20/07/2014 | Actualidad


Despenalización de drogas: ¿sirve o no sirve?

CUANDO EL NARCOTRÁFICO VA DE LA MANO DE LA POLÍTICA

Despenalización de drogas: ¿sirve o no sirve?

"Yo estaría de acuerdo si se despenaliza toda la cadena, desde la producción hasta el consumo. Despenalizar sólo el consumo no termina de ser efectivo". El disparador provino del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y volvió a poner sobre el tapete la eterna discusión acerca de dejar de penalizar —o no— la tenencia de estupefacientes.

¿Sirve despenalizar o es solo una medida que denota el fracaso de la persecución a quienes trafican con la muerte? ¿Cómo ha sido la experiencia en otros países? ¿A quién le conviene que esto ocurra? Demasiadas preguntas para tan pocas respuestas.

Primero lo primero: para asegurar que ha fracasado el combate contra el narcotráfico, debe conocerse con precisión cómo ha sido esa pelea. ¿Existió realmente alguna vez?

Michael Levine, ex agente de la DEA en Buenos Aires en los años 90, jura que no: “La CIA no solo protege a algunos narcotraficantes, sino que muchas veces entra en las operaciones ilícitas. La CIA determina qué y cómo hacer las cosas, en tanto que la DEA debe aparentar que lucha contra la droga", dijo a este periodista hace casi 17 años.

Levine trabajó para la DEA durante 23 años y conoce muchos usos y costumbres que la agencia maneja internamente. Lo demuestra en cada una de sus afirmaciones. "Si un gobernante tiene buenas conexiones con la CIA, puede hacer lo que quiera. Si él mismo saliera a vender cocaína en la calle, la DEA no podría hacer nada al respecto", denunció en una de sus aseveraciones más polémicas, agregando que: "En la Argentina me di cuenta de que la CIA protegía a ciertos narcotraficantes".

El ex agente publicó posteriormente un libro titulado “La gran mentira blanca”, donde denunció puntillosamente todas y cada una de las operaciones que la DEA hizo a favor de ciertos narcotraficantes.

Esto responde a la primera pregunta: no existe ni ha existido una lucha real contra las drogas.

El segundo interrogante es más complejo aún: ¿Cómo ha sido la experiencia en otros países que despenalizaron? La respuesta esta vez la aporta Jaime Bermúdez, ex ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, abogado y doctorado en Ciencias Políticas por la Universidad de Oxford: "Despenalizar no ayuda a combatir el narcotráfico, sino todo lo contrario", aseveró hace unos años, consultado por diario La Nación.

El especialista pone el foco principalmente sobre la tenencia de narcóticos —el consumo está despenalizado desde 1989 en Argentina— y advierte que ello no beneficia al adicto, sino al traficante. "En estos casos, se vende por acumulación. No se vende el kilogramo de droga, se vende de a gramo. A usted lo dejan tener una pequeña cantidad y entonces vende rápidamente esa cantidad. Después lo hace con otra pequeña porción, después con otra, y así."

Bermúdez, es dable mencionarlo, fue asesor mediático del ex presidente Álvaro Uribe y, hasta junio de 2008, embajador colombiano en Buenos Aires.

Sobre los motivos por los cuales ingresa el negocio narco a un país, el especialista advierte que es provocado por un Estado débil y ausente. “Aquí, la sociedad subvaloró el tema, lo toleró e incluso se benefició. Y, cuando nos dimos cuenta de que esta gente no sólo se enriquecía, sino que mataba, que secuestraba, ya era tarde", contestó. Obviamente, hablaba de la experiencia colombiana, donde se debió revertir la política y volver a penalizar.

Algo similar ocurre en Holanda, “emblema" utilizado generalmente para defender la despenalización de drogas: allí se está revirtiendo de a poco la decisión de permitir el consumo de ciertos narcóticos.

Por caso, el uso "permitido" de marihuana en los coffeeshops holandeses fue disminuido de 30 a 5 gramos y se planea prohibir —en el mediano plazo— por completo su uso, ya que, no sólo no ha resuelto el problema de la adicción y el narcotráfico en ese país, sino que degradó la salud de los adictos, incrementó la violencia y deterioró la convivencia social.


Concluyendo

 

Mientras el gobierno avanza con su plan de despenalizar la tenencia —y ahora también la producción— de estupefacientes, los medios insisten en trivializar el flagelo del narcotráfico.

No hay diagnósticos serios y certeros y grupos criminales aprovechan para avanzar, enquistándose en certeros puntos de la Argentina, como Rosario, Córdoba y la provincia de Buenos Aires.

“El delito se va complejizando, pero los investigadores siguen con la misma preparación de hace 40 años. Los criminales tienen incluso mejores armas que los policías”, admitió a este diario un funcionario del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Frente a ese panorama, el futuro no se ve demasiado promisorio. No al menos por ahora. 

Christian Sanz

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

JAIMITO
23 de Febrero de 2014

LA RESPUESTA ES SIMPLE, SI LOS KAKA PROPONEN LA DESPENALIZACIÓN, ES SEÑAR DE QUE ES DESTRUCTIVA.

Mariana
23 de Febrero de 2014

Sí, sirve para aquellos que quieran dominar al pueblo a gusto y piacere. Una masa de personas que esté bajo los efectos de algún alucinógeno no puede pensar con claridad, por ende no cuestiona ni se queja del sistema.

Más allá de mi comentario, drogas como la marihuana causan esquizofrenia (sí, esquizofrenia) y pérdida de la memoria, pero estos datos se esconden y se reemplazan por otros que argumentan su falsa inocuidad. ¿Quién se hará cargo de todos los consumidores con enfermedades mentales que se produzcan en caso de una despenalización?

pancho
23 de Febrero de 2014

Un artículo muy parcial sr. Cristian, me extraña de Ud. Le dejo aquí un link con un artículo muy ilustrativo en contra de la penalización. http://www.ilustracionliberal.com/45-46/el-fracaso-de-la-guerra-contra-las-drogas-juan-carlos-hidalgo.html Por otra parte, la aseveración de que no existe una lucha contra las drogas me parece una afirmación, que no llego a calificar, pregúntele a los familiares de los muertos, que se cuentan día a día en nuestras calles y las del mundo si hay o no una guerra en las calles... Y con esto no quiero decir que las drogas no sean un verdadero problema, pero son un problema de salud que no se soluciona prohibiendo. El resultado de la prohibición es que HAY MAS MUERTOS Y DAÑOS a causa de la prohibición que las que causan las drogas que se prohiben...

César Vilela
23 de Febrero de 2014

Convengamos que para que la DROGA ingrese, es porque hay CONDICIONES POLITICAS para que ello ocurra. Lo mismo para que se vea reducida a una minima expresiòn.
Los cultores de la despenalizaciòn lo hacen desde el enfoque del MERCADO. A msyor orferta, menor precio ergo menos intereses para la clandestinidad narco. Esta alternativa no tiene en cuenta el FACTOR HUMANO vinculado a los CONSUMIDORES. De ser accesible y barata la droga, lo ùnico que se lograrìa es que creciera la cantidad de adictos. Ya existen problemas para los jovees con las "drogas legales" como el alcohol y pastillas, para sumarles los de las drogas con efectos negativos para las generacions futuras, con muchos niños con adicciòn heredada.
Es demasiado simplista y egoistas promover la legalizaciò olvindando A LA PERSONA.¿Acaso no se serìa una nueva forma de COLONIZACION tal como sucedìa en la China de las guerras del Opio en el 1800, cuando las potencias occidentales ingresaban opio de la India para envilecer al pueblo Chino?

Juan
24 de Febrero de 2014

Pongo el ejemplo del tabaco: su origen es americano, de modo que "apareció" en el mundo occidental luego de 1492. Fue novedad en Europa, y se consumía como rapé, se mascaba y se fumaba. Pero cuando se conocieron sus efectos adversos, el Papa, quien era el que les juntaba las cabezas a los Reyes de aquella época, emitió una Bula prohibiendo el tráfico y consumo del tabaco, bajo la pena de excomunión a quienes no respetaran dicha norma. Claro, lo respetaban aquellos que respondían al Papa, pero los demás gobernantes hacían pingües negocios con el tráfico de tabaco. Hasta que un Rey, creo que de Francia, percibió que los traficantes ganaban enormes sumas de dinero con ese negocio, y él no veía una moneda para sí. Entonces permitió el tráfico y consumo de tabaco, eso sí, bajo el pago de altísimo impuesto a dicho negocio. Desde entonces, el consumo de tabaco tuvo una tasa de crecimiento positiva hasta mas o menos 1990, en que el consumo se estabilizó. Cabe agregar, no por desconocido, que la nicotina es altamente adictiva, algunos dicen que más que la cocaína, y Eva Giberti afirmó que la adicción a la nicotina crea una personalidad adictiva, que favorece la adicción fácil a otros vicios. Además, son por demás conocidos los perjuicios que provocan en la salud del consumidor y los gastos en Salud Pública que dicho consumo provoca.
Los Gobiernos justifican el permiso y pretenden la disuación aplicando enormes impuestos al tabaco, y complementan sus argumentos mencionando la fuente de empleo que dicha producción origina.
El tabaco es un ejemplo que deberían mirar aquellos que promueven el consumo de otras drogas "livianas", que serán la puerta de entrada a drogas "pesadas". Da pavor que haya gobernantes que, en su ignorancia, aprueban la práctica del consumo de drogas, sea marihuana (por ahora), tabaco y alcohol. La cantidad de muertes de consumidores y victimas de accidentes de tránsito, violaciones y otros delitos estimulados por la deshinibición que provoca estar bajo el efecto de drogas, debería por si solo hacerlos reflexionar sobre la permisividad del consumo.
Pero la hipocresía es (y ha sido) una característica de los Gobiernos populistas en general, y es su egoísmo, ignorancia, y afán de votos, lo que los moviliza a tomar decisiones que perjudican a toda la Sociedad.
Por otro lado, el consumismo, la moda y la falta de normas morales, llevan sobre todo a la juventud, a realizar actos en su perjuicio, en el deseo de no desentonar con el grupo, y se drogarán con lo que sea, he conocido casos de jóvenes que se inyectaron endovenosa con nafta, solvente o cualquier substancia que les altere la percepción de la realidad, el caso más evidente es la aspiración del tolueno, solvente para disolver y estabilizar pegamentos.
La acción para combatir el flagelo de las drogas, lícitas e ilícitas, es actuar desde la Educación Primaria. Difícil será que maestras que se encierran en sala de profesores para fumar puedan inculcar con convicción la eliminación de esas prácticas, pero creo sinceramente que es la única solución para terminar con estos flagelos que causan más muertes e incapacidades que todas las demás enfermedades juntas. Hay que tener la valentía de enfrentar el problema (el consumo de cualquier droga no recetada) para bien del futuro. Hay escritores que inventan zombies y muertos vivos, sin percatarse que ya están entre nosotros, a corto o largo plazo, si no se resuelve el problema.

juan
24 de Febrero de 2014

Es verdad el rumor de que las hijas de Chávez.se vinieron a argentina por el quilombo que hay en Venezuela?

Ironics
24 de Febrero de 2014

Si quieres incentivar algo, prohibelo !!
--------------------------------------------
El ejemplo de Holanda de un supuesto fracaso en la lucha contra la drogadiccion (no contra la droga), es porque no se puede tener una zona no punible, roedeada de zonas punibles, porque inmediatamente se produce un despalazamientos de los adictos hacia ese lugar y aumenta el problema en este caso en Holanda en vez de disminuirlo.
Si en vez de hechos aislados, todo el mundo despenalizara la drogadicicon y toda la cadena desde la produccion hasta el consumo, entonces ese desplazamiento no se produciria y ademas su precio bajaria dramaticamente y desapareceria el narcotrafico, tal como lo conocemos actualmente.
Quizas entonces podria ser manejable, al tener mucho menor margen de rentabilidad, se convertiria en un comercio comun, como el alcohol o el cigarrillo y el dinero que se vuelca al combate perdidoso contra el narcotrafico, se podria utilizar en campañas desactivando su consumo y en la recuperacion de casos graves.
Asi como estan las cosas, estamos en perdida, sera cuestion de intentar metodos mas inteligentes que represivos, por ejemplo al legalizar su uso y toda la cadena de produccion su margen de ganancia bajaria a niveles normales y no daria lugar a crear ejercitos o compra de voluntades y sabemos que drogar se droga el que quiere y actualmente es asi, por mas que no nos guste.
Saludos.

PD:
Por caso Uruguay, si no logra que despenalicen todos los paises del Mercosur, se les llenara de adictos de otros paises, por mas control que intenten.

Para Christian
24 de Febrero de 2014

Querido Amigo Christian

Te pregunto lo siguiente y deseo que me lo respondas por aquí
Que pasaría si en Argentina, se cultivara la coca, se hiciera el proceso deproducción en forma completa
Estas acciones fueran auditadas, por ejemplo por las madres de los drogadictos, que están organizándose
Se hiciera un relevamiento de los enfermos de drogadicción y se le proporcionara, mediante controles médicos EXTRICTOS, la droga sin cargo y la atención médica para su recuperación
Pensalo, no se acabaría el negocio criminal, te lo pregunto y se lo pregunto a los lectores de Tribuna, se que es algo muy difícil de controlar, pero creo sería la solución por lo menos para los argentinos
Referentes al negocio del narcotráfico a otros paÍses, eso ya sería cuestión de lograr que estos países se involucraran honestamente en la lucha contra la MASACRE DEL SIGLO 21
Walter A.

Liteon
24 de Febrero de 2014

Se desinforma generalizando la droga con un facilismo que, no se si es adrede o es para que la masa ignorante piense que un cigarro de marihuana o un hongo te genera diabetes o colesterol.
Aparte de despenalizar y vender, tendira que permitir tener plantas, si plantas, no un revolver..sino es la misma mierda capitalista de siempre.
Analicen la religion y el futbol antes de emitir cuaquier opinion que tranquilamente puede ser adosada a las 2 drogas masivas, causantes, comprobados de histeria, violencia y perdida de la realidad.

fedetincho
25 de Febrero de 2014

UHHHHH, ya estoy viendo a los fumanchines venir a comentar a esta nota en malón (como hacen siempre en cada publicación sobre el tema).
Y no se cansan de repetir siempre los mismos argumentos falaces. Les explicás por qué son falacias y están equivocados con argumentos y datos y vuelta con lo mismo. Son incorregibles, siempre buscan justificar lo injustificable.

Exequiel1
26 de Febrero de 2014

Fedetincho: Me encantaría leer tus argumentaciones. O acaso crees que los "fumanchines" solamente son los "pibes de la esquina" y que no hay grandes profesionales (médicos, abogados, ingenieros, desarrolladores web, etc) que también consumen marihuana.
Saludos y espero ávido un fundamento del porque debe estar prohibida una sustancia que emana de la naturaleza y no otras sustancias y/o conductas nocivas para el ser humano.
PD: Ojalá sean argumentos válidos y no algo tan simple como el paternalismo o que daña la salud, porque el tema pasa por el abuso y no por el uso en caso de ser dañina.

José Luis
27 de Febrero de 2014

No estoy de acuerdo si con el tabaco fuman en cualquier lado sin respetar a los demas imaginate con la droga te vas a drogar involuntariamente

carancho
20 de Julio de 2014

José Luis, ya fuman yerba en cualquier lado.
Subite al Sarmiento, o andá a cualquier plaza de la ciudad.

Exos
22 de Julio de 2014

Basta Christian, rendite con este tema, todavía estoy esperando que "den vuelta atras la legalización en holanda" como venís diciendo hace 5 años (por lo menos).

"Algo similar ocurre en Holanda, “emblema" utilizado generalmente para defender la despenalización de drogas: allí se está revirtiendo de a poco la decisión de permitir el consumo de ciertos narcóticos. "

Esto fue hace bastante y es simplemente porque 5 gramos de ahora equivalen a 30 de antes....

Porqué no te fijas como cambio el consumo en Argentina, sin nisiquiera ser legal, desde que la gente esta plantando bajo el consumo del prensado y cada vez mas gente tiene planta en casa, antes era uno de los pocos, ahora hasta pibes que viven con los viejos tienen su plantita... eso le conviene al narcotrafico??? a cual? al de tierra y abono???

 

Seguinos también en