¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Cristina y las contradicciones del plan “democratizador” de la Justicia

17
3776
PONER A LA JUSTICIA A LOS PIES DEL PODER POLÍTICO
PONER A LA JUSTICIA A LOS PIES DEL PODER POLÍTICO

Finalmente, Cristina dijo lo que se preveía: "Quiero una Justicia democrática, no corporativa, sabiéndose que es parte del Estado y que debe aplicar la Constitución". Esa frase, pronunciada en el marco de la apertura de las sesiones legislativas de 2013, es parte de la tan mentada “democratización judicial” con la cual viene amenazando en los últimos meses la mandataria.

 

Con inusual soberbia, la Presidenta anticipó que impulsará una batería de medidas tendientes a modificar de raíz el sistema de Justicia argentino, comenzando por el siempre polémico Consejo de la Magistratura, el cual —dicho sea de paso— fue cooptado por el mismo kirchnerismo hace poco más de seis años.

"La propuesta va a ser que la totalidad de los miembros del Consejo sean elegidos por el pueblo", aseguró. ¿Sabrá Cristina que solo unos pocos países permiten la elección popular de magistrados, sistema tan proclive al fraude?

A saber: en algunos cantones de Suiza y unas pocas municipalidades francesas los jueces son votados por la ciudadanía. Luego, en Perú, Venezuela y Colombia esa modalidad se aplica solamente a los jueces de paz. Ergo, lo que no funcionó en otros países, ¿por qué sería útil en la Argentina?

Independientemente de esto último, hubiera sido productivo que alguno de los hoy concurrentes al Congreso Nacional le hubiera explicado a Cristina que sus intenciones chocan de frente con el artículo 114 de la Constitución Nacional. Allí se explica que el Consejo de la Magistratura solo puede ser regulado “por una ley especial sancionada por la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara”, la cual “tendrá a su cargo la selección de los magistrados y la administración del Poder Judicial”.

En fin, la mandataria siguió avanzando en su capricho y anticipó que se ramificará la instancia de Casación, creando una Cámara en lo Civil y Comercial, una en lo Contencioso y Administrativo, y en lo Previsional, además de la existente. La medida es un claro castigo al fuero Civil y Comercial luego de que la Cámara Federal extendiera un amparo en beneficio del grupo Clarín.

Para que no quedaran dudas al respecto, Cristina armó toda una exposición contra las medidas cautelares, a las que acusó de haberse “transformado en una verdadera distorsión del derecho, en una fuente de inequidad y denegación de administración de justicia".

Parece olvidar Cristina que ella misma utilizó ese recurso en más de una oportunidad, una de las últimas ocasiones fue en septiembre de 2010 a efectos de que los directores del Estado pudieran seguir participando de las reuniones de Papel Prensa. ¿Por qué en ese momento estaba bien apelar a las herramientas cautelares y ahora no?

Las contradicciones de la Presidenta no se limitan a las acciones de su propio gobierno, sino también a la demora en entender que en algún momento había que hacer cambios en la Justicia. Por caso, ¿recién ahora, luego de diez años, Cristina descubre que deben “democratizarse” los jueces?

No es mala la idea de la jefa de Estado, solo que debería aplicarse a otro fuero: el Federal. Allí es donde hace agua el sistema judicial, de la mano de exponentes como Norberto Oyarbide, Rodolfo Canicoba Corral y María Romilda Servini de Cubría, entre otros. ¿Por qué jamás Cristina habla de esos escandalosos magistrados? ¿Será acaso porque estos saben sobreseer a sus principales funcionarios en el marco de los casos de corrupción más escandalosos de las últimas décadas?

De esas cosas no habla la Presidenta… ni tampoco nadie le pregunta al respecto. Es bien cierto que se trata de una realidad incómoda, pero es una realidad al fin.

Si, como dice Cristina, lo que se busca es la “transparencia total del poder público”, no puede faltar en su discurso un capítulo referido a los jueces federales argentinos.

Por otro lado, sorprende el énfasis que la mandataria le pone a la “democratización” de la Justicia sin hacer el mismo esfuerzo en buscar la “democratización” del poder político, sobre todo aquel que integra el Ejecutivo Nacional. ¿Por qué un juez debe ser observado por haber fallado contra los intereses del Gobierno y nada ocurre con los ministros y secretarios que aparecen vinculados a millonarios desaguisados?

Finalmente, Cristina advirtió que impulsará la presentación de declaraciones juradas por parte de los jueces. "Por internet se debe poder tener acceso a las declaraciones de todos los funcionarios de todos los poderes del Estado. Si yo voy a un juzgado y ese señor va a decidir sobre mí, quiero saber, tengo derecho a saber", agregó, al tiempo que lanzó un curioso mensaje a los legisladores allí presentes: "Si a ustedes les cuentan las costillas a todos, cuántas veces vinieron, cuántas veces hablaron, cuántas sonrieron (también es necesario saber) cuáles son los expedientes que tienen los jueces y los tiempos en los que se tratan”, advirtió.

¿Cómo equiparar a quienes representan al pueblo, como son los diputados y senadores, con un poder independiente como el judicial?

El desconocimiento de Cristina a lo largo de su extenso discurso, sorprendió a propios y ajenos. Quien mejor lo graficó fue Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia. La elocuente preocupación gestual que demostró a lo largo de la diatriba presidencial, dijo más que cualquier mensaje verbal directo.

Si bien el magistrado sabía que ocurriría lo que hoy sucedió, jamás imaginó que la verdad superaría sus peores especulaciones. “Se requieren reglas para cuando gane y cuando pierda, para cuando uno esté en el poder o cuando lo deje, cuando sea poderoso o sea débil", advirtió hace apenas unos días, en el marco de la apertura del año judicial. La realidad lo pasó por encima.

La embestida que se avecina contra el poder judicial no es nada auspiciosa. Solo basta recordar las palabras de Cristina en los días en los que se reformó el Consejo de la Magistratura, en el año 2006. Al igual que hoy, Cristina juraba que esa modificación redundaría en mayor independencia de los jueces.

No solo ello nunca ocurrió, sino que hoy la propia jefa de Estado terminó impulsando un cambio a una institución que el propio kirchnerismo ya había reformado.

Y un revelador dato final: el 42% de los jueces nacionales y federales fueron puestos por el oficialismo de turno a lo largo de los últimos nueve años.

Como dijo alguna vez el oportuno Juan Domingo Perón: “La única verdad es la realidad”.

 

Christian Sanz

COMPARTIR
Artículo Previo CFK lo hizo: reabren expediente por la muerte de Menem Jr
Artículo Siguiente La Presidenta prepara a la sociedad antes de exculpar a Irán
Armin Vans
También en
 
 

17 comentarios Dejá tu comentario

  1. Estamos mal y vamos a peor Si bien nos sacamos de encima al astronauta, que nos llevó a este estado de feudalismo democrático, con el hallazgo de Dualde, bendito sea y que Dios lo acoja en su seno, a su debido tiempo, la situación en nuestro saqueado País, va de mal en peor El tema Deuda Externa, ha tomado una gravedad inusitada, sobre todo debida a las bravuconadas del gobierno K, donde se dice no te pago nada y arreglatelas El problema de los atentados a la Embajada y a la Amia, con la decisión de parar toda la investigación, tipo dale el juicio a Oyarbide Los desaguisados en materia de transporte, mostrando fotos de los ferrocarriles chinos, la realidad sobre cuando los tendremos aquí es otro cantar, el hacer un sincericidio, casi le cuesta su puesto a Randazo, con los 40.000 millones de subsidios, que tuvieron los ferrocarriles, que no se sabe exactamente que destino tuvieron El tratar de bajar la inflación por decreto, con el dedo o el puño de Guillermo Moreno, dando congelamiento por 60 días?, congelar que, acaso se sabe de donde partimos El parate de la venta y construcción de propiedades y viviendas, con el otro “decreto” de cepo cambiario La inseguridad “sensacionada”, por todos los que deberían solucionarla, entre paréntesis donde está el super Berni, como siempre le echamos la culpa a cualquiera, aunque sea del palo, como lo es Scioli, últimas declaraciones con el asesinato del custodio del cabo primero que realizaba un servicio de custodia en la casa de la diputada Juliana Di Tullio y de su esposo fue asesinado de un balazo por delincuentes cuando intervino para auxiliar a un vecino que era asaltado en la localidad bonaerense de Castelar. La democratización de la justicia, tomando las palabras del Juez de la Corte Suprema, Dr. Lorenzetti, que dijo, se quieren cambiar los reglamentos para analizar de que se trata Lorenzetti reitera su posición: "No veo necesaria una reforma de la Constitución" El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, volvió a tomar distancia de una posible reforma constitucional, tal como mencionarion intelectuales cercanos al oficialismo. "Yo también me expresé que no lo veo necesario. La opinión de Zaffaroni es legítima. Nosotros coincidimos en muchos temas, pero en este no. Creo que no hay que declarar más derechos, sino aplicarlos, hacerlos realidad", La discusión salarial, con la consiguiente consecuencia de continuar la alta inflación, que según la misma presidente aseguró que con esa inflación el país estallaría en pedazos, lo que parecería va a suceder El no tener la esperada cosecha de soja, por los declives climáticos, que no le dará la necesaria caja al gobierno, para poder resistir y seguir con su desconocido modelo La huida de dólares, que se viene registrando permanentemente, con la menor existencia en el Banco Central y la falta de inversiones externas e internas, que inexorablemente desembocarán en una pérdida del empleo En fin, la lista es muy larga, desearíamos que este sendero, se bifurcara en otro carril, de ser posible a 180º, ya que el abismo está a la vista y no existen barandas de contención

  2. Esta mujer que se cree una DIOSA a ud presidenta Cristina Fernandez, pretende ser la DUEÑA ABSOLUTA de esta tierra Argentina, esa obsecion de democratisar a la justicia que los jueses sean votado por el pueblo ud se esta LAVANDOSE LAS MANOS, TOTAL EL PUEBLO LOS VOTO,uds sra es la principal de ir PRESA con todos los que la rodean y muchos mas, tener dominada la justicia todo el pais queda desamparado ademas de querer la reforma de la constitucion, Un sal atte:Maria

  3. Argentinos, no permitamos que esta mujer reforme la Justicia, si bien habria que hacer cambios, lo mejor creo seria esperar a que se vayan los K, porque lo unico que buscan es salvarse de la CONDENA.

  4. La Argentina ya no es la misma, esta poblada por gente que se deja enganar por gente como esta, que les da limosnas y asi permanecen torturandonos a los ciudadanos de la vieja Argentina, anterior al 2001.

  5. Para Tremebunda: Si es cierto lo que decis, hay que cambiarle el nombre a Garzon, desde hoy se debe llamar Sargento Cabral, porque nos va a sacar la yegua de encima.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas