Cristina Kirchner y su presunta mitomanía

13
4429
UNA ENTREVISTA Y MUCHAS MENTIRAS
UNA ENTREVISTA Y MUCHAS MENTIRAS

La expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, le brindó una entrevista exclusiva al diario El País de España, en donde habló de absolutamente de todo, incluyendo varias autocriticas.

 

La candidata a senadora de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires resaltó que el error más grande de su gobierno fue “No haber podido resolver cuestiones estructurales de la economía en la reindustrialización del país”.

Bajo el mismo contexto acentuó: “no le encontramos la vuelta al estrangulamiento que se produce cuando estas industrializando el país y los trabajadores ahorran en dólares, que es un problema de la Argentina. No lo pudimos resolver”.

Hablo sobre la muerte del otrora presidente, Néstor Kirchner, y dijo “Estaba presidiendo el país, tuve que arreglarme como pude, emocionalmente y anímicamente y fundamentalmente sentí como que tenía que cumplir una obligación, no solamente con mi país, sino con él, que le debía aparecer entera y estar entera, muchos creyeron que no iba a poder porque fue muy duro y sin embargo pudimos hacerlo”.

Cundo se le preguntó sobre los hechos de corrupción durante su gobierno, CFK respondió: “Creo que hubo hechos de corrupción y funcionarios que cometieron hechos de corrupción, es innegable y deben responder. Pero tachar a todo un gobierno de corrupción por unos funcionarios, no. No creo que haya ningún gobierno en el mundo exento de funcionarios que cometan corrupción, pero ahora tenemos un gobierno que utiliza al Estado para favorecer los negocios de su familia. Tenemos Panama Papers, que provocó la caída del primer ministro de Islandia, del ministro Soria en España, acá no pasó nada, hubo hechos de corrupción pero yo no blanqueé plata negra, el que lo hizo fue el hermano del presidente y su amigo del alma (Nicolás) Caputo quien blanqueó 35 millones”.

También afirmó que no tiene miedo de caer presa y destacó que “Es una hipótesis que el gobierno y los medios afines se encargan de instalar, en Argentina hoy cualquiera puede caer preso, pero si es por las causas que hay sin lugar a dudas no, las pruebas son ridículas, es un disparate tachar a un gobierno como una asociación ilícita, nos siguen investigando por cosas que ya fuimos sobreseídos”.

También la exmandataria brindó su opinión sobre la actualidad del país en donde afirmó que “no hay riesgo” de un estallido social en el corto plazo, aunque se preguntó “¿Qué va a pasar cuando la Argentina no se pueda endeudar más?” y en ese mismo sentido agregó que “Esto ya se probó, esto ya lo vivimos en la década de la plata dulce durante la dictadura, no estoy diciendo que esto sea una dictadura, estoy hablando del modelo económico, y durante los 90. No puede un país ser sostenible endeudándose y pagando tasas del 27%, ¿Quién va a intervenir?, ¿Por qué yo, empresario, voy a invertir en poner una nueva línea de producción si en Lebacs me pagan el 27%?”.

Además de todos estos interrogantes, a Cristina se la interrogó por el resultado de las PASO, donde afirmó que “en la provincia de Buenos Aires, de cada tres bonaerenses, dos votaron por la oposición, lo que pasa es que la oposición está dividida. Invierto la pregunta: ¿Cómo puede ser que una fuerza estigmatizada, perseguida, sin recursos económicos pudo ganar en la provincia de Buenos Aires a un Gobierno que cuenta con todos los medios de comunicación y todos los recursos?, la verdadera hazaña democrática es lo que hizo Unidad Ciudadana con absolutamente todo en contra”.

Por último, también, examinó su futuro político: “La candidatura no fue una decisión personal, fue colectiva, entendíamos que había una representación política vacante y había que ponerle un freno al gobierno y al ajuste. Hubiera preferido no tener que presentarme a senadora y que otro dirigente hubiera podido reunir esa representación. En política nunca hice lo que quería, siempre hice lo que debía”

Esta entrevista, al igual que el resto de las que tuvo en este último tiempo, solo destapa la presunta mitomanía de la expresidenta, que sin trastabillar miente sin reparo alguno.

 
 

13 comentarios Dejá tu comentario

  1. El DOBLE ESTANDAR INSOSTENIBLE de "somos inocentes porque fuimos sobreseídos" (x el todoterreno Oyarbide) y "la justicia es corrupta" cuando me investiga..

  2. HAY PERSONAS QUE ENTRARON A LA POLITICA DESDE 1983, PARA ROBARSE LOS DINEROS PUBLICOS EN DIVERSOS CARGOS. ESOS SON DELINCUENTES LADRONES DEDICADOS A LA POLITICA. QUE ESTAN MENDIGANDO VOTOS PARA ENTRAR EN LA CLOACA POLITICA PARA QUE LES DEN FUEROS Y ASI EVITAR LA CARCEL

  3. Primero que nada felicito a los lectores por sus agudos mensajes. El título que encabeza la nota de Sanz es clave y marca el punto de inflexión en el carácter de toda crítica, reportaje y comentario periodístico acerca de ese sujeto u objeto llamado CFK. Me parece de suma importancia que tratemos este tema básicamente desde lo psicológico y psiquiátrico, ya que ahí se origina y descansa toda la locura kirchnerista, y así no malgastamos energía en la discusión de asuntos puntuales como por ejemplo si se calculó bien o mal la inflación de mayo de 2014. Por "locura" quiero sintetizar todos los posibles términos de orden patológico que le caben a la señora y a su gobierno. Me estimuló en ese sentido el cuarto bloque escrito por el lector "G", magníficamente expresado y que dio en el centro de la cuestión. Muy bueno el concepto "ideología de la mitomanía", a lo que puedo agregar que tal ideología sólo puede llevarse a la práctica por el entorno no tan patológico pero sí oportunista y servil que rodea a la dama, ya que ésta, precisamente por su grave cuadro psiquiátrico, en principio carecería de ideas claras y coherentes (necesarias para una ideología) y además no puede adscribir a ninguna, ya que sencillamente es absurdo pregonar "justicia social" o "antiimperialismo" envuelta en vestimenta, joyería, relojería, cosmética y pelo postizo por una cifra de cincuenta mil dólares. Uno de los términos mencionados es "mitomanía", utilizado por Sanz en el encabezamiento. Según fuentes especializadas, mitomanía es "...una necesidad nacida de disfrazar la verdad, de mentir y de disimular: ella tiene por móvil el orgullo, el interés, la vanidad, la venganza o el erotismo, y el deseo inconfesado del enfermo de llamar la atención sobre sí. La mitomanía es muy frecuente en los casos de los débiles mentales, de histéricos y de perversos. Ella (la mitomanía) engendra la estafa y la calumnia; ella inspira a los falsos profetas..." Es decir: La mitomanía clínicamente es una forma de Paramnesia o perversión de la memoria. Junto con la Hipermnesia y otras entidades, componen el capítulo "Transtornos de la Memoria". El forista "G" también menciona el "delirio psicótico", otro transtorno interesantísimo para develar el calamitoso estado cerebral de la arquitecta egipcia. (Si no es molestia, lo describo): El "delirio", en general, es un juicio erróneo acerca de la realidad que no es susceptible de corrección. Es el caso de la "idea fija", que no es considerada por el enfermo como un fenómeno anormal, sino que aparece con el valor de una certeza. Entre las formas del delirio encontramos las "ideas de grandeza", donde el enfermo está exageradamente satisfecho de sí mismo, de su valor social y su bondad para con sus subordinados. El "delirio de competencia", también presente, caracteriza al enfermo que se siente capaz de resolver todos los problemas: se creen aptos para aprender todos los conocimientos y todas las ciencias en poco tiempo (recordar "bad information" y "hache dos cero"). Otro delirio es el de riqueza, donde el enfermo enfatiza explícita o implícitamente sus fortunas, títulos de nobleza o profesionales (recordar las descomunales cifras que rapiñó, y también lo de "abogada exitosa" y arquitecta egipcia). En el caso particular de CFK, carece totalmente de título alguno y desconoce absolutamente los idiomas extranjeros. Y tal como destaca el lector "G", hay que incluir las "psicosis delirantes", que son dos: la parafrenia o psicosis delirante fantástica, que contiene una superabundante y paralógica imaginación (se nota?), y la paranoia o psicosis delirante sistematizada, que supone un delirio muy estructurado y pseudológico. Por lo demás, la lista de actos fallidos, impulsos infantiles y lapsus linguae de la susodicha es interminable. Uno muy triste y perverso: "vamos, terminemos rápido porque viene otro tren y nos lleva puestos", (mientras se ca.aba de risa). O los telefónicos "soy yo, Cristina, pelotudo" y "andá pelotudo, ponete a trabajar". Como marqué al principio, el trasfondo del engendro Cristina es de tipo psiquiátrico y de maduración. Con sus 60 y pico largos, literalmente no ha superado la preadolescencia, con todas sus características y vicios. Con este bagaje de miserias, en otros países es imposible acceder a un gobierno y enriquecerse hasta el hartazgo, pero cuando una monstruosidad cuenta con respaldo cultural (como dice el amigo "G"), consigue llegar a donde llegó CFK. Revisemos cuánto tuvo que ver cada uno de nosotros con ese respaldo cultural.

  4. En los sesenta tenía una maestra que era estudiante de Filosofía y Letras. Ante mi asombro, nos recomendaba el absurdo de no ser materialistas y que seamos "idealistas" como el Quijote. Me imagino que de Cervantes sabía poco y nada. Me pregunto dónde encajaba el materialismo dialéctico en todo eso. La cosa es que pocos ubican el significado real de aquellos "jóvenes idealistas". El idealismo de esos jóvenes, que comúnmente se confunde con tener sueños o ideales, o buenos deseos sociales o socialistas, en realidad se refiere al idealismo absoluto alemán. En poquísimas palabras: El Idealismo Subjetivo planteaba una sutileza científica y advertía que todo conocimiento es indirecto, y que aunque hay mecanismos de conocimiento universales la realidad exterior es siempre algo que se vislumbra pero es inalcanzable por el conocimiento, o también que el conocimiento es incapaz de contener la realidad. Por el contrario, el idealismo absoluto plantea un constructivismo en extremo soberbio y caprichoso: Todo espíritu construye su propia identidad y conoce a través de ella; la realidad no existe ni hace falta que exista porque lo único que existe es la construcción del espíritu. Esta línea filosófica, sumada a la ideología darwinista y alguna que otra profecía dialéctica, fueron la base de todas las tiranías totalitarias del siglo XX. Hay una construcción arbitraria de "identidad" a partir de la dialéctica y la controversia y a partir de eso, una construcción arbitraria de una realidad totalmente ajena a los hechos porque no trabaja con la realidad sino que constituye una especie de divorcio contencioso de la realidad. El colmo de los colmos es que Filmus nos ponía en Encuentro al picadito de viruela para explicarlo y los pibes del bar lo miraban con cara de "ahora entendimos todo".

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Cristina demuestra cada vez más cinismo

La expresidenta y candidata a senadora por el frente Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, se presentó en el microestadio de Lomas junto al intendente local, Martin Insaurralde y habló frente a un auditorio de pensionados y jubilados a quienes les dijo que...