¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Confirmado: el acuerdo con Pfizer se truncó por los negocios del kirchnerismo con Hugo Sigman

11
AstraZeneca es un negocio a medida de Sigman, el siempre sospechado aportante de las campañas del kirchnerismo. A la sazón, dueño del millonario negocio de la vacuna antigripal en Argentina
AstraZeneca es un negocio a medida de Sigman, el siempre sospechado aportante de las campañas del kirchnerismo. A la sazón, dueño del millonario negocio de la vacuna antigripal en Argentina

Lo dije hace unos días y hoy se termina de confirmar: Hugo Sigman es el nombre que aparece detrás de la eficaz demolición del acuerdo entre la Argentina y el laboratorio Pfizer para la adquisición de vacunas contra el coronavirus.

 

De alguna manera lo refrendó este martes el gerente de ese laboratorio en la Argentina, Nicolás Vaquer, quien afirmó en pleno Congreso Nacional que el contrato se frustró porque "el marco legal no es compatible" con las exigencias de la empresa farmacéutica, que le había ofrecido al gobierno de Alberto Fernández 13,5 millones de vacunas contra el Covid.

Pícaro, Vaquer explicó que, aunque siguen las conversaciones con el estado nacional, "es potestad del Poder Ejecutivo decidir con qué vacunas" cierra acuerdos.

Todo lo antedicho conduce a un lugar unívoco: el Instituto Patria, desde donde se redactó el proyecto de ley que Cecilia Moreau planteó como propio y que terminó de romper toda chance de acuerdo con Pfizer.

El diputado Nacional por la UCR Luis Petri lo explicó mejor que nadie: “La obsesión del gobierno era NO cerrar con Pfizer, por eso incluyeron la palabra ‘negligencia’ en el dictamen el 1/10 para impedirlo. La obsesión era negociar y contratar con AstraZeneca la mayor cantidad de dosis”.

El dato no es menor: AstraZeneca es un negocio a medida de Sigman, el siempre sospechado aportante de las campañas del kirchnerismo. A la sazón, dueño del millonario negocio de la vacuna antigripal en Argentina.

Ello merced a los favores que le endilgó Juan Manzur, en los tiempos en los que despuntaba como ministro de Salud de la Nación del gobierno de Cristina Kirchner. Por eso, no debería sorprender que el principal lobbysta de Sigman en estas horas sea Pablo Yedlin, proveniente del riñón del hoy gobernador de Tucumán.

En esa provincia, por caso, el factótum de AstraZeneca es dueño de todos los negocios relacionados con la salud pública. Con los consiguientes retornos, obviamente.

Una digresión: Yedlin era el hombre pensado para dirigir el Ministerio de Salud apenas asumió Alberto Fernández. De la misma manera, Manzur había sido bendecido para oficiar como jefe de Gabinete de la Nación. Pero Cristina Kirchner los bajó a ambos de un hondazo.

Básicamente porque descubrió que el mandatario tucumano ideaba crear algo llamado “albertismo”. En buen romance, peronismo sin kirchnerismo. De pronto, Manzur se había convertido en una suerte de Augusto Vandor “edulcorado”.

Ello explica la repentina aparición, en las últimas horas, de un explosivo peritaje judicial que asegura que sí hubo sobreprecios en el polémico Plan Qunita, pergeñado cuando el gobernador de Tucumán ocupaba la titularidad de la cartera de Salud de la Nación.

De hecho, Manzur había sido sobreseído en esa causa, pero la decisión fue revocada por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal en noviembre de 2020.

Volviendo a Yedlín, fue quien ofició de “ghostwriter” detrás de la muñeca de la ya mencionada Cecilia Moreau a la hora de redactar el proyecto que quebró el acuerdo con Pfizer. Como puede verse, nada es casual.

No obstante lo dicho, el kirchnerismo no solo hizo lo que hizo para beneficiar a Sigman, sino también a Marcelo Figueiras, dueño del laboratorio que producirá la Sputnik V en la Argentina. Se trata de un empresario sospechado de ser testaferro de Cristina Kirchner. Con fuertes indicios de certeza.

Dicho sea de paso, el mismísimo dueño de la firma Richmond habló hoy en el parlamento argentino y juró que en el marco del acuerdo para la producción local de las dosis rusas no hubo gestión alguna realizada por el Gobierno Nacional.

Quien lo refutó fue el ministro de Salud bonaerense, Daniél Gollán, el pasado 21 de abril: “Venimos desde el primer día trabajando con Figueiras: le dimos el dato de que podían laboratorios argentinos producir la Sputnik y se fue rápidamente a Moscú”.

Como suele decir una frase del saber popular, “dato mata relato”.


© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 
 

11 comentarios Dejá tu comentario

  1. No hay acuerdo entre gobernantes argentinos (de todos los pelajes y olores) y empresarios extranjeros, que no sea sucio, corrupto y que no represente una perdida de virginidad para los argentinos. El de Sigman/ Fernández de Kirshner es así también, eso es seguro. Pero, nos salió más barato, lo cual ya es raro. Si hubiera sido con Pfizer nos hubiera costado más qué alimentar a cardenales con chocolatin suizo.

  2. Coincido totalmente con Acqua flor, a lo que agregaría que es una falacia llamar vacuna a este engendro experimental...Una vacuna necesita años de desarrollo para ser utilizada masivamente y pueda cumplir con su objetivo de inmunización...Una falacia de la cual no se hace eco este blog inmundo y lleno de bosta, en sintonía con la casi totalidad de los medios de comunicación, (en realidad de desinformación)...En cuanto a ud. Sanz, ya sabemos que de esta asociación ilícita que usurpa el poder, no se puede esperar nada bueno, así que no descubrió la pólvora ni se va a ganar el Pulitzer por sus "primicias"..Más bien le diría que si le queda una pizca de dignidad, investigue más a fondo los evidentes efectos adversos de esto a lo que ud. tan ligeramente llama "vacuna"..Ud. que tanto aboga por el método científico, por qué en este caso hace caso omiso del mismo ?..A ver si alguna vez en la vida se pone el disfraz de periodista en serio, sino siga participando, o mejor dicho, desinformando...Saludos cordiales..PD.: Para vos Ferrante, cuidate que algún día no te caguen a trompadas por forro..

  3. Además de personajes lamentables como Cecilia Moreau (el fruto nunca cae lejos del árbol) o Yedlin, dio vergüenza ajena escuchar ayer a Mara Brawer. Esta pésima calidad de representantes es digna de un pueblo destinado a seguir hundiéndose en la miseria (en el sentido más amplio de la palabra) y el fracaso. La secta kirchnerista ha roto todas las barreras morales. Ni uno solo de sus miembros tiene ya rasgos de cierta integridad; son perversos, corruptos hasta la médula, con una marcada ignorancia y un orgulloso anacronismo mental.

  4. Han llegado envases o tanques con el preparado de la vacuna Sputnik para ser envasados AQUI EN ARGENTINA. Si ES COMO DICEN, QUE EN PUESTOS CLAVES HAN PUESTO PERSONAL NO IDONEO, QUE A VECES SE AUTOTITULAN DE CIENTIFICOS, PERO NO LO SON, Y LES FALTA PREPARACION Y MAS EXPERIENCIA,; OCUPANDO PUESTOS DE GRAN RESPONSABILIDAD....siguiendo el hilo de Willie Coyote, que nos espera si no hay una rigurosa especializacion de gente capacitada de verdad en el preparado de las siguientes vacunas que deberan ser elaboradas y envasadas en este pais?-Quien controlara que cosa y que seguridades concretas existiran de que las vacunas seran altamente efectivas, valiosas y confiables? Un nuevoo mundo de misterios esta por verse......

  5. “El virus ha demostrado que el mundo entero puede ser fácilmente manipulado a través del miedo, simplemente controlando los medios de comunicación, la academia y la medicina” - Jim Carrey "Imagina que tuvieras un 99'7% de posibilidades de no tener cáncer y te obligaran a recibir quimioterapia". (Eso es lo que está pasando con la vacuna del Covid). Se están muriendo desnutridos los niñitos wichis y en la CABA hablan de un subsidio para TRANS. Donde mierda estamos parados como país solidario.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

El problema con Pfizer tiene nombre y apellido: Hugo Sigman (y nadie lo quiere decir)

Lo de la presunta coima ya es historia. Fue un traspié feroz por parte de Patricia Bullrich, que ahora dice que no dijo lo que sí afirmó. Pfizer no necesita pagar retornos o pedir favores especiales para vender sus vacunas en momentos en los cuales la demanda es descomunal y...