¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Sigue la corrupción en la Aduana (y Cambiemos no hace nada)

10
5225
¿Y la Oficina Anticorrupción?
¿Y la Oficina Anticorrupción?

Allá lejos y hace tiempo decidí hacer una investigación exhaustiva sobre corrupción en la Dirección General de Aduanas.

 

Eran los primeros años del kirchnerismo y pensaba, con sorprendente ingenuidad, que podría llegar a hacer una suerte de “limpieza” de la putrefacción allí imperante.

Con los datos recopilados, producto de varios años de indagación, le llevé una carpeta al flamante titular de la Aduana, Ricardo Echegaray, con todos los nombres de los supuestos corruptos.

Entonces, era imposible imaginar que este último se transformaría en el emblema de los negociados kirchneristas. Yo al menos no lo sospechaba.

En ese dossier, aparecían varias docenas de funcionarios aduaneros, con número de legajo y todo, vinculados a desaguisados de diversa índole. Dejé esa carpeta en la Aduana y ofrecí ampliar lo que hiciera falta en persona. Si algo me sobraban, eran pruebas de la corrupción.

Publiqué parte de ello en Tribuna de Periodistas en el año 2006, hace 12 años ya. Fue una extensísima nota titulada “Corrupción en la Aduana”.


Sin embargo, a pesar de todo lo aportado, no obstante todo lo denunciado, jamás nada ocurrió. En realidad, recibí unas 35 cartas documento y dos querellas penales por parte de los que yo mencioné allí.

Pero ninguno de ellos fue separado de su cargo, jamás. Ni entonces, con el kirchnerismo en el poder, ni ahora, con el macrismo ocupando el Ejecutivo nacional.

Dicho sea de paso, cada tanto, en los últimos tres años, he vuelto sobre el tema de la Aduana, pero no he logrado jamás que el gobierno de Mauricio Macri haga nada al respecto.

No soy el único que ha intentado hacer algo: oportunamente, una mujer se presentó en la Oficina Anticorrupción, gestión Laura Alonso, y denunció al Jefe Verificador en Maquinarias en Ezeiza.

Se trata de Miguel Río, legajo 16998-6, a quien yo mismo señalé en mi vieja nota del año 2006, mencionando que lo habían separado de la Aduana, “puso u$s 50.000 y volvió a ser verificador”.

A pesar de mi nota y de la denuncia posterior, el hombre sigue en su cargo como si nada, en un cargo de enorme relevancia, ya que pone la firma de todo lo que entra o sale del país. “Nadie me dio respuesta jamás en la Oficina Anticorrupción y la investigación jamás avanzó”, me confesó la denunciante hace poco.

Río es el botón de muestra que permitirá entender de qué hablamos cuando hablamos de corrupción e impunidad. Es alguien que lleva más de 40 años en la Aduana y que se va a jubilar a fines de 2019, como si nada.

Su pericia a la hora de hacer negocios —léase “negociados”— le permitió adquirir una propiedad con dos terrenos en un country en San Vicente. La casa está valuada en 600 mil dólares aproximadamente.

A su vez, tiene otra propiedad en la localidad de Burzaco e incluso compró la casa de al lado. También tiene una ostentosa propiedad en Guernica.

No es todo: según documentos a los que tuvo acceso TDP, tiene una camioneta RAM 2.500 patente AB, un auto antiguo —una Fiat Barcheta de colección— y una coupé Peugeot 308 Cabriolet —puesto a nombre de su hija—, comprado hace una semana. Pero no es todo: este mismo año les compró a dos de sus hijos sendos Chevrolet Cruze cero Km.

Tiene mucho más, pero son bienes que jamás aparecerán en sus declaraciones juradas.

Por si le faltara algo, en estos días goza de vacaciones por 5 meses, hasta febrero de 2019. Argumenta que “se le acumularon”.

Como puede verse, no solo se trata de un corrupto, sino también de un real caradura.

COMPARTIR
Artículo Previo Luis Petri a TDP: “Tenemos leyes permisivas respecto de los extranjeros”
Artículo Siguiente Las 5 offshore del comprador de los campos de Fariña
Armin Vans
También en
 
 

10 comentarios Dejá tu comentario

  1. Maria es taaaaaaaaaaaaaaaaaan chiconauta que ni lee la nota. Sanz dice que fue a dar toda la evidencia y testimonio y no paso nada y ella solo atina a decir que hay que hacer denuncia penal. No Maria... en mi caso la próxima denuncia (demanda) sera en el fuero civil. A la justicia no le interesa Chicoine, pero a los abogados con animo de lucro SI.

  2. Hay gente presa por el tema aduana con departamentos blindados llenos de millones y millones de dólares esperando salir de la carcel.

  3. es que cambiemos no hace nada en ningun area, no sirve para nada. encima pretenden que los privados sigan pagando la fiesta, cuando los ingresos de estos no aumentaron sino que estan disminuyendo. vayanse de una vez o bien bajen el gasto politico

  4. Hay otro libro de reciente aparición "Aduana, Corrupción y Contrabando" de Enrique Vázquez, muy bueno y se repiten los nombres y funcionarios, la de ellos no se toca.

  5. Que buen laburo hacen al publicar estas cosas, algún día en argentina seremos mas los que queremos un pais en serio. Soy un laburante que salio del pais hace 10 años y sufro en carne propia la corrupcion de la aduana al al querer enviarme a mi madre mayor cualquier tipo de cosa en cajas que no superan los 2 kilos , mando ropa , suvenires o simplemente chucherias para que me tenga prensente y MIS ENVIOS NUNCA HAN LLEGADO A MANOS DE MI MADRE. CORRUPTOS!

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

¿Cambiemos? El macrismo impulsa la corrupción en la Aduana

El 21 de agosto pasado, apenas conocida la noticia de que habían eyectado a Juan José Gómez Centurión, escribí una columna titulada La burda “cama” que le hicieron al titular de la Aduana.  Es que, antes de que se conocieran las irregularidades...