Larreta gastó casi dos millones de pesos para que le den una “tercera opinión” por una obra

4
2653
LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD VIENEN CON ESCÁNDALO INCLUIDO
LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD VIENEN CON ESCÁNDALO INCLUIDO

El Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires acaba de disponer una de las medidas más polémicas del año que recién comienza, en el marco del recorte de gastos que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri.

 

Según se desprende del Boletín Oficial de este lunes, la Dirección General de Obras de Ingeniería y Arquitectura, que depende de Horacio Rodríguez Larreta, gastará un millón ochocientos noventa mil pesos para buscar una "tercera opinión" en el marco de las obras que se llevan adelante en pos del armado de los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se harán en Buenos Aires en octubre de este año.

Se trata de la tercera edición del referido certamen, un evento multideportivo internacional realizado cada cuatro años por el Comité Olímpico Internacional y que, por primera vez, se hará fuera del continente asiático.

En ese contexto, aparece una ambiciosa obra: el futuro Parque Olímpico, que será la sede central donde se realizarán los Juegos Olímpicos de la Juventud. Quien lleva adelante las obras de marras,  la Dirección General de Obras de Ingeniería y Arquitectura, se ha encontrado con una situación impensada en el marco de los usuales estudios de suelo.

Sobre la base de ese trabajo, surgió que “el terreno sobre el que apoyaba el contrapiso tenía una muy baja capacidad portante y un comportamiento en el tiempo muy difícil de predecir, por tratarse de un suelo de relleno sanitario de un espesor promedio de 10 metros”, de acuerdo a lo que aparece en el Boletín Oficial.

Ante ese panorama, el gobierno porteño decidió realizar “diversas reuniones entre los asesores de las empresas y el asesor que realizó el proyecto de licitación; y a fin de tener una tercera opinión al respecto se convocó al Estudio Guitelman, que ha asesorado a esta Dirección General en obras de similar complejidad”.

En buen romance, lo que ha ocurrido es simple y sencillo: se convocó a especialistas para hacer una obra y, ante una eventualidad que deberían resolver esos mismos expertos —por algo se los contrató, justamente, y por una millonada— se decide hacer un nuevo desembolso de dinero para que un tercero dirima la cuestión.

No se trata de moco de pavo. Como se dijo, se desembolsaron casi un millón novecientos mil pesos para que el Estudio Guitelman hiciera un mero informe, el IF-2017-30218250-DGOIYA.

No obstante lo dicho, la cuestión es aún más escandalosa si se tiene en cuenta que la contratación se hizo, siempre según las “excusas” oficiales, “teniendo en cuenta la imperiosa necesidad de no retrasar los plazos de las obras”. Las cuales, como ya se mencionó, deberán estar terminadas en… ¡octubre!

Tribuna de Periodistas intentó hablar con Claudio Alejandro Cané, director General Obras de Ingeniería y Arquitectura del GCBA, pero nunca pudo ubicarlo.

Los intentos de entrevistarlo persistirán, ya que las preguntas se acumulan y alguien deberá responderlas de una vez y por todas.

COMPARTIR
Artículo Previo El misterioso (y costoso) viaje de Diego Santilli a Londres
Artículo Siguiente Palo y zanahoria: entretelones del pacto Macri-Moyano
Armin Vans
También en
 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Por algo será que no se fía de las otras empresas... Y.., si el terreno no da para soportar el peso de las obras a realizar??? Si se viene algo abajo ??? Quién lo garpa??? Quién pone la cara???

  2. Un animal. Por lo visto hablan de obras pero no tienen un proyecto. Porque el estudio de suelos tiene que ser previo al diseño y cálculo de la estructura, que incluye las fundaciones. Todas esas consultas y preguntas son en realidad parte elemental de lo que es un proyecto de un profesional. ¿Están construyendo a lo villero? No me extrañaría que si. En general cuando los municipios hacen edificios propios o a su cargo, no cumplen nunca con el Código de Edificación. Es lo de siempre, ni me quiero imaginar los sanitarios o la ventilación, o los lugares de estacionamiento. Es obvio que todo esto suena a corrupción de la peor, que es la que "pone a una empresa" a que haga lo que quiera, y después cuando surgen los problemas que ellos mismos inventaron, salen como los bomberos a gastar más guita de la nuestra.

  3. Y hay mucho más para decir. Gran parte de la tragedia del despilfarro y la corrupción en argentina se justifica y se realimenta en la creencia de que los mejores para "tomar decisiones" son los que no saben, y que los profesionales están para arreglar los problemas o mentir los resultados. El argumento es que el que no sabe se la juega y va para adelante y el que sabe piensa primero lo que hace. Al parecer la primera es la que vale y la otra no. Ese "pensamiento" es evidente que está diseñado al servicio de la corrupción. Así arman las empresas de ingeniería, sin ingenieros o con ingenieros tercerizados, o los estudios y empresas constructoras sin profesionales. Después si tienen guita de la nuestra, o del lavado, caen en la obvia de darle todo a una "empresa grande" y que haga lo que quiera. Cualquier parecido con la clínica de la falsa Dra. Rímolo, es totalmente real y no es ninguna coincidencia.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Ahora, Larreta les “regaló” subsidios vitalicios a escritores y actores ignotos

Horacio Rodríguez Larreta es toda una caja de sorpresas. Cada día a través del Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires gusta sorprender a propios y ajenos con erogaciones que mueven a la polémica, como cuando gastó casi dos millones de pesos para...