¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El periodismo hizo un papelón ante el caso Natacha Jaitt

28
44068
Silencio, complicidades y otras cuestiones
Silencio, complicidades y otras cuestiones

Antes de escribir estas líneas, en una incorrectísima primera persona, debo hacer dos aclaraciones:

 

1-No defiendo a Natacha Jaitt. Lo que ha dicho deberá probarlo donde corresponda. Como lo he mencionado en más de una oportunidad, jamás me la he cruzado en mi vida.

2-Condeno las prácticas de la Agencia Federal de Inteligencia (exSIDE), un organismo inservible por donde se lo mire. Solo ha sido útil para tener a sueldo a los principales periodistas del país, merced a un perverso sistema pergeñado por los expoderosos Fernando Pocino y Antonio Stiuso. Nadie zafa allí, ni la antigua ni la nueva conducción de la AFI.

¿Por qué la aclaración? El nivel de paranoia que se vive en estas horas en el ámbito periodístico es superlativo, pocas veces visto con anterioridad.

Ergo, si uno cuestiona el corporativismo con el que se movieron puntuales hombres de prensa, es porque responde a intereses oscuros, los mismos que se encontrarían detrás de la supuesta operación que llevó a Jaitt a decir lo que dijo en lo de Mirtha Legrand.

Dicho sea de paso, ¿quién motorizó la movida y por qué? Aún nadie lo ha respondido, ni siquiera el fiscal Federico Delgado, quien investiga la versión y debió aclarar que no se ha podido probar aún que hubiera una operación en ciernes.

Es curioso, porque los mismos periodistas que han sabido cobrar por parte de la AFI suculentos sobresueldos —a algunos de ellos los expuse en esta nota del año 2007— ahora acusan a esa misma agencia de operar en su contra. ¿Alguien puede creer semejante contradicción?

Ninguno de los afectados ha dicho aún lo que se esperaba, lo más simple: “Soy inocente”. Tampoco ninguno ha condenado la pedofilia todavía. Solo han salido a hablar en tropel de una imprecisa “operación”. Otra vez: aún no han dicho quién la habría motorizado ni por qué.

Lo único que han hecho es salir en coro a pronunciar frases idénticas y sobreactuadas, lo cual los puso en una situación difícil de explicar. Si Jaitt está “completamente loca”, como dijeron algunos de los colegas, ¿por qué preocuparse por sus dichos? Más aún: ¿Para qué contestarle?

Los periodistas que acusaron a la “mediática” de señalar sin pruebas a referentes de la política, los medios y el espectáculo, son los mismos que suelen levantar sus dedos acusadores a diestra y siniestra sin aportar jamás un solo indicio de sus dichos. ¿En qué quedamos, muchachos?

En estos días, los periodistas hicieron todo menos lo que debían hacer: chequear si los datos arrojados por Jaitt eran ciertos o falsos. Fue más importante intentar callar la incómoda cuestión. ¿Los menores abusados? Bien, gracias. Nadie pregunta por ellos.

En la mesa de Mirtha Legrand, dos periodistas de fuste como Mercedes Ninci y Gustavo Grabia tuvieron la chance de solicitarle a Jaitt más precisiones sobre sus señalamientos. Sin embargo, prefirieron pedirle que se callara la boca. Increíble, pero real.

A la hora de incomodidades, hay una cuestión en la que pocos han reparado: las versiones sobre la participación de conocidos periodistas y artistas en la trama de pedofilia que hoy investiga la justicia, es anterior a las menciones de Jaitt. Quien tenga alguna duda solo debe usar los buscadores de Facebook y Twitter.

Incluso el mismísimo Eduardo Feinmann hizo mención a ello antes de que la mediática estuviera sentada en el programa de Mirtha. Fue al entrevistar a la fiscal María Soledad Garibaldi. Ver a partir del minuto 8:

No fue el único: el colega Nicolás Wiñazki lo dijo públicamente y luego lo ratificó a través de su cuenta de Twitter, a pesar de las fuertes presiones que recibió. Por canal TN habló de “la red más importante de pedofilia”, donde aparecen “periodistas, deportistas, artistas y celebridades, todos involucrados”.

Y añadió: “Algunos todavía no están imputados en el expediente, pero hay famosos mencionados por chicos, alguno que mandó su abogado para ver el expediente y no se lo dejaron ver”.

Al día siguiente, el procurador Bonaerense Julio Conte Grand —a la sazón, familiar de la mujer de Luis Majul— salió a aclarar que no había famosos ni periodistas en la causa judicial. Allí mismo, sin que nadie se lo preguntara —y sin que nadie lo hubiera mencionado antes— sostuvo que tampoco había “dueños de medios” involucrados. ¿Por qué lo dijo? ¿A quién intentó tranquilizar?

Días más tarde, Marcelo Longobardi lo dejó en ridículo: el viernes 6 de abril admitió que Enrique Pinti sí aparecía en el expediente.

¿Por qué el periodismo permanece en silencio ante todo lo antedicho? ¿A qué se debe la defensa corporativa que hacen en estas horas? ¿Acaso la trama es más espesa aún y podría involucrar a más famosos?

Por ahora, preguntas sin respuesta. Solo interrogantes para tratar de entender el errático comportamiento de algunos colegas... Si es que merecen llamarse “colegas”, claro.

COMPARTIR
Artículo Previo Las imprecisas (y risueñas) predicciones de Pity la numeróloga
Artículo Siguiente La mayor decepción: Macri recibió a Trimarco
Armin Vans
También en
 
 

28 comentarios Dejá tu comentario

  1. Yo tengo la impresion que Gary ya se dio por perdido. Sino no se entiende. No pretendo entender su logica psicopata. Solo se que coprofago le queda chico. Ya esta... terminado.

  2. Al respecto de la nota: la defensa corporativa tiene una explicacion simple: si se rompe la omertá los afectados no se sentiran obligados a guardar los secretos ajenos. Entonces para que no caigan en la desesperacion y hablen se los protege. Lo cierto es que secretos estrictos hay muy pocos. El grueso de las cosas se saben. Lo que evitan es que sea de publico conocimiento. Esto nisiquiera es novedad. Novedad es que se los señale publicamente.

  3. Si aporta pruebas fehacientes y se confirma, todo ok. Pero dar por sentado que una denuncia pública sea cierta solo por haber sido hecha en TV, es un horror. Destruir la vida y el buen nombre de varias personas por quién sabe qué razón, es un asco.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Pedofilia: ¿Y si Natacha Jaitt tiene razón?

Esta semana, la sociedad se estremeció por las denuncias de una médica que denunció puntuales abusos de menores en el marco del club River Plate. Los señalamientos se conocieron en medio de la investigación judicial que involucra como víctimas a...