar la seguridad a nivel nacional, paradójicamente, pone en peligro a todo habitante argentino… y no se esfuerza por ocultarlo.


© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. Nicolas, si fuera Anibal Fernandez, seria un verdadero halago para mi. En cambio vos, si sos el autor de este articulo, demostras que te falta formación para llegar a ser periodista. Tampoco creería que llegaras hacerlo, de la forma que escribis, demostras que tu coeficiente intelectual es equiparable a una vaquita de San Antonio.

  2. NIK es impresentable, pero que Aníbal un día pida un tribunal porque le parece mal difundir el dato de un domicilio, y otro día apriete a alguien difundiendo dónde van sus hijos al cole... es caer demasiado bajo hasta para un kirchnerista. Pero siempre se puede caer más, pruebas a la vista.

  3. Vero Surraco, en primer lugar no soy Nicolás Sanz, aunque difiero en sus opiniones en varios casos lo respeto como periodista. Es cierto que no lo podría ser porque soy médico cirujano y seguro mi coeficiente intelectual da solo para eso y no mucho más. Andá a defenderte a otro lado Animal, no podés caminar solo en la calle.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme