¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Nicolás Morás, un "investigador" que gravita entre la esquizofrenia y la mitomanía

0
7202
El conspiranoico que se llevó todos los premios
El conspiranoico que se llevó todos los premios

Si hubiera que definirlo con una sola palabra, esta sería “esquizofrénico”. Por no decir “mitómano”. Su nombre es Nicolás Morás, es rionegrino, se autodefine como “investigador” y suele adherir —y promover— todo tipo de teorías conspirativas, jamás sustentada en evidencia alguna.

 

De hecho, fue el inventor de la supuesta llamada de George Soros a Alberto Fernández que jamás existió. Asegura que una “alta fuente” se lo dijo, pero es falso. No hay ninguna fuente.

Este periodista chequeó el dato durante varios días y pudo comprobar su falsedad, sobre la base de dichos de informantes públicos y privados.

No es su único invento: aseguró haber sido el que frenó el software Pegasus, sistema de espionaje masivo que aún hoy usa el gobierno de Cristina y Alberto.

Incluso se arroga ser “uno de los principales exponentes contemporáneos del pensamiento liberal radical y del movimiento libertario de izquierda en Hispanoamérica”. Sin embargo, cuando se le pregunta a cualquier referente de esa extracción, sus palabras no suelen ser justamente elogiosas para con la figura de Morás.

Como se dijo, es mitómano a gran escala. Ha llegado a decir que la TV iraní lo censuró en vivo “por orden del comunista español Pablo Iglesias”.

Como todo ignorante que pretende mostrarse culto, Morás cree que el mundo se divide en derechas e izquierdas, sin mayores matices. Y que Soros domina el mundo a su antojo. No es chiste.

De hecho, suele mostrarse obsesionado con el oscuro magnate húngaro, del cual no dice nada nuevo. Todas sus palabras ya fueron dichas hace años y años por diversos periodistas e investigadores. Yo mismo he escrito hace más de 10 años notas sobre —contra— Soros. Porque es un personaje fácil de golpear.

Morás hace de idiota útil al ponerlo como el "mandamás" del mundo, satirizándolo a un extremo que lo vuelve casi irreal. Porque el mundo es mucho más complejo, con fuerzas e intereses que todo el tiempo se disputan su dominio entre sí.

¿A quién responde entonces? Es sencillo saberlo, porque jamás le pega a Cristina Kirchner, solo a Alberto Fernández o algún personaje satelital, pero jamás a “la jefa”.

A su vez, jura que odia las dictaduras pero se muestra “amigo” de Venezuela y Cuba. Cuando alguien se lo menciona, asegura que “mataría a Maduro” con sus manos, pero eso es falso. En esta entrevista, llegó a decir que "es lógico que Venezuela fortalezca su defensa ante EEUU". Más aún: suele salir en el “chavista” canal TeleSur

Allí se lo pudo escuchar en su momento hablar sobre “la dictadura de Macri” y acerca de "la persecución que sufrieron los líderes latinoamericanos" en 2018. Pequeña aclaración: se trata de “líderes” del grupo de Puebla. También es columnista usual de Sputnik, pasquín que difunde fake news; HispanTV, de origen iraní; y RT, canal de Rusia. 

También pueden leerse sus “elevados” conceptos en Palestina Libre, donde es capaz de decir una burrada como la siguiente: “Francia, España, Reino Unido, Holanda, Bélgica…esos mismos países que ahora se visten de rectores de la democracia global, y en a los efectos prácticos mantienen intacta su identidad expansiva, intervencionista y criminal”.

Luego de lo antedicho, ¿hace falta aclarar quién le paga a este “investigador”?

El problema no son sus mentiras, sino que se las cree y, peor aún, que mucha gente lo sigue. Algunos de sus “pensamientos” pueden leerse en internet, en entrevistas que se ha hecho él mismo, con frases de filosofía robadas de la web.

Sí, así como se lee: Morás suele crear páginas donde aparecen entrevistas que él mismo se hace, a través de periodistas que no existen.

Es lo mismo que hace en las redes sociales: ha creado gran cantidad de cuentas de Twitter que simulan promover su trabajo y lo defienden “a muerte”. Son cuentas que carecen de seguidores y cuyos mensajes a veces parecen calcados. Algunas de ellas son: @JuampaPesce, @LucaEzequielRo1, @BrunoDeColonia @Franciclon, @elcrackpro123, @26_lautorres, @DarioPadron4, @SchultzeErich y @Henry_Thoreau20.

Yo mismo he sufrido un furibundo ataque de esos tuiteros truchos por haberme atrevido a poner en duda al "gran Morás".

Uno de ellos, @LosLiberales6, directamente pasó un papelón cuando me acusó de “no haberle pegado nunca a Macri”. Le demostré que hice más de 40 notas de investigación contra el expresidente y que hasta impulsé media decena de denuncias judiciales contra el macrismo. Quedó sin palabras.

Pronto supe que se trataba de otra de las cuentas “truchas” de Morás, manejada por él mismo.

Fue al ver este intercambio con una tuitera que le preguntó sobre Agustín Laje, Nicolás rquez y Javier Milei. La respuesta del “investigador”, no solo denota que es él mismo quien contesta, sino que además deja expuesto su pensamiento conspiranoico extremo:

No es la única cuenta que controla. Hay una que se llama @antiestatistas, que tuvo el tupé de amenazar mi integridad física.

Eso sí, aseguraron que me irían a buscar a un domicilio en el cual no vivo desde... ¡1999! Incluso publicaron la foto de una persona que claramente no soy yo (y ni siquiera se parece a mí).

Mucho más podría contarse sobre Morás, quien ha optado por esconderse a la hora del debate con este cronista, pero es preferible guardarlo para una segunda parte.

Eso sí, para terminar la presente, les regalo una frase “brillante” de este último que define la "ensalada" que tiene en su cabeza: “Confío en la humanidad, la naturaleza del hombre es el egoísmo, la acumulación, el mercado, la amistad, la razón y la orientación del Todo hacia la felicidad sin escalas”.

 

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Es falso que George Soros llamó a Alberto Fernández como se afirma en un video

El video se viralizó de una manera que sorprende. No solo a través de WhatsApp, sino además de las redes sociales e incluso el célebre “boca a boca”. Refiere a una supuesta comunicación entre Alberto Fernández y George Soros, en el cual le...