Las dudas que arroja la aparición del nieto de Carlotto

69
74647
UNA HISTORIA MUY OPORTUNA
UNA HISTORIA MUY OPORTUNA

Este martes, se dio un hecho histórico: la agrupación Abuelas de Plaza de Mayo identificaron y restituyeron la identidad del nieto de la titular de la organización, Estela de Carlotto.

 

Según confirmó el portal oficial Infojus, Guido Carlotto vive en Olavarría, tiene 35 años, es músico y se habría presentado voluntariamente para hacerse los análisis.

Las crónicas oficiales cuentan de esta manera cómo fue el nacimiento del nieto de la titular de Abuelas: “Cuando la secuestraron, el 26 de noviembre de 1977, Laura estaba embarazada de dos meses y medio: por testimonios se supo en junio de 1978 tuvo un niño al que llamó Guido en el Hospital Militar. Luego del parto fue devuelta al centro clandestino ‘La Cacha’, sin su bebé y el 25 de agosto de ese año la joven fue asesinada y sus restos fueron devueltos a sus padres”.

La noticia es para celebrar, sin duda, aunque sorprende que justo coincida con uno de los momentos más complicados de la coyuntura argentina. Por ello, no está de más volver a repasar cómo fueron las circunstancias de la desaparición y la hija de Carlotto y cómo esta se enteró de que tenía un nieto.

Siempre llamó la atención cómo fue posible que Estela de Carlotto recibiera el cuerpo de su hija por parte de los militares durante la última dictadura, la más sangrienta de la historia. “El 25 de agosto de 1978 fue convocada por los militares y le fue entregado el cadáver de su hija”, dice la crónica oficial.

“Fueron muy pocos los desaparecidos muertos entregados a las familias...”, le recordó un periodista. “Sí, casi un privilegio”, admitió Carlotto.

Lo segundo que llama la atención es cómo la titular de Abuelas se entera de la existencia de su nieto: “Buscando información sobre otros chiquitos en el año 80 me encuentro con gente en San Pablo (Brasil), cuando venía el papa, y ahí una chica me empezó a hablar de una chica liberada llamada Rita que había tenido un nene varón, a quien habían liberado el 24 de agosto en las últimas horas de la noche para que se encontrase con su familia y su hijito. Cuando me contaba que esa chica Rita tenía un papá con negocio de pinturas me di cuenta de que estaba hablando de Laura”.

La propia Carlotto duda en ese momento: “’Mirá, vos estás hablando de Laura, mi hija, pero mi hija no fue liberada; mi hija fue asesinada’, le dije”.

Cuando denuncia la desaparición de su hija, la titular de Abuelas jamás menciona estado de embarazo alguno, de acuerdo a la constancia del caso 2085 de la CONADEP.

Esto se puede confirmar, no solo analizando el documento mencionado, sino además hurgando en la causa judicial iniciada por el juez Adolfo Bagnasco, que investigó la suerte de la hija de Carlotto.

En ese expediente no hay testimonios ni evidencias sobre embarazo, parto y sustracción de menor alguno. Lo único que aparece es la declaración de dos testigos que afirman haber visto a la mujer luego de un presunto parto que no les consta.

Allí aparece el rastro de un tal Vaello, preso en la cárcel y presunto ex CNU, quien dijo que el bebé fue entregado a un médico del cual indica nombre, datos y domicilio. Esto fue dicho en 1984 al juez que investiga este caso en forma puntual.

Sin embargo, no hay ninguna declaración del tal Vaello ante la causa, jamás se lo pudo encontrar. La propia Carlotto dijo el 17 de marzo de 2004 ante la Justicia: “Dudábamos de su testimonio”.

Lo único que hay son testimonios ante la CONADEP de Alcira Ríos y su marido, desde México, afirmando que supieron de un parto en prisión anterior a su reclusión, “por comentarios” de terceros. No sabían si era o no Laura Carlotto, pero ambos supusieron que sí.

La propia Estela de Carlotto, cuando debió explicar cómo sabe que su hija había sido mamá, asegura vagamente: “Yo vi a Laura. Vi los huesitos de Laura. Por los huesitos de la pelvis, supe que había sido mamá”.

Lo dicho no significa que quien apareció no sea el nieto de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, pero genera desconfianza, más aún cuando el hallazgo se da en un momento tan oportuno para el Gobierno nacional.

No basta con el estudio del Banco Nacional de Datos Genéticos, cooptado en su momento por el kirchnerismo y cuyos resultados han demostrado errores en algunos casos específicos.

Hace falta un estudio independiente, allí sí podrá hablarse de la aparición del nieto de Carlotto, de quien no deja de reconocerse su lucha en favor de los derechos humanos y la aparición de tantos nietos de desaparecidos.

 
 

69 comentarios Dejá tu comentario

  1. Montoneros de Mierda y milicos hijos de Puta.....Todo la misma porqueria.Madres y Abuelas son entidades parasitos sostenidas por nuestros impuestos.Cada Montonero esta bien muerto al igual que cada milico asesino.Una guerra entre soretes que nos afecto a todos.Y la seguimos pagando.

  2. "Por los huesitos de la pelvis, supe que había sido mamá” ...¿que es, antropologa forense la vieja chorra? acá hay no un gato, un tigre encerrado...pero existe el ADN que no miente y tarde o temprano se va a saber la verdad...

  3. esta nota es un tutorial de como sacar de contexto las cosas. en su declaracion carlotto dijo: "En 1985, pido autorización al Juez de la Causa, el Doctor Ortell (fon) para exhumar el cuerpo de Laura científicamente, ya estaba en formación el Equipo Argentino de Antropología Forense, estaba en país el norteamericano el Doctor Clyde Snow (fon) y pedí que él y el equipo exhumaran el cuerpo de Laura y eso se aceptó, se produjo la exhumación, presenciamos mi familia, los amigos, la justicia la exhumación de Laura y esta exhumación surgen las pruebas, en esta exhumación la vi, y ahí cerré mi duelo, vi sus huesitos, pero era ella, tenía el corpiño que le había regalado Alcira Ríos, tenía las medias que le habían visto ponerse, un zapato, porque el otro zapato apareció en el cajón cuando exhumaron a Carlos Lahite se ve que había quedado en la furgoneta y metieron todo junto. Ahí en el Cementerio, después de cepillar y tocar casi religiosamente esos huesos, el Doctor Clyde Snow me llamó aparte y me dijo “Estela, tu eres abuela” porque los huesitos de la pelvis tenían las marquitas de cuando un bebé se apoya hasta el momento de nacer" de esa declaracion sacan “Yo vi a Laura. Vi los huesitos de Laura. Por los huesitos de la pelvis, supe que había sido mamá”. claramente fue hecha con muy mala leche y los comentarios como los de julia dan idea de q tomo lo dicho en esta nota como cierto sin investigar si realmente fue eso lo q dijo, es lamentable ese poder q tienen los medios de tergiversar los hechos y q ciertos lectores les crean ciegamente y otros comentarios como el de victor dejan notar su total desconocimiento del tema: el cadaver se lo entregaron a los dias pero ella no quiso verlo en ese estado, y cuenta q luego se arrepiente xq no pudo cerrar su duelo. años despues pide una exumacion y ahi ve los huesos. y lo demas lo cuenta en el fragmento q puse arriba

  4. Dieguito, todo queda en la era de internet. Ya no es tan fácil ocultar información. Acordate de este artículo cuando crescas... Anoten muchachos: Dieguito Golberg puso en duda la existencia del nieto de Estela de Carlotto. ahi va, Diego Golberg...para que Google te encuentre en el futuro y exponga tus artículos negacionistas... No sos Barone que puede ocultar (y mal) que pasó por Clarín.. Besis... P.D.: te faltó un artículo sobre los hijos de Hebe en Suecia, bailando en suecos. i-m-b-e-cil

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

La historia del nieto “trucho” de Carlotto

La aparición del nieto de Estela de Carlotto en el día de ayer, sigue generando conmoción en la sociedad, ya que se trata de una historia sorprendente y emotiva. También provoca desconfianza —creciente— por ciertas cuestiones que parecen no encajar. No es...