¿Son realmente 30.000 los desaparecidos?

21
6728
UN DEBATE INCÓMODO, PERO NECESARIO
UN DEBATE INCÓMODO, PERO NECESARIO

Finalmente, la cifra mágica se va derrumbando de a poco. Primero, hace un tiempo, Martín Caparros negó implícitamente que la cifra real de desaparecidos durante el proceso militar haya sido de 30.000 personas.

 

Graciela Fernández Meijide, integrante de la CONADEP y madre de uno de los desaparecidos, también sugiere que no son 30.000.

Según Fernández Meijide son 7.954 entre desaparecidos y muertos como consecuencia de la guerra revolucionaria que ellos mismos iniciaron.

Con motivo del lanzamiento de su libro, en homenaje a la memora de su hijo Pablo, la ex ministra de la Alianza concedió una entrevista al matutino Clarín donde dice, textualmente, a la pregunta sobre si el kirchnerismo cuestionó a la CONADEP, al agregar un nuevo prólogo al libro “Nunca Más”:

“Es todo tan circunstancial, de tal chiquitaje… sustituir y llenar de mentiras. Como los 30 mil desaparecidos. ¿Con qué derecho cuando había un conteo de 9 mil? ¿Porque es un símbolo? Están los mitos, pero quien hace historia tiene responsabilidad política. Debe decir la verdad.”.

Luego, en otra entrevista realizada por Perfil.com, aseguró:

En ningún momento dije: “No hay 30.000 desaparecidos”. Dije: “Lo que está registrado son estos números”, que es lo mismo que dijo la CONADEP en su momento (…) Cuando alguien tiene que dar un informe de algo, tiene que dar datos duros. Todo lo que digo lo apoyo sobre documentación, no sobre “el me parece".

De ninguna manera se desestima la desaparición de personas durante la nefasta etapa del Proceso, y así hubiese sido una sola persona la que hubiese desaparecido, también hubiese sido una aberración, pero para volver sobre la vergonzosa manipulación de la cantidad de 30.000 desaparecidos que manejan algunos, imagine la siguiente situación: Supongamos que usted le presta a un amigo $8.961 por un determinado tiempo pactado, y cuando llega el momento en que su amigo le debería devolver los 8.961 pesos, este no reconoce la deuda… lógicamente, su amigo es un inmoral o estafador, de eso no hay dudas.

Ahora imagine esta otra situación: supongamos que un amigo le presta a usted por un determinado tiempo pactado la suma de $8.961, y cuando llega el momento de devolverle el dinero a su amigo, este le reclama 30.000… No cabe dudas de que también es un inmoral y estafador.

Creo conveniente señalar, antes de desarrollar la idea, que de ninguna manera se pueden comparar dinero con vidas humanas, pero para evitar todo tipo de suspicacias o malos entendidos, nunca está de más aclarar que lo que se pretende analizar es la intención de quien reclama.

En el libro de la CONADEP, la cantidad de desparecidos es de 8.961; los familiares de estas personas tristemente desaparecidas reclamaron y obtuvieron indemnizaciones por parte del Estado, pero curiosamente, la cifra comenzó a crecer… allá por fines de los ´80 los medios de difusión difundían un número que habían instalado las Madres de Plaza de Mayo, que ascendía a 10.000… ¿Sería por una cuestión de comodidad, y hablar de una cifra de números “redondos”?

Luego, a fines de los ´90, curiosamente los desparecidos pasaron a ser 20.000; muchos, tal vez no recuerden esta cifra, ya que duró muy poco tiempo, y rápidamente ascendió a 30.000!!!

Todo tiene una explicación. Los interesados, comenzaron a hablar de esta cifra por una simple cuestión, se debía instalar en el ideario popular y, sobre todo en la opinión pública mundial, la figura de “genocidio”.

Curiosamente, y paralelamente a esto, a partir de la instauración del gobierno de Néstor Kirchner, se comienza a reivindicar a ex terroristas que –y esto hay que decirlo con todas alas letras-, fueron delincuentes que también secuestraron, torturaron y mataron, incluso a personas que no pertenecían a ninguna fuerza de seguridad en atentados.

Tampoco se habla, ni mucho menos se reconocen, los derechos de los familiares y/o víctimas del terrorismo. Victimas, como dijimos, de un conflicto instalado por los terroristas que actuaron, incluso, durante el gobierno democrático de Juan Domingo Perón.

Pero lo más lamentable de esto, es que quienes defienden a los ex terroristas pretenden instaurar un debate basado en una cifra falsa, desvirtuando el verdero reclamo. Y demás está decir que la "política de derechos humanos" implementada por el kirchnerismo no fue más que un negocio millonario; muy bien explicado en el libro "El negocio de los derechos humanos" del periodista Luis Gasulla.

Insisto, de ninguna manera se desestima la desaparición de personas durante la nefasta etapa del Proceso, y así hubiese sido una sola persona la que hubiese desaparecido, también hubiese sido una aberración, pero ¿por qué reclamar por un número de personas que no existió? Eso es, lisa y llanamente, tan deshonesto e inmoral como negar que haya habido desaparecidos.

COMPARTIR
Artículo Previo El enemigo no está afuera, los traidores están adentro
Artículo Siguiente Nos seguimos comiendo el relato
Armin Vans
También en
 
 

21 comentarios Dejá tu comentario

  1. Es probable que los 7954 estén muy inflados. Si es que faltan (es muy difícil saber quién falta y muy fácil afirmar que falta uno, y muchos) hay que ver los que murieron ajusticiados por los propios guerrilleros, y los que se fueron a guerrillerear en otro país, como África. La Meijide que se las da de reina ecuánime, forma parte del sistema dialéctico que sigue destruyendo nuestro país. Los militares pasaron y estos personajes transvestidos por todas las facciones políticas no pasan y custodian el resultado exitoso de la destrucción intelectual, cultural, moral y material de la Argentina, asegurando una perfecta indefensión como la que hoy tenemos, a la vez que aseguran su impunidad. Son todos cortados por la mima tijera hijos del mimo padre: el NOM y la misma madre: la traición a la Patria. Gracias a ellos la Argentina está hoy regalada.

  2. ¿Porqué no tenemos las CIFRAS DEL FRACASO ARGENTINO? No sabemos exactamente cuanta gente mrió en la Revolución del Parque en Julio de 1890. Tampoco hay cifras ciertas sobre el derrocamiento de Perón en 1955 como tampoco del enfrentamiento IDEOLOGICO de la interna Peronista en la conocida como MASACRE DE EZEIZA en Junio del 73 en oportunidad del retorno de Perón. Ahora tenemos una cifra por "CONVENCION" de 30mil desaparecidos. ¿Puede una cifra aleatoria ser mas convincente que la REAL? ¿Cuál es el motivo del rechazo a la VERDAD, cuando es tan deplorable UNA muerte como MILES? ¿Que HAY DETRAS DE TODO ESTAS CIFRAS INCIERTAS?

  3. No sé cuantos serán los desaparecidos. Son muchos y eso basta. Pero, también es importante saber cuantos son los seudo desaparecidos , los qué qué nunca lo fueron. Eso por que Kirshner les dió una cantidad de plata a los supuestos deudores de estos supuestos desaparecidos y esa plata podría emplearse en otras cosas. Hay un caso, por lo menos, de gente qué cobró por hijos "desaparecidos"o muertos por la dictadura, cuando, en realidad, dichos "muertos y desaparecidos" estan vivitos y tomando mate en Madrid. Se trata de los dos hijos de Ebe de Bonafini. Esta mujer le sacó una gran cifra de dolares a Kirshner por los 2 hijos qué la dictadura le había "matado". 400.000 US$, si mal no recuerdo, fue la plata qué cobró la Bonafini

  4. No hay ninguna estadistica que supere los 9000. Lo que hay son unos chorros que cobraron por 30000 inventando desaparecidos con fines economicos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

¿Por qué no se puede hablar del terrorismo de los años 70?

Es raro, es absurdo, pero hablar de terrorismo en Argentina tiene toda una connotación imbécil. Se puede hablar, pero hasta ahí. En realidad, mucho no se puede ahondar en lo que hicieron agrupaciones terroristas en los años 70, porque uno se vuelve blanco de una...