28 / 09 / 2010
Investigacion

Sofía Herrera: de contradicciones familiares y pistas nunca investigadas

A DOS AÑOS DE SU DESAPARICIÓN

Sofía Herrera: de contradicciones familiares y pistas nunca investigadas

¿Existe el crimen perfecto? ¿Es posible cometer un delito y que este quede impune? Por lo visto, en el caso de la desaparición de Sofía Herrera esto parece ser así. Se trata de la pequeña que desapareció repentinamente de la vista de sus padres el 28 de septiembre de 2008 y de la cual, desde entonces, no existe pista firme acerca de su destino.

Hay que recordar que ese día Sofía estaba con sus padres, María Elena Delgado y Edgar Fabián Herrera en el camping John Goodall, a 60 kilómetros de Río Grande, Tierra del Fuego, lugar donde la familia había ido a pasar el fin de semana.

Aunque inmediatamente después de haber desaparecido, se montó un gran operativo de búsqueda, la niña jamás pudo ser ubicada. Aún cuando al despliegue de la policía fueguina, Prefectura Naval y Gendarmería Nacional, se sumaron fuerzas militares, policías de otras provincias —incluso de Chile— e investigadores del FBI.

El rastreo fue tal que, sólo en el primer mes de búsqueda, hubo más de 53 mil cruces telefónicos, 69 mil vehículos requisados íntegramente, y un centenar de allanamientos de viviendas.

A pesar de ello, la Justicia sólo pudo encontrar contradicciones por parte de la familia de Sofía, lo cual hizo que su padre fuera detenido por el juez de la causa, Eduardo López. No es un detalle menor, ya que Herrera, no sólo contradijo a testigos de la desaparición de su hija, sino también su propio testimonio.

En un primer momento, el padre de Sofía dio una versión, luego otra diferente y hasta una tercera; saga que finalizó vergonzosamente cuando declaró que en realidad no recordaba bien lo que había ocurrido el día que se evaporó su pequeña. "No entiende lo que se le habla. Se confunde", dijo oportunamente su esposa a efectos de intentar defender sus lagunas mentales y continuas contradicciones.

A la errática conducta de Herrera, deben sumarse una serie de actitudes familiares que aún no han sido debidamente aclaradas:

1-La familia nunca aceptó hacer la reconstrucción del hecho con los testigos que se encontraban el día de la desaparición de Sofía. Sólo lo hicieron acompañados por Silvio Giménez, un familiar que no estuvo el día que la niña se evaporó.

2-Los padres de Sofía nunca aclararon por qué le sacaron tantas fotos a su hija en la estación YPF en la que pararon justo antes de llegar al camping. Tampoco explicaron por qué le cambiaron la ropa en el mismo lugar, ni la motivación de mentir al asegurar haber cargado nafta. Sólo pudieron demostrar haber acopiado agua.

3-Nunca explicaron por qué se cambió de abogado justo cuando los investigadores transitaban la parte más importante de la indagación. Según el testimonio de la mamá de Sofía, la familia estaba disconforme con el abogado Juan Ladereche por su “exposición mediática”. No casualmente, todos coinciden en que esa actitud fue la que más sirvió a la hora de avanzar en la búsqueda de Sofía.

4-La familia jamás dio crédito al testimonio de una mujer que aseguró públicamente que la pequeña había sido llevada a Canadá luego de pasar por San Luis, Mendoza, Chile y de allí al norte del continente, por un matrimonio argentino para el cual trabajaba. La mujer aseguró que Sofía habría viajado bajo el nombre de Tatiana Ramírez.

Aunque intentaron desacreditarla casi de inmediato, la mujer describió rasgos y características de Sofía que sólo pueden conocerse al tener contacto con ella. Por ejemplo, que pese a su edad usaba chupete, dato que nunca trascendió a los medios de prensa.

5-Tampoco se dio crédito a las palabras del enfermero Cirilo Herrera, increíblemente coincidentes con las de esa mujer, quien aseguró en octubre del 2008 al diario El Tribuno de Salta que Sofia "había sido raptada y trasladada en un auto Fiat rojo hasta Catamarca, donde la tuvieron cautiva pero con vida".

El hombre jura que "los raptores hicieron tres paradas: Sierra Colorada, provincia de Río Negro; Mercedes, San Luis y finalmente, en Catamarca”. Asimismo, Herrera manifestó que la menor, ya no estaba en Catamarca: “viajó a Chile, luego irían a México, con destino final Canadá”, aseguró.

A esos explosivos datos debe agregarse que en noviembre de 2009 un hombre aseguró en un programa radial de Ushuaia haber ayudado a los padres de Sofía a matarla y enterrarla bajo una platea de cemento en su vivienda. "Yo sé que los padres fueron los que la mataron y que la tienen enterrada en el fondito de su casa. Yo fui testigo de todo eso", dijo el hombre.

Más allá de que la versión pudiera ser real o no, jamás se siguió esa pista, aún cuando el nuevo abogado de la familia, Francisco Ibarra, aseguró que los padres de Sofía "no tienen ni nunca tuvieron objeción alguna en que se revise su vivienda".

Más allá de las contradicciones, hay una sola realidad: Sofía Herrera ya lleva dos años desaparecida y ni siquiera la oferta de recompensas oficiales —que supera los 200 mil pesos— ha logrado el aporte de pistas certeras sobre su paradero.

 

Christian Sanz

Hacé clic acá para seguirnos en Twitter

Nota de la Redacción: pocas horas después de que se publicara el presente artículo —el cual no pasó desapercibido para la familia Herrera— apareció una "oportuna" carta escrita por los presuntos captores de Sofia Herrera. “Está a salvo y muy feliz”, dice el manuscrito encontrado hoy, a dos años de su desaparición.  Basta mirar lo burdo de la escritura de la misiva, y su contenido, para darse cuenta de su falsedad.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

lourdes serrano
28 de Septiembre de 2010

Entonces debo concluir que los padres la vendieron? es para mi , la logica conclusion ante esta "evidencia" que se relata en el articulo. Me pregunto donde estan las autoriades? Si los padres son tan sospechosos porque no se los "obliga" de alguna forma a decir la verdad?
El dato que si me parece un poco mas descabellado es del asesinato, pero en estos tiempos, ya nada me sorprenderia.

Alan
10 de Octubre de 2010

Yo supe de buena fuente que el Padre siempre anduvo en cosas jodidas. Y el abuelo materno de Sofía lo mandó al sur para alejarlo de sus cagadas...se puede saber eso?

VERONICA JORDAN
17 de Abril de 2012

Porque la familia que estaba con la familia de sofia nunca dio la cara; y si son cómplices?? porque rio grande entero no vio esas caras?? no me imagino si se pierde el hijo de una amiga o un sobrino mío escondiendome; yo no me separaría de los padres. porque la mama jamas lloro?? no entiendo nada.

Daniel Martin
27 de Abril de 2012

porq los canadienses comprarian una nena morocha es la gran pregunta...

carlos
31 de Diciembre de 2012

Estoy en un todo e acuerdo en lo que el articulo hace referencia, y agregar que la justicia a través de su ineficaz e inoperante acción colabora a que estos trágicos hechos sean una triste realidad
Ya alguno de los implicados se quebrara en un futuro y conoceremos los hechos en tanto ese de corazón que Sofia se encuentre bien de salud e integridad emocional


24 de Septiembre de 2013

Nunca entendí como, si la niña iba jugando con otra niña de 3 años, la hija del amigo Silvio Gimenez, este último levantó a su hija porque estaba cansada y dejó a Sofía sola en el monte del camping y cuando regresó le preguntaron y dijo: "no sé donde se quedó". Súper claro: Todo queda en el entorno familiar. Para más datos entrar a la página oficial de Sofía Herrera y leer las actuaciones de los fiscales.

Nombre :
Email :
URL :
Comentario:
Seguinos también en
Estudio ASK
Descargue gratis los siguientes libros
Gentileza Tribuna de Periodistas