Ahora dicen que Macri censura periodistas críticos de su gestión

8
5485
CUANDO HABLAR ES GRATIS
CUANDO HABLAR ES GRATIS

El “ahora dicen” es casi una humorada, que refiere a diario Clarín. Es su forma de titular cuando no sabe cómo publicar algo que no está confirmado y quiere  evitar el abuso del potencial, desde la memoria de los tiempos. O cuando precisan rectificar algo que anticiparon y jamás sucedió.

 

Con Mauricio Macri ocurre algo de ello, hay algunos que quieren instalar la idea de que detrás de la eyección de periodistas críticos de puntuales medios ad hoc, está su mano.

Ya sea Víctor Hugo Morales y Roberto Navarro en C5N, u Horacio Verbitsky en diario Página/12. Todo es por la acción voraz del presidente de la Nación.

Los que juran que fue el jefe de Estado el que levantó el teléfono para que esos “colegas” se quedaran sin trabajo, carecen de algo fundamental en el periodismo: evidencia.

¿Qué prueba hay de que Macri levantó algún teléfono y avanzó contra aquellos cuyas voces supuestamente le molestan? Ninguna, pero los imbéciles se repiten a sí mismos en un coro de incongruencias que se disemina por las redes sociales.

Son los mismos que exigen pruebas de que Cristina Kirchner ha sido corrupta —las hay y en sobradas dosis— o de que Julio De Vido se hizo con dinero ilegal de la obra pública.

En este caso, no les importa que haya elementos concretos que respalden sus afirmaciones. No. Basta con invocarlo como un dogma de fe y ya está. “Macri es el gran censurador”, repiten a pie juntillas.

Se trata de aquellos que callaron en los días en los que el kirchnerismo perseguía a aquellos que dejábamos expuesta la corrupción de sus funcionarios. Ahora, de repente, se despertaron de un letargo de 12 años de saqueo del Estado e inundan los foros de discusión.

Eso sin mencionar que defienden a mercenarios de la talla de Verbitsky y Navarro, que no han dudado en apelar a la mentira para avanzar en sus operaciones de prensa. El primero llegó a tildar a Francisco De Narváez de narcotraficante para enchastrar su carrera política en 2009. Obviamente, sin ninguna evidencia.

Del segundo, podrían contarse infinidad de operetas y desaciertos, como cuando aseguró que Daniel Scioli había ganado las elecciones en 2015. Ello lo dice todo.

Es curioso, porque los que acusan a Macri de censura nada dicen respecto de las eternas pifiadas de estos operadores periodísticos.

No voy a defender a Macri, porque no me corresponde y porque repudio muchas de las medidas que está tomando en los últimos meses, principalmente las que van en detrimento de los jubilados. Tampoco me gustan algunos de los funcionarios que lo rodean, manchados en el barro de la corrupción.

No obstante, no tiene nada que ver que se lo impute por algo sobre lo cual no hay, no solamente ninguna evidencia, sino tampoco un solo indicio.

Más aún, el propio Verbitsky acabó este domingo con las suspicacias al aclarar el tema en Página/12: "Las urgencias de un año político me impidieron tomarme las vacaciones correspondientes hasta la conclusión del proceso electoral. Por este único medio informo que dedicaré el próximo año a cuestiones pendientes que demandan mucha atención", sostuvo.

¿Qué más puede decirse? Como sostiene aquella frase que suelen atribuirle a Einstein, “la inteligencia es limitada pero la idiotez no tiene límites”.

COMPARTIR
Artículo Previo De Vido entregó un registro del automotor por una nieta no reconocida
Artículo Siguiente Nepotismo macrista: quiénes son los familiares de Triaca en el Estado
Armin Vans
También en
 
 

8 comentarios Dejá tu comentario

  1. CLARO QUE HAY CENSURA A LOS PERIODISTAS. Una de las razones por las que dí de baja Cablevisión, fué los cortes que sufría C5N justo cuando estaba el programa de Navarro. La primera baja fue Victor Hugo Morales en Radio Continental, ahora echaron al gerente que sacó a Victor Hugo Morales, por que la radio cayó en audiencia. No puedo ver más a Pedro Brieger, que estaba en el canal estatal en el programa sobre noticias internacionales los sábados, lo mismo con Telma Luziani. POR SUERTE Navarro ha tenido la iniciativa de hacer un programa que se vea por You Tube, así no dependemos de la nefasta televisión de los medios hegemónicos.Hace rato que me liberé de la basura de Lanata, Leuco, Majul, Legrand, Susana Jumenes, etc.

  2. Estimada Maria usted es totalmente libre de hacer lo que le plazca. Tambien contradecirse a si mismo es un ejercicio de libertad. Le recuerdo que Youtube,Google, Twiter etc son empresas del ODIADO IMPERIALISMO EXTRANJERO QUE LO QUE SOLO QUIERE ES DESTRUIR estE decadente pais. Cristina docet. Raro que ese monstruo permita a Navarro. Quid vobis videtur?

  3. No hay periodistas críticos de ninguna gestión. Lo que pasa es que acá redefinieron la noción de crítica para hacerla más accesible a los incapaces y fanáticos. La crítica requiere conocimiento y análisis objetivo de los hechos de las propuestas y saber estimar sus consecuencias reales no imaginarias. Lo que llaman crítica, o ser crítico, es simplemente ser enemigo, descalificador y calumniador. Otra cosa que no entienden es la confrontación. Se confronta los dichos contra los hechos. La búsqueda de una identidad a partir de la descalificación del otro elegido como contrafigura no es confrontación, es controversia. La confrontación puede ser leal, constructiva y necesaria; la controversia nunca lo es. Se la dan de críticos y sólo son canallas y chicaneros de cuarta.

  4. "Ay si, yo a Navarro lo adoro, es mi hombre, con esa barbita y esos zapatitos puntiagudos... Nunca me voy a olvidar la alegría que nos dio a todas cuando anunció que habían ganado Daniel Scioli y Aníbal Fernández. ¡Eso si que es tener huevos! ¿Que no duró mucho? Y qué. Duró más que cualquier apretada contra un árbol. Hinolvidable."

  5. Hola micomune, muy interesante tu experiencia. En realidad como siempre se agarran de una cosa trivial y prácticamente indiscutible para armar una base ideológica totalmente delirante. La base científica del constructivismo es bastante simple y tiene relación con las obras de Kant, Hume, Berkeley y más reciente algún psicólogo como Piaget. Pero el salto de una construcción como cruce de sensaciones con hechos, a la construcción totalmente arbitraria, lo sacan de la dialéctica y del idealismo absoluto alemán. Por eso Borges escribió Ragnarok.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Víctor Hugo Morales y la dictadura: el pez por la boca muere

La discusión sobre el incómodo vínculo entre Víctor Hugo Morales y la dictadura militar uruguaya, sigue dando qué hablar. A pesar de la insistente defensa que intentan los funcionarios del kirchnerismo sobre la figura del relator, los documentos que van...