¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Por qué a ningún gobierno le interesa esclarecer el atentado a la AMIA

11
La hipocresía de los políticos argentos
La hipocresía de los políticos argentos

Nadie zafa. Ninguno de los gobiernos desde el menemismo a la fecha ha hecho nada para esclarecer realmente el atentado a la AMIA.

 

Gustan rasgarse las vestiduras apenas asumen, todos, asegurando que harán sus “mejores esfuerzos”. Incluso prometen desclasificaciones de archivos y creación de organismos independientes para avanzar en ese luctuoso hecho.

Pero todo queda en palabras. Porque finalmente terminan cediendo a las presiones foráneas, que no quieren que se llegue a la verdad.

Básicamente, porque esta es insoportable y compromete a demasiados intereses: fuerzas de seguridad, políticos de renombre, agentes de Inteligencia —locales y extranjeros— e incluso ostentosos empresarios.

Entonces, la verdad termina sepultada. Y cada nuevo gobierno le echa un poco más de tierra al asunto.

Ni Menem, ni De la Rúa, ni Duhalde, ni Néstor, ni Cristina, ni Macri hicieron nada en pos de llegar a la verdad, sino todo lo contrario. Y Alberto Fernández se encamina a lo mismo.

Porque, si no lo hace, no habrá ayuda de EEUU para negociar la deuda. Lo mismo que le sucedió a los Kirchner en 2003. Exactamente igual.

Entonces, Néstor juró que se avanzaría contra viento y marea para encontrar a los verdaderos responsables de lo ocurrido en la AMIA el 18 de julio de 1994. Pero el voluntarismo le duró poco.

En su primer viaje a EEUU debió ceder a sus pretensiones a cambio del apoyo para salir del default en el que se encontraba el país. Y así lo hizo.

A partir de entonces, todo el discurso de Cristina Kirchner sobre el tópico AMIA viró en un 180º. Se aclara que la hoy vicepresidenta supo presidir la comisión que investigó ese atentado y el de la Embajada de Israel, ocurrido dos años antes. Ergo, ella sabe bien lo que ha ocurrido allí.

La trama la he contado un millón de veces: promesas de Menem a los sirios en 1988 que no se cumplieron. Esquivo lavado de dinero narco y reactores nucleares fueron el disparador de lo que ocurriría en Buenos Aires años después.

Un atentado, luego otro atentado y, finalmente, la muerte de su hijo. 1992, 1994 y 1995. Un lunes, un martes y un miércoles.

Se inventó luego la historia de una Trafic que no es tal y se acusó falsamente a Irán. Se dijo incluso que era una escisión de la pelea entre árabes y judíos en Medio Oriente. Falso.

El expediente, en sus primeras fojas, revela toda la verdad. Allí aparece incluso la factura de la bomba que estalló en la mutual judía. Hubo mano de obra local contratada por Siria. Espías y policías federales hicieron el trabajo.

Quien llegó a avanzar más que nadie fue Mario Cimadevilla, puesto por Mauricio Macri al frente de la Unidad Especial AMIA a poco de asumir. Automáticamente fue eyectado. Solo por decir la verdad: que Irán nada tenía que ver con el atentado y que había que apuntar a Siria.

Quien abrigue alguna respecto de esta “verdad”, solo debe revisar el cable secreto EISRA 010365/1994, que fue desclasificado en 2003: allí queda de manifiesto que el gobierno del entonces primer ministro israelí Yitzhak Rabin propuso al gobierno de Menem coordinar una interpretación unificada de lo sucedido en AMIA, que conviniera a los intereses políticos de ambas administraciones. Acto seguido, se acordó acusar a Irán y dejar de lado a Siria, país al cual apuntaban todos los indicios.

De este modo, ambos gobiernos condicionaron la investigación desde el primer momento, con el acento puesto en las respectivas ventajas políticas que cada uno pudiera obtener y sin interés por descubrir la verdad y el castigo de los responsables.

En ese contexto, el anuncio que hizo Alberto Fernández de desclasificar documentos que ya estaban desclasificados, suena a burla a los familiares de las víctimas del atentado. Sobre todo cuando se ha decidido no revelar los “papers” que involucran a agencias de espionaje foráneas, como la CIA y el Mossad.

Por lo dicho, está claro que a nadie le interesa lo ocurrido en la AMIA. Ni a los referentes de la política, ni al periodismo —que ha hecho un pésimo trabajo, salvo contadas excepciones— ni a la sociedad. Todos juran que sí les interesa, pero no es cierto.

La hipocresía domina la escena. Bienvenidos al circo.

 
 

11 comentarios Dejá tu comentario

  1. Te explico Piratón, los israelíes están librando guerras continuas con sus vecinos árabes, y no son guerras cualquiera para ellos, sino que son DE SUPERVIVENCIA, ergo NO PUEDEN PERDER NINGUNA, sino para ellos sería la última. Esto explica para mi, que se hayan involucrado en "nuestros" bombazos, porque estos han sido parte de las estrategias post implosión de la URSS de su "protector" y del cual depende su existencia, el Imperio yanki. Las que consistieron básicamente en fabricarse un "enemigo propiciatorio" para lo cual echaron mano al Islam, al que el Imperio yanki y sus socios british habían usado desde la 1era. GM como aliado contra los soviéticos. Irán fue el primer candidato a serlo, de ahí nuestros bombazos. Si leés mi comentario supra, la peculiar secuencia de los bombazos(primero uno alevoso e inédito, 28 meses después otro MÁS ALEVOSO TODAVÍA y luego de éste NO MÁS BOMBAZOS) muestra claramente que el objetivo de estos fue romper la estrechas relaciones Argentina e Irán, que lo persas fueron construyendo durante el Alfonsinato y que pretendieron continuar con el cotur Menem, lo que lograron hasta el bombazo AMIA. No fueron "atentados" los 2 bombazos, sino "acciones de guerra" de estados, y por eso tuvieron un encubrimiento de estado(del nacional "nuestro" como está archi-probado), que ha estado impuesto por el Imperio yanki, que es el único poder en el mundo que puede hacerlo y sostenerlo por 28 años.

  2. José Petrosino: Agradezco su pormenorizado informe de COMO sucedieron los hechos, pero lo cierto es que para LOS ARGENTINOS, sea como sea, fueron dos HECHOS AJENOS a a los intereses 100% Argentinos, sino una repartija del como siempre, de los INTERESES INTERNACIONALES, en los que Argentina es el convidado de piedra, mas cuando, despuès de EUA es el país que mas integrantes de la comunidad Judía contiene, no siendo casual que el Congreso Mundial Judio tenga como sedes en TODO el continente Americano, la de de New York y la de Bs.As.siendo Eduardo Elztain (solo Eduardo, para "amigos" como Cristina y Macri). Es por ello que NUNCA, DESDE ARGENTINA, va a salir ALGO claro. Mas ahora que entraron a jugar Putin y Xi JInping en el escenario mundial. Paradojicamente, Trump podría patear el tablero, mas por torpeza que por estrategia, pero su yerno no le permitiría que expusiera al Estado Judio y los acuerdos que tenían con Bush padre.Slds.

  3. Acá, en este pais" paraiso de la Impunidad" El que tiene la verdad es el sr Senador Carlos Saúl Menem, el es el único responsable de esto, él desato la caja de Pandora al no pagar un prestamo para su camña política, alla circulando con su menemobil. Rio III tambien le manda saludos al de Anillaco.., nó si por vende patrias no nos quedamos cortos por acá!!!!! Una jauja de ispa, gracias a una gran parte de la ciudadanía que es permisible ante le delito. Bah los piolas de siempre....

  4. goyo, el cotur es responsable de la voladura de Río III junto con los milicos del arsenal, que lo hicieron para blanquear los faltantes de armas que habían sido vendidas en los Balcanes. El 1º embarque fue para los croatas y los otros 4 para los musulmanes bosnios. El "operativo" estuvo "bastante bien hecho" desde el punto de vista de los milicos: nadie en el arsenal sufrió siquiera un rasguño, los muertos, creo que 3, lo fueron en el barrio vecino al depósito que fue lo que voló. El arsenal se construyó hace más de 50 años y la zona circundante era campo. El depósito estaba ubicado en uno de los extremos y aislado del resto del arsenal con un talud de tierra, pero abierto a lo que entonces era campo abierto. Típica imprevisión argentina se dejó construir un barrio en esa zona de riesgo. Es una falacia y un disparate que los 2 bombazos indiscriminados en Baires hayan sido para "vengarse" de Menem, ya sea porque éste haya recibido guita para la campaña y luego incumplido promesas. El único que le dio guita al cotur para la campaña, u$s 6 millones, fue Kadafy, que lo hacía con todos los candidatos de origen árabe de América Latina. Es falso que el sirio AlAssad le hubiera dado guita a Menen, y es un disparate que éste se pudiera haber "vengado" del cotur por las promesas de asistencia nuclear que le hizo cuando viajó a Siria en 1988 luego de ganarle la interna peroncha a Cafiero. En esa época el cotur decía los disparates más increíbles: como que iba a invadir las Malvinas, dar un salariazo y nacionalizar todos los bancos. AlAssad ha tomado lo que le decía el cotur como de quien venía y jamás se lo podría haber tomado en serio. Si AlAssad hubiera tenido algo que ver en los bombazos e Israel y USA lo encubren acusando falsamente a Irán por estos, habría logrado una hazaña más grandes a los ojos de sus paisanos árabes que las del mítico Saladino de las Cruzadas. Además si se quisieran vengar de Menem le hubieran hecho algo a él. Los bombazos no le causaron el mínimo daño, sería como si yo me quiero vengar de Juan, y le pego una trompada a Pedro, que no tiene nada que ver con Juan.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

AMIA, un hecho que mezcla narcotráfico, mafia y la muerte de Menem Junior

He escrito un millón de notas sobre el atentado a la AMIA, del cual este sábado se cumplen 26 años. Siempre repito lo mismo, como una suerte de reiteración que busca canalizar la propia impotencia. Porque uno jamás será capaz...