27/05/2017 | Actualidad


Página/12, un desperdicio a diario

UN GRAN MEDIO TRANSFORMADO EN UN PASQUÍN

Página/12, un desperdicio a diario

Cuando nació, hace exactamente 30 años, Página/12 se revelaba como algo novedoso, diferente, incluso valiente. Algo nunca visto antes en el mundo de los medios de comunicación.

Su slogan entonces era “un diario sin desperdicio”, haciendo referencia a que tenía muchas menos páginas que los otros matutinos pero que todo lo que se publicaba valía la pena ser leído.

Su redacción estaba repleta de “monstruos” del periodismo: Osvaldo Soriano, José María Pasquini Durán, Juan Gelman, Tomás Eloy Martínez y otros. A su vez, su alma máter era Jorge Lanata, siempre junto a su socio Ernesto Tiffenberg; el primero le puso originalidad a la cuestión, el segundo le dio orden.

En ese contexto, era una obviedad anticipar que sería un éxito total, aún cuando en los primeros tiempos la pauta publicitaria escaseara o se manifestara de manera irregular.

Más allá de las críticas puntuales que pudiera hacerse a lo que fue Página/12 en sus comienzos —principalmente se supo cuestionar su financiamiento, a través de fondos del ERP/MTP—, debe reconocerse que ha sido un diario que rompió con todos los esquemas establecidos hasta ese momento y que supo aportar una brisa de aire fresco a la hora de brindar información.

El único que se había atrevido a tanto fue Jacobo Timerman, cuando fundó La Opinión en 1971.

Como sea, los años fueron pasando y Página/12 se fue consolidando más y más. Llegó el menemismo y, con él, las grandes investigaciones: el swiftgate, la leche en mal estado de Vico, el yomagate, y mucho más.  

De pronto, el diario por el que nadie daba dos pesos imponía la denominada "agenda setting" y le “primereaba” primicias —valga la cacofonía— a gigantes como Clarín y La Nación. Por si fuera poco, lo hacía con una pátina de genial progresismo.

En 1993, Lanata dejó la redacción del diario que había fundado y todo parecía que se iría al infierno. Sin embargo, ello no ocurrió.

Página/12 siguió publicando grandes investigaciones y sorprendiendo cada tanto con alguna de sus "bombas". Ello hasta el año 2003.

Entonces se produjo un quiebre, que traicionaría lo que habían sido los pilares fundacionales del diario y cambiaría para siempre la historia de ese medio. Fue cuando Néstor Kirchner llegó al poder.

A partir de entonces, murió el periodismo y comenzaron a abundar en sus páginas las operaciones de prensa, ya sea para encubrir la corrupción del kirchnerismo o para hacer campaña sucia contra sus enemigos, políticos o de otra índole.

Respecto de lo primero, solo basta recordar la censura a aquella célebre nota de Julio Nudler del año 2004, en la que denunciaba los negociados de Claudio Moroni al frente de la Superintendencia de Seguros de la Nación. Eran días en los que Alberto Fernández —a quien reportaba Moroni— era el “comisario” periodístico de Néstor y Cristina.

La investigación jamás vio la luz en Página/12 y debió ser publicada a través de otros medios, que sí fueran independientes. Tribuna de Periodistas fue uno de ellos, a pedido del propio Nudler.

Con relación a la segunda cuestión, son pocos los que deben haber olvidado la opereta que el otrora diario de Lanata hizo contra Francisco De Narváez, tildándolo de narcotraficante.

Lo anticipó quien escribe estas líneas en el año 2009, pocas semanas ante de que esa operación fuera refrendada por el siempre mercenario Horacio Verbitsky.

Se trata de ejemplos sueltos. Ciertamente, se podrían mencionar muchísimos más pero no hace falta. Hasta el día de hoy, Página/12 persiste en su senda, contraria no solo a los preceptos del periodismo honesto, sino también de sus propios ideales.

¿Entenderán los “colegas” que trabajan allí que la información debe publicarse más allá de la persona a la que beneficie o perjudique, siempre que esté debidamente chequeada? ¿Alguno habrá leído un manual de periodismo alguna vez?

Y en tren de preguntas: ya que los trabajadores de Página/12 se consideran tan éticos —cualidad de la que en realidad carecen—, ¿por qué ninguno renunció cuando el oscurísimo Víctor Santa María adquirió el diario?

Para redondear… alguna vez, el gran maestro Ryszard Kapuscinski dijo que, para ser buen periodista hay que ser buena persona. Lo explicó en este contexto: “Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe,  sus intereses, sus dificultades, sus tragedias. Y convertirse, inmediatamente, desde el primer momento, en parte de su destino”.

A 30 años de la fundación de Página/12, es bueno recordar aquellas palabras. Es que estaría costando demasiado encontrar a un buen periodista en esa redacción.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Piratón
28 de Mayo de 2017

Convengamos que estamos hablando de un MEDIO MILITANTE, por lo tanto de PROPAGANDA POLITICO PARTIDARIA CON ENFOQUE IDEOLOGICO SESGADO. Cualquier analísis que se se quiera hacer sin partir de esta certeza no tiene sentido. Los demas medios responden a INTERESES VARIADOS Y COYUNTURALES, esa no es ninguna novedad. Lo importante es lo que le PERMITAN PUBLICAR A SUS PERIODISTAS. Por ejemplo, causa sorpresa observar en un diario considerado CONSERVADOR, como La Nación, en mas de una oportunidad, hay notas que CONTRADICEN a la EDITORIAL, lo que estaría indicando la existencia de una mayor aceptación a la pluralidad de pensamiento de sus escribas. En tiempos de "barbarie" de pensamiento, en la que el maniqueismo reina, encontrar ese tipo de expresiones, es un lujo.
Volviendo al Página 12, es inutil hablar de su historia, pues debería de haber cambiado de nombre despuès del alejamiento de Lanata ya que su impronta personal influía en el estilo y orientación del periódico, sin que esto implique que haya sido bueno o malo, pero si, que Lanata era la identidad del Página, guste o no guste.

goyolin
28 de Mayo de 2017

Muy cierto: Paskin 12- Está todo dicho!!!!!

maria
29 de Mayo de 2017

Leo todos los días Pagina 12 por internet,para mí es un excelente diario, no leo Clarín, La Nación ni La Voz del Interior, no voy a leer ni escuchar ni ver los medios monopolicos de Magneto, que con las manos manchadas de sangre se quedó con Papel Prensa y que esta justicia que se doblega ante el poder económico sobreseyó.También hay que recordar a 30 años de la fundación de Pagina 12, que Lanata (según lo cuenta Majul en el libro que escribió sobre éste personaje) el dinero lo puso Gorriarán Merlo que era del ERP, Lanata no se preguntó de donde venía ese dinero, esos comienzos para el pensamiento de derecha serían mucho más oscuros que Victor Santa María.Las investigaciones de Verbistky, siempre me parecen interesante, recuerdo cuando anticipó la represión a los Mapuches el año pasado. Ayer presentó una investigación sobre los medicamentos y como éste gobierno disfrazando las exigencias del ANMAT, permitiría aplicar remedios sin la suficiente seguridad sobre los daños que pudieran ocacionar.No he visto investigaciones de éste calibre en quien escribe la nota.

Pablo
29 de Mayo de 2017

yo leo todos, soy amplio...
imaginen que hasta leo tribuna de periodistas !!!!
necesitan mas explicaciones ?

 

Seguinos también en