¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Hay que decirlo: ni Irán ni Rabbani tienen que ver con el atentado a la AMIA

12
5896
¿ALGUNA VEZ SE INVESTIGARÁ LA PISTA SIRIA?
¿ALGUNA VEZ SE INVESTIGARÁ LA PISTA SIRIA?

Luego de que el líder piquetero Luis D’Elía confirmara que durante su viaje a Teherán se reunió con Moshen Rabbani —uno de los imputados en la causa del atentado a la AMIA—,una seguidilla de críticas le fueron proferidas desde diferentes ámbitos, tanto oficiales como privados.

 

Lo interesante del tema es que vuelve a poner sobre el tapete los vericuetos de un hecho que nunca fue debidamente esclarecido, y sobre el que aún persisten ciertos prejuicios y falsas creencias.

Lo primero que debe saber el lector es que no hay una sola prueba contra Irán respecto a su eventual participación en el atentado de marras. Las acusaciones que suelen esgrimirse se basan en documentos secretos de la CIA y el Mossad que nunca han sido mostrados al fiscal especial del tema AMIA Alberto Nisman, pero que el funcionario menciona como dogma de fe una y otra vez.

A continuación, toda la verdad.

 

Siria, drogas y acuerdos non sanctos

 

Pocos recuerdan que Carlos Menem viajó a Siria en 1988 para entrevistarse con el dictador Hafezz Al Assad en el marco de la interna justicialista para las elecciones presidenciales argentinas y a efectos de solicitar fondos frescos para su campaña.

Nadie apostaba en esos días a que Menem pudiera ganar las elecciones internas y eso provocaba que este último no pudiera conseguir financistas que apoyaran su candidatura.

Al Assad, presidente de un país que sobrevive gracias al tráfico de drogas producidas en el sur del Líbano, pidió a Menem dos favores: que lavara parte del gran caudal de dinero que producía por la venta de estupefacientes y que le consiguiera tecnología nuclear.

Menem, en ese momento obnubilado por los millones de dólares que estaba recibiendo por parte de Siria, dijo a todo que sí, sin darse cuenta de que estaba sellando un pacto con una de las peores mafias del mundo. Estaba tan feliz que incluso prometió visitar Siria ni bien asumiera como presidente, como primer destino oficial.

Cuando Menem se hizo cargo finalmente del Gobierno en el año 1989, el narcoterrorista Monzer Al Kassar selló con su presencia el pacto que el riojano había acordado con Siria, al tiempo que aplaudía al lado de funcionarios y legisladores de la Nación en el marco del pase de mando presidencial.

Con el poder en sus manos, Menem comenzó a abrir las fronteras a una sospechosa y cuantiosa inmigración siria y colocó a Ibrahim Al Ibrahim —un coronel de Inteligencia de esa nacionalidad íntimamente relacionado con Al Assad— en un alto puesto de la Aduana para permitir el ingreso de valijas con narcodólares tal cual había pedido Siria.

Pero no todo sería color de rosa. Los primeros meses de Gobierno menemista traerían de su mano las decepciones más inesperadas. Por presiones políticas varias, el reactor nuclear prometido a Siria nunca llegaría a destino y las valijas repletas de dólares esperando ser blanqueados serían descubiertas por investigadores españoles. Al mismo tiempo, Menem viajaba a Israel como presidente —enemigo declarado de Siria—, a pesar de lo que había asegurado a Al Assad.

Ante lo sucedido y a pesar de sus elocuentes promesas, Menem sólo atinó a soltar la mano de los sirios para proteger su propia imagen. Al Assad, quien finalmente tuvo que comprar pésima tecnología nuclear a China, estaba furioso. Al Ibrahim había sido procesado y Al Kassar escapaba de Argentina debido al comienzo de un largo proceso por radicación irregular en nuestro país. Era el comienzo de una venganza personal que culminaría con la muerte del hijo de Menem, el 15 de marzo de 1995.

 

Venganza perseguirás...

 

El 17 de marzo de 1992 estallaba la Embajada de Israel, mientras el entonces ministro del Interior, José Luis Manzano, recibía un documento de la SIDE que aseguraba que Al Kassar estaba en Buenos Aires y que podría estar relacionado con el atentado.

Manzano sólo atinó a cajonear la carpeta y asegurar —falazmente— que la explosión había sido producto de un coche bomba: una Ford F-100 cargada con Exógeno C-4. Lo único real era el explosivo, la camioneta no existía.

Menem, por su parte, denunció algo insólito: “este atentado me lo hicieron a mí”. Nunca explicó estas palabras y sólo dedicó su esfuerzo a tapar todos los indicios que conducían a los sirios en la investigación.

El tiempo borraría las huellas y la memoria.

La no investigación del atentado a la embajada de Israel envalentonó a los sirios, quienes empezaron a pergeñar un segundo mensaje que culminó el 18 de julio de 1994 cuando explotó la sede de la AMIA.

Otra vez las primeras pistas conducían a Siria y Menem fue más lejos que antes: ordenó que no se investigara a ningún ciudadano sirio y nuevamente habló crípticamente: “Les pido perdón”, aseguró ante el asombro de la gente. Nadie le preguntó por qué había hecho semejante comentario.

Los primeros sospechosos eran sirios y algunos de ellos demostraban tener estrecha confianza con Al Kassar. Pero no debía acusarse a Siria.

El mismo día del atentado a la AMIA, agentes de la CIA y el Mossad –servicios de Inteligencia norteamericano e israelí, respectivamente— dieron letra al Gobierno de Menem para que se inventara la historia de la Traffic—bomba y se acusara a Irán por lo sucedido. Siria era intocable: tenía negocios ocultos con Estados Unidos y traficaba armas con Israel. Irán, en cambio, era el enemigo natural de todos ellos y el mejor chivo expiatorio.

Mientras tanto, la conducción de AMIA y DAIA recibía millonarias sumas de dinero a cambio de no denunciar la desinvestigación del atentado. Todo estaba perfectamente armado.

Finalmente, en el marco de la guerra entre Menem y Duhalde —pelea de poder y drogas— fueron imputados varios policías de la provincia de Buenos Aires como parte de la conexión local del magnicidio. Los mismos policías que hace dos años salieron en libertad por falta de pruebas en su contra.

 

Concluyendo

 

Aún cuando parece que el manto de encubrimiento va cayendo de a poco frente al elocuente peso de la evidencia, todavía resta dilucidar el tema de la inexistente Traffic-bomba que sospechosamente la Justicia ha dejado en pie y que está demostrado que nunca existió.

Recordemos que la única testigo de haber visto la dichosa camioneta, Nicolasa Romero, se desdijo ante el Tribunal Federal Oral Nº 3 y confesó que la Policía Federal —para la que trabajaba— le había dado letra para hablar de la Traffic.

Quien escribe estas líneas ha aportado suficiente evidencia a la Justicia como para que la verdad salga a flote. No son pruebas las que faltan, sólo voluntad política para avanzar en el camino de la verdad.

No es poco.

 

Christian Sanz (*)

 

(*) Coautor, junto a Fernando Paolella de AMIA, la gran mentira oficial, libro que puede descargarse gratuitamente aquí.

 
 

12 comentarios Dejá tu comentario

  1. Y pensar que este triste personaje fué poco menos que ovacionado por la oposición por haber tenido la deferencia de presentarse a votar en el Senado, cuando en cualquier país serio debería estar preso. La corporación política me da cada vez mas asco. Saludos

  2. Pareciera como si se dijera la verdad a medias, Ni Iran si Siria tiene nada que ver con el atentado, Los culpables son los que se beneficiaron con el hecho es decir, ISRAEL

  3. Lo unico cierto es que la CIA y el MOSSAD querian atentar en los ESTADOS UNIDOS, el ultimo atentado fallido donde tenian que morir 1000 de personas quemadas y asi culpar a IRAN Y pOder invadirlo y asi el hijo pequeño de SHA volveria a reinar en IRAN . Todos compinchados , pero les salio el tiro por la culata ya que le robaron informacion al Mossad donde se les vio el plumero -por eso se metio un tiro el hijo del sha de Iran mas bien se lo metieron por traidor , hay que ser un tirano para permitir que maten a gente inocente solo por una corona . ESTADOS UNIDOS Y EL MOSSAD ESTAN METIDOS EN TODOS LOS ATENTADOS ISLAMISTAS DEL MUNDO -TODO UNA FARSA -OSAMA BIN LADEN ES LA MAYOR MENTIRA QUE CREARON PARA HACER LA GUERRA EN NOMBRE DE DIOS Y PODER EXPOLIAR CIERTOS PAISES DE SUS ENERGIAS -COMO EL PETROLIO Y OTROS INTERESES . LA GENTE TENDRIA QUE DESPERTAR DE UNA VEZ POR TODAS Y VER LA REALIDAD QUE ESTA GENTE POR INTERESES SON CAPACES DE MATAR MILES DE PERSONAS EN SU PROPIO PAIS COMO LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA -PALESTINA LIBRE FOREVER -SALUDOS DESDE PALMA DE MALLORCA . PAZ Y AMOR PARA TODOS

  4. una duda porq al assad decidia atacar asociaciones judias si el problema era solo con menem.

  5. Increíble. La verdad que nunca vamos a saber que pasó realmente porque, como dijeron ahí arriba, involucra a mucha gente poderosa acá y también afuera. Lo único que me queda claro es que Irán no tiene nada que ver. Hace dos décadas que se van acumulando razones para invadirlos. Todo tiene sentido. PD: Menem y la que te parió

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Secretos del día que mataron a Carlitos Menem

    “El helicóptero chocó con los cables que cruzan la ruta, luego subió y volvió a caer. Pensé que se me venía encima”, aseguró en junio de 1995 Lorenzo Epifanio Siri, uno de los testigos de la caída de la...