¡Recién Publicado!
cerrar [X]

¿Cambiemos? El macrismo impulsa la corrupción en la Aduana

14
17438
LUEGO DE LA "CAMA" A GÓMEZ CENTURIÓN…
LUEGO DE LA “CAMA” A GÓMEZ CENTURIÓN…

El 21 de agosto pasado, apenas conocida la noticia de que habían eyectado a Juan José Gómez Centurión, escribí una columna titulada La burda “cama” que le hicieron al titular de la Aduana

 

Es que, antes de que se conocieran las irregularidades en torno a lo sucedido con el ahora exfuncionario aduanero, aparecían una serie de elementos que movían a la sospecha.

Más allá de la evidente “edición” del audio que impulsó la denuncia contra Gómez Centurión, existía una cuestión lógica: ¿Denunciaría alguien corrupto a otros que están en su misma situación? ¿Cuál sería el sentido de “escupir para arriba”?

Está claro que se trató de una operación, presumiblemente impulsada por quienes vieron peligrar sus negocios en la Aduana, principalmente en Ezeiza. Allí, el tráfico de drogas y el contrabando despuntan de la mano de agentes de la exSIDE que también reportan como aduaneros y que supieron reportar al siempre incombustible Antonio Stiuso.

Todos ellos, junto a puntuales agentes de la Gendarmería y con la ayuda de la “número dos” de la AFI Silvia Majdalani —quien aún responde al mandamás de la exSIDE Francisco “Paco” Larcher— lograron que Gómez Centurión fuera suspendido en su cargo. La operación se completa con otro personaje cuestionado: Carlos Oldemar Barreiro Laborda, alias “Cuqui”.

Se trata de un “empresario” que arrastra un historial de estafas que trascienden las fronteras argentinas y que “ingresó” a la vida del extitular de la Aduana a principios de este año, solo a efectos de refrendar la “cama” que los otros pergeñaron. Le salió bien, ciertamente.  

Todo lo antedicho es ya sabido y sus detalles se van conociendo día a día. Lo relevante y novedoso es lo que decidió hacer el macrismo esta semana: designó a Hugo Gómez en la Subdirección General de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, y nombró a Ramiro Roibas en la Subdirección General de Control.

Ambos reemplazarán a los hombres de Gómez Centurión, echados por el propio Macri, por recomendación del titular de la AFIP, Alberto Abad, y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Sus nombres son desconocidos para la gran mayoría de los que leen esta nota, pero no para mí: se trata de exfuncionarios que supieron responder al oscuro Ricardo Echegaray y a los que denuncié hace diez años por acometer persistentes hechos de corrupción.

En una nota del año 2006 titulada Corrupción en la Aduana lo describí con pelos y señales: “La mayoría de los ‘negocios’ se han hecho a través del currier de Ezeiza, algo que en algún momento se denunció pero que no avanzó porque en la investigación aparecían implicadas personas muy importantes: el ex subdirector Hugo Gómez, su hermano Félix Gómez —que estaba a cargo del currier—, el director Andrés Pucko, el subdirector Oscar Iglesias, el encargado de "resguardo" en Ezeiza, Ramiro Roibas y todos los guardas que estaban afectados al área en ese momento tuvieron mayor o menor implicancia en la maniobra”.

¿Cómo es posible que esta manga de delincuentes vuelva a ocupar sitiales de relevancia, incluso en los mismos cargos de los cuales fueron eyectados por corrupción?

Realmente no se entiende qué está pasando, ni tampoco quién está detrás de toda esta movida. Hay quienes me dicen que es Abad; otros mencionan al propio Macri.

Sea como fuere, la realidad es que las mafias han ganado otra partida. Sus nombres van cambiando, pero en el fondo los personajes que manejan los hilos son los mismos. Los he denunciado en 1996 en mi libro “La mafia, la ley y el poder”, donde desnudé la complicidad del menemismo con el contrabando y el tráfico de drogas.

Volví a denunciarlo, con más detalles aún, en 1998, en el libro “La larga sombra de Yabrán”, donde se revelan los vínculos del “suicidado” empresario postal con los mismos negocios.

En 2009, en mi libro “Dossier K”, brindé detalles escabrosos sobre cómo el kirchnerismo permitió diversos desaguisados en la Aduana.

Sin embargo, nada de ello sirvió, ni siquiera la gran cantidad de notas escritas al respecto en este mismo portal. Insisto: no se trata de cuestiones genéricas, sino del aporte de nombres, fechas y situaciones concretas.

No me queda mucho más por decir, solo la decepción que siento por lo que está haciendo el gobierno de Macri.

Finalmente, me gustaría transmitir el mensaje que me envió en privado el propio Gómez Centurión, a quien no conozco ni jamás he visto en mi vida: “Te pido por favor que controles como periodista que lo hecho contra las mafias no vuelva para atrás. Es más importante que mi persona”. 

Está todo dicho… ¿qué más podría agregar?

 
 

14 comentarios Dejá tu comentario

  1. Creo que han pisado el hormiguero del narcotráfico y del contrabando y hay muchos "heridos" que están revolcándose y agitando cuanto pueden y tengan a su alcance.

  2. El envenenado se cura con mas veneno ??? A que viene todo esta engendro ??? Queremos transparencia y justicia, no mas caos !!!

  3. Muy buena la opinión de Antonio Perez Abella, con el Macrismo la corrupción es mayor, vean la gestión de C.A.B.A.Lo de Michetti es exactamente igual que lo de la ministra Felisa Michelli, incluso aquí también actuó el Fiscal Marijuan, que en muy pocos días la imputó y procesó, no es tan rápido con la Vice-Presidenta actual. Conclusión la corrupción es igual o peor, y para colmo están hambreando al pueblo.

  4. ¡Es una excelente oportunidad para ir A FONDO! Aunque caigan algunos personajes vinculados a Macri, que no sería el caso de funcionarios como Gomez Centurión pero si OPERADORES IMPORTADORES, que hicieron negocios con el gobierno anterior.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

La burda “cama” que le hicieron al titular de la Aduana

Hace diez años, hice la primera de mis denuncias de corrupción en la Dirección General de Aduanas. Avancé con datos concretos, señalando con nombre y apellido —incluso con los números de legajo— a los corruptos que allí recalaban y...