23/10/2016 | Investigacion


Iván Liska, el dueño de la pauta oficial macrista

ENTRE JELINEK Y LA “CAJA”

Iván Liska, el dueño de la pauta oficial macrista

Su nombre es casi desconocido, solo salió de su anonimato en puntuales —y breves— momentos en los últimos años. Uno de ellos fue esta semana, cuando se lo presumió “noviando” con Karina Olga Jelinek.

Se trata de Iván Liska, un joven de 25 años y perfil bajísimo que trabaja en la Secretaria de Comunicación Pública de la Nación, a la sazón estudiante de Periodismo de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Liska es amigo del célebre asesor de imagen Fabián Medina Flores e incluso participó en su programa “La Jaula de la Moda”… modelando justamente.

"¡Por qué no dejan de inventar, ya sé que les vende decir estas sonsadas, mamadera! Sigo soltera y bien", escribió la ex de Leonardo Fariña en Twitter cuando trascendió la información que la vinculaba con Liska. Algo similar dijo este último: “Me hubiera encantado que fuera así, pero no. No estoy a la altura de Jelinek”.

No obstante lo dicho, lo más relevante de este misterioso joven pasa por otro lado: su gravitación a la hora de manejar la pauta que el Estado les da a los medios de comunicación. “Yo no decido la pauta, yo no tengo poder absoluto de decisión. Yo no decido nada”, dijo a este cronista cuando lo consultó al respecto.

Sin embargo, los dueños de al menos tres conocidos diarios —dos de ellos muy importantes— aseguraron lo contrario a quien escribe estas líneas: dijeron que los montos y condiciones de sus pautas las manejaron con Liska, solo con él.

Este último no lo negó: “Sí, puede ser, hablar hablo yo de medios, pero siempre para tratar temas administrativos, no porque tenga poder de decisión”, admitió.

A esta altura, hay algo que no se entiende: ¿Liska es aquel que jura que no decide nada, que no tiene poder de decisión, o es quien se sienta con los dueños de medios?

Independientemente de lo que él mismo pudiera argumentar, está claro que su cargo tiene enorme poder. Por caso, reporta al poderoso subsecretario de Comunicación Pública, Juan Gabriel “Juano” Gentile, vocero a su vez del jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña.

“¿Qué hacés específicamente?”, le preguntó este periodista. Liska no dudó: “Yo soy un empleado administrativo letra C, entré en 2011 a trabajar, cuando terminé la secundaria. Lo que hago puntualmente es la tarea administrativa de ordenar las pautas. Que tengas todo ordenado en Télam, que tengas el tarifario. Claramente yo no decido la pauta, yo no tengo poder absoluto de decisión. Yo no decido nada”.

Durante la charla con este diario, el joven funcionario se mostró preocupado por la publicación del presente artículo periodístico: “Si sale una nota así parece que yo me quiero levantar el precio, van a decir ‘este cuatro de copas ¿qué se cree?’”, se excusó.

Acto seguido, explicó: “Yo soy perfil bajo, sobre todo porque me encanta el laburo que hago”.

-¿Cómo es que llegaste tan lejos tan joven?

-En 2011, un contacto en Casa Rosada me dice “necesitan un cadete, ¿vos te animas a laburar?”. Ojo no soy político, no soy militante de nadie ni nada. Entré como un secretario que usaba Excel, estaba mucho tiempo frente a una computadora.

-Te fue bien…

-Sí, pero soy de familia media, nadie me dio nada. Por eso me preocupa que cualquiera pueda decir cualquier cosa sobre mí.

-Bueno, vos estás haciendo tu descargo, para eso te llamé… cambiando de tema, ¿qué onda con Jelinek, es tu novia?

-Me hubiera encantado que fuera así, pero no. A Karina la conozco de amigos en común.

Las fotos que se conocieron y que mostraron a Liska con la exmujer de Fariña, no parecen decir lo mismo. Allí, se ve a ambos llenos de lápiz de labios en sus rostros y bocas. Y los presentes aseguraron que algo ocurrió entre ellos.

La discusión parece trivial a esta altura, ¿a quién le interesa si son novios o no? Lo relevante es lo otro, lo de la pauta publicitaria del Estado, la que va a los medios y que, solo en el primer semestre de 2016, ascendió a 800 millones de pesos.

Es una caja poderosa, influyente, que en los años del kirchnerismo supo manejarse con polémica discrecionalidad. ¿Qué ocurre en los días de Macri? ¿Hay o no hay favoritismos? Es prematuro mencionarlo, es algo que aún está por verse.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo


23 de Octubre de 2016

En una agencia de publicidad, el cliente te pide: Se dispone de tanta plata para las publicidades de 10, 20 y 30 segundos, en medios XYZ, y apuntando a target ABC1, etc etc... Y hay un rol que se encarga de planificar esa pauta: el "Planificador de medios", es alguien que elige los programas, los spots, los horarios, cuantas repeticiones, de manera de balancear audiencia, costos, objetivos, etc. Por ejemplo, no te deberia clavar la misma propaganda mas de una vez en poco tiempo, porque aburre.
En el ámbito gubernamental, ese rol también es necesario, porque es una labor que aún no se automatizó 100%.

nemesio
24 de Octubre de 2016

Mismo perro, con diferente collar. Mientras Macri no tenga la fuerza que le imprime su cargo y ponga todo el poder que su posicion le da, o sea, corra a los que ejercen la corte suprema , pero de pollo, y pongan a jueces justos e imparciales, siendo esta una corte al servicio de la patria....mientras esto noocurra, las inversiones dificilmente llegaran.
Los inversores desde afuera no se chupan el dedo, quieren saber si sus dineros invertidfos en este pais daran sus frutos o seran vilmente estafados.
Porque aca mandan los gremios, mandan y seguiran mandando ad eternum, mientras las leyes acomodaticias permitan el saqueo, en forma " legal" y nadie caiga preso, no existan sentencias, no hayan juicios....mientras este banana pais, siga asi, no importa quien publicite que cosa ni diga cualquier verdura. Los rasgos firmes de la administracion seria solo se veran al ejercer la justicia, frenar la corrupcion, aniquilar las drogas, los carteles ya instalados , mientras nada de esto pase....lo de cambiemos es solo para la gilada. No se ha cambiado en nada.
Solo en la publicidad, es decir en la palabra cambiemos. Lo demas sigue casi igual.

maria
24 de Octubre de 2016

Por supuesto que se va a manejar con discrecionalidad, va a estar orientada hacia los medios hegemónicos que son sus socios. Acá en Córdoba, hay un concurso en una radio FM para que la gente adivine cuanto les da de pauta publicitaria el intendente Mestre a los medios de Clarín por mes, supondo que se referirá a los medios de Clarin en Córdoba, que son Radio Mitre, Canal 12, La Voz del Interior y Dia a Dia.

Fede
24 de Octubre de 2016

-¿Cómo es que llegaste tan lejos tan joven?

-En 2011, un contacto en Casa Rosada me dice “necesitan un cadete, ¿vos te animas a laburar?”

Esa es la palabra. Contactos. Y encima lo dice abiertamente.
Se suponía como requisito para el ingreso: "b) Condiciones de conducta e idoneidad para el cargo, que se acreditará mediante los regímenes de selección que se establezcan, asegurando el principio de igualdad en el acceso a la función pública. El convenio colectivo de trabajo, deberá prever los mecanismos de participación y de control de las asociaciones sindicales en el cumplimiento de los criterios de selección y evaluación a fin de garantizar la efectiva igualdad de oportunidades".

Lo que no aclara es por qué si entró como cadete ahora maneja semejante caja.

El empleo público me genera mucho rechazo, porque conozco muy pocas excepciones que entraron a la administración pública por mérito propio. Siempre es por acomodo, siempre. Así ves a personas que como máximo tienen el secundario terminado y ganan un sueldazo a los veintipico de años, sin tener que matarse estudiando una carrera universitaria, por ejemplo.


marcel d parq
25 de Octubre de 2016

Toy cansado que la nuestra $$$$$$, se siga manejando por
imberbes, y advenedizos, nos siguen metiendo la mano en el bolso.
Seguro no maneja un gacel o siena, para tener esas companías...
tenes que tenerla asegurada sinó, ni se te acercan
sigan asi, estoy podrido..........

goyolin
25 de Octubre de 2016

Entró a laburar con los K, con un gobierno populista, entró de a "dedo", sin concurso.
Si asciende por meritos propios ya es algo. Alguien que sirve, pior son los miles de ñoquis, pará sitos enquistados en el sistema.

 

Seguinos también en