¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Grindetti, la piedra de la corrupción en el zapato de Macri

13
5201
CUENTAS OFFSHORE Y OTRAS "PICARDÍAS"
CUENTAS OFFSHORE Y OTRAS “PICARDÍAS”

Néstor Grindetti no es un integrante más de Cambiemos, es un hombre de estrecha confianza de Macri desde hace al menos 37 años.

 

Por caso, el hoy intendente de Lanús trabajó desde el año 1979 hasta 2001 en la empresa familiar SIDECO, junto al hoy presidente de la Nación.

Para que no queden dudas, Grindetti supo recalar por varias de las empresas del clan Macri: Creaurban, Iecsa, Manliba, y otras.

Tal es la confianza que el hoy jefe de Estado le tiene, que lo puso al frente del Ministerio de Hacienda porteño desde diciembre de 2007 hasta diciembre de 2015. Ergo, luego de lo antedicho, está claro que le tiene enorme y ciega confianza.

Y ahí es donde aparecen las suspicacias, acaso enigmáticas: ¿Cómo es posible ese estrecho vínculo siendo que Grindetti está lejos de ser un hombre inmaculado?

Su nombre gravita de manera incesante en medio de diversos escándalos de corrupción. ¿No lo sabe Macri acaso?

Por empezar, se trata de uno de los tantos funcionarios del gobierno que tiene cuentas offshore en Panamá, lo cual se agrava porque existe un poder a nombre de Grindetti para operar en un banco integrante del grupo Credit Suisse en la misma fecha en que la Ciudad de Buenos Aires emitió bonos de deuda a través de ese mismo banco suizo.

En ese contexto, este martes el hoy intendente fue imputado por enriquecimiento ilícito, en el marco del escándalo conocido como “Panamá Papers”.

Quien impulsó la medida fue el fiscal federal Patricio Evers basándose en dos elocuentes documentos: un poder legal que Grindetti tenía para operar con la empresa Mercier International SA, constituida en Panamá en 2010; y otro para gestionar fondos de la compañía depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited. ¿Cómo explicar semejante incongruencia respecto de lo que debería ser el comportamiento transparente de un hombre público?

No hay respuesta para ello, sobre todo si se suman otros escándalos en los que también estuvo involucrado Grindetti. De hecho, no es casual que en su momento su nombre apareciera en una circular de Interpol que pedía su captura.

Se insiste: ¿Cómo es entonces que Macri sostiene a un hombre de semejante calaña? ¿Qué ejemplo intenta dar?

Cuando el presidente “banca” a un bribón como Grindetti, su discurso en contra de la corrupción del kirchnerismo suena a pura simulación.

Finalmente... si se investigara el papel del intendente de Lanús cuando era ministro de Hacienda porteño en momentos en que la Ciudad emitió la serie 7 y 8 de los bonos Tango, el escándalo cobraría dimensiones hiperbólicas.

Y no solo por las altas comisiones y tasas que beneficiaron a personas cercanas al propio Grindetti —y seguramente a él mismo— sino además porque algunos de los que operaron —y ganaron millonadas— aparecieron luego como aportantes a la campaña de Macri.

Quienes conocen la trama aseguran que es muy similar a la que hoy complica a Cristina Kirchner por lavado de dinero en la recaudación del FPV del año 2007.

Hay mucho más, demasiada mugre y oscuridad, que implica —y complica— a Grindetti. ¿Cómo explicar en ese marco que Cambiemos llegó para cambiar algo?

Alguien sostuvo alguna vez que, “no solo hay que ser honesto sino además parecerlo”. En estas horas, algún funcionario del gobierno, quien sea que fuere, se lo tendría que recordar a Macri.

 
 

13 comentarios Dejá tu comentario

  1. Si este entramado incluye delitos determinados por la Justicia, debería devolver lo obtenido en forma irregular y recibir la correspondiente sanción legal. Aguardemos la definición, como corresponde.

  2. Hay que ir pensando en la reforma de la política. No puede ser que jueces y funcionarios dispongan, entre gallos y medianoche, sus propios sueldos y jubilaciones, en tanto el resto de la población laboral queda sometida a su propia suerte. Quienes construimos la economía del país, siendo contribuyentes, no podemos seguir permitiendo la bajeza de los funcionarios públicos al fijarse, viáticos, dietas y otras yerbas, de manera desmesurada y ofensiva para el resto de aquellos que trabajamos. Tampoco disponer si pagan o no ganancias. Nosotros no podemos elegir. Si no pagamos somos evasores, corremos entonces el riesgo que ello supone. Ellos si no pagan, son exentos, sólo porque ellos lo determinan. No ofrece discusión. Por lo poco que nos brindan, es demasiado lo que nos roban. Que hagan ellos el sacrificio de recortar sus sueldos y prebendas, y después exijan equivalencia al resto de la ciudadanía. Creo que habría que ir pensando alguna fórmula, para que la democracia no termine siendo el gran negocio del funcionario publico.

  3. Está muy bueno y me encanta que la Justicia tenga en sus manos las causas que supuestamente comprometerían a Mauricio Macri y Néstor Grindetti. Pero lo que más me complace es que los funcionarios judiciales intervinientes sean el Fiscal Federico Delgado (declarado militante de Justicia Legítima), el Juez Federal Sebastián Casanello, comprobado simpatizante (y defensor) del anterior gobierno "K" y que nadie del actual gobierno los haya reprobado, criticado ni impugnado. Eso nos da la tranquilidad de que la justicia irá "a fondo" con la investigación y que el resultado de la misma será indiscutible, aún para aquellos que hacen de ésto una "causa política", por el solo hecho de tener diferencias ideológicas con los sospechados. Ojalá hubiera sido así años atrás. Seguramente no estaríamos asistiendo hoy a semejante sainete vergonzoso, en el que el dinero robado a los contribuyentes aparece siendo contado en las cuevas o revoleado por sobre el cerco de un monasterio, en manos de funcionarios deshonestos y sus cómplices lavadores de dinero que se enriquecieron ilícitamente estafando al Estado. ¡Adelante! ¡Adelante! ¡Denuncie Delgado! ¡Investigue Casanello! ¡Procedan como manda la Ley! Que si le están robando al Estado, hay que pararlos ahora. No sea cosa que nos vuelva a suceder lo mismo que con el gobierno anterior y después tengamos que andar lamentándonos por no haberlos investigado seriamente antes y terminemos pagando con ajustes los resultados del desfalco, como nos pasa ahora.

  4. Me extraña realmente Cristian que vos siendo tan puntilloso en tus artículos escribas esto. Antes que nada aclaro que ni se quien es Grindetti, ni tampoco soy Pro, pero si abogada. Punto 1. Grindetti en el 2010 era Ministro de Hacienda porteño y que yo sepa ello no lo inhibe para ser apoderado de una empresa. Punto 2. Quienes son los accionistas de Mercier International S.A.? Los capitales de esa empresa tienen conexión o se conectan de alguna manera con fondos públicos? Punto 3. Quien le otorgò a Grindetti ese poder que tanto te escandaliza? Punto 4. Si no conectan a Mercier International S.A. con dineros públicos. NO TIENEN NADA. Vos lo sabes mejor que nadie, ese jueguito de imputar a alguien, investigar hasta el adn de sus tatarabuelos, para agitar publicitariamente en contra de alguien. Lo han hecho durante años y me parece poco serio prestarse a ese juego. Ahora si se trata de un método de desvio de fondos del Gobierno de la Ciudad en beneficio propio que vaya preso. De todos modos es intendente de Lanus, no forma parte del gabinete nacional. Habrìa que pensar que se puede robar en Lanùs no???,

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Miguel de Godoy, un corrupto del gabinete macrista

Miguel de Godoy es un pícaro, un sobreviviente de la política que siempre sabe caer bien parado, aún cuando su pasado ostenta máculas que difícilmente puedan ser barridas bajo la alfombra del olvido. Su nombre es poco conocido, recién comenzó a...