Moyano: solo como perro malo

4
1942
MUCHOS SE BAJAN DE LA MARCHA
MUCHOS SE BAJAN DE LA MARCHA

Los Moyano (Hugo y Pablo), usarán la Confederación General de Trabajo (CGT) para subirle el fuego a la protesta convocada desde el gremio de Camioneros, la cual ya tiene día, hora y lugar.

 

La protesta organizada por Hugo Moyano se confirmó para el 21 de febrero a las 15:00 horas en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano.

Sin embargo, son cada vez menos los que apoyan al sindicalista y que han decidido retirarse de la lista de quienes fueran a concurrir a la marcha. Como ya se sabe, hay dos miembros del triunvirato de la CGT que resolvieron “bajarse”, estos son Carlos Acuña y su compañero Héctor Daer.

Es dable destacar también que Acuña mencionó que “es muy probable que Luis Barrionuevo tampoco movilice”, sin mencionar que tampoco participarán la Unión Ferroviaria, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), La Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), entre otros.

De esta forma, solo se quedan del lado de Moyano: Juan Carlos Schmid, quien participará con su sindicato de Dragado y Balizamiento, junto con la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y con algunos movimientos sociales como Barrios de Pie, la Corriente Combativa Clasista (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

En este contexto, la incógnita más importante tiene que ver con las bajas de esta marcha, ¿Por qué Moyano tiene cada vez menos seguidores?

Por empezar le juegan en contra errores que ya se cometieron en otras marchas al mando de Hugo, como por ejemplo, la protesta que se realizó el 22 de octubre del 2017, la cual terminó siendo monopolizada por el moyanismo, y donde se percibía la postal de enfrentamientos violentos con una imagen de desprecio hacia los combatientes caídos en la guerra de Malvinas.

Vale recordar a un militante caminero utilizando una cruz de la recreación del cementerio de Darwin ubicado en la Plaza de Mayo simulando ser una espada, un completo acto antipatriótico.

También le jugó en contra acercarse a la figura de la otrora presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, ya que muchos decidieron no pegarse a una marcha que se encuentra favoreciendo a un partido político, esto mismo derivó a un pensamiento referente al estado judicial que compromete a los Moyano, desembocando en la idea de que la protesta no es ni más ni menos que a favor de las causas que los complican y no en pos de los trabajadores.

Tampoco fue una buena decisión dejar que la Campora se sume a la protesta, muchos repudiaron esta conducta y prefirieron abrirse.

Incluso, hasta el Gobierno hace su parte, es sabido que el oficialismo en los próximos días firmará un decreto, el cual servirá para que se le entreguen los fondos correspondientes a las obras sociales, algo que Cristina había cancelado mientras presidía la Argentina y ahora el presidente Mauricio Macri lo reconoce, por esta razón existen quienes llegaron a la conclusión que no es momento de enfrentarse al macrismo.

Fue el mismo titular del gremio de Obras Sanitarias (SGBATOS), José Luis Lingeri quien le dio la espalda a Moyano y destacó que “la mejor manera de darle respuesta a las demandas de los trabajadores pasa por una fuerte apuesta al diálogo (con el Gobierno) y no por la confrontación”.

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Esperemos que el gobierno tome nota y acelere los planes respeto a reactivar los ferrocarriles y diseñar vias alternativas de transporte por vía fluvial ya sea a nivel regional de forma complementaria con el ferrocarril y transporte de carga vial, para así terminar con el monopolio de ese sistema CARO y encima usado COMO EXTORSION no solo para el gobierno sino para la sociedad.

  2. Como siempre, la izquierda haciendo barbaridades monumentales. SE queja de Moyano pero lo apoya. Habla de los aparatos sindicales pero la CTA se encolumna detrás de ellos creyendo así que los "trabajadores" tomarán "conciencia" acerca de sus dirigentes. Definitivamente, la izquierda en la Argentina es conservadora, nunca fue revolucionaria. Y es parte del problema más que de la solución. Ah, espero que Michelli de la CTA se solidarice con Moyano al mando de su super-camioneta que parece un transatlántico.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus