Coincidencias entre Francisco y el “asesinado” Juan Pablo I

38
10731
CRÍMENES EN EL VATICANO
CRÍMENES EN EL VATICANO

Albino Luciani, más conocido como Juan Pablo I, fue coronado papa en el año 1978. Al igual que Jorge Bergoglio, su discurso fue de humildad y pedido de introspección en torno a la ostentación vaticana.

 

Luciani rechazó la milenaria tradición de la coronación papal y también la tiara: en su lugar, optó por una simple misa de inauguración. Al igual que Francisco, en su Ángelus del 27 de agosto de 1978 —primer día completo de su pontificado— impresionó al mundo con su simpatía y simpleza. "Trataré de ser útil a la Iglesia y deseo que me ayudéis con vuestras prédicas y oraciones", dijo el pontífice entonces, casi lo mismo que repitió Bergoglio casi 35 años después.

Juan Pablo supo ostentar una imagen de hombre amable, cercano y bondadoso, lo cual cautivó al mundo entero. A su vez, su presencia cordial lo convirtió en una figura muy querida incluso antes de que se le conociera la voz.

“Al mediodía, el nuevo papa hizo su aparición en el balcón central de la basílica. Debajo, la plaza se hallaba atestada con unas 200 000 personas. Muchos millones de personas, a lo ancho del mundo, vieron en sus televisores expandirse la sonrisa natural de Luciani al estallar el aplauso de la multitud. Había salido a impartir el Ángelus, pero antes de pronunciar el sermón de mediodía deseaba dar a sus oyentes un vislumbre de lo que había sido el cónclave secreto. Después de acallarse los aplausos y los vítores, Luciani rompió de inmediato con dos tradicionales  normas pontificias: el paranoico deseo de mantener el secreto con el que el papa Pablo había dictaminado los reglamentos del cónclave y el uso mayestático del «nos», muestra de la aspiración papal de gobernar sus propios territorios”, recuerda David Yallop en su libro “¿Por voluntad de Dios?”.

Como puede verse, los parecidos entre Francisco y Juan Pablo no son pocos. Salvo por una cuestión: este último solo duró 33 días en el papado y se sospecha hasta el día de hoy que fue envenenado por intentar hacer una profunda limpieza en el Vaticano. A esa conclusión llegó con gran cantidad de evidencia el referido Yallop en su obra.

“Juan Pablo I, en efecto, murió repentinamente. Murió en algún momento entre las últimas horas de la noche del 28 de septiembre de 1978 y las primeras horas de la madrugada del 29, treinta y tres días después  de haber sido elegido. Hora de su muerte: desconocida. Causa de su muerte: desconocida”, revela el autor.

¿Conocerá esta trágica historia Bergoglio? Es imposible que no la tenga presente, aunque es improbable que algo así vuelva a ocurrir. ¿O no?

Francisco asume con la delicada misión de regenerar los valores de la Iglesia y hacer una suerte de limpieza en el Vaticano después de los escándalos que en los últimos meses han sacudido sus cimientos.

Si desea avanzar realmente en ese sentido, deberá pelear contra poderosos intereses, los mismos contra los que no se atrevió a meterse el renunciante Benedicto XVI.

¿Lo logrará?

 

Christian Sanz

COMPARTIR
Artículo Previo La conspiración que ve el kirchnerismo detrás de la elección de Bergoglio
Artículo Siguiente Bielsa renunció a la Sedronar como parte de un acuerdo entre Cristina y Francisco
Armin Vans
También en
 
 

38 comentarios Dejá tu comentario

  1. José Petrosino, hay un comentario de "Nostradamus" contra Christian Sanz y contra David Yallop, por su prestigio como escritor, que me pareció injusto e inapropiado. A eso estaba dirigida mi crítica. Espero que ahora quede aclarado. Saludos

  2. está hackeada la pagina del artículo sobre el niño que hizo el fuck you a Insfran. Como el traductor de google muestra en un recuadro el texto original cuando se pasa el mouse por encima. Hay insultos y palabras en otros idiomas. Ya pasó otra vez al menos.

  3. Me parece que si efectivamente tienen gran parecido en el deseo de purificar (reformar) la iglesia tanto en la cuestion evangelizadora mas cercana con las necesidades de la gente partricularmente con los pobres y regresar a los principios del cristianismo destacando el amor al projimo maxima de jesus lo cual implica una vida no ostentosa (de humildad como dijera Albino Luciani) y profundamente comprometida con las necesidade del pueblo. Entrana pues, un despliegue de solidaridad, justicia y entrega y al interior de toda la estructura especialmente de la jerarquia eclesiastica que es principalmente la que esta muy alejada del espiritu santo al que suponen representar como ejemplo para nosotros. En eso se parecen ambos pontifices. desgraciadamente el primero no tuvo el respaldo y fue asesinado por la triada ala conservadora y corrupta del alto clero (donde Marcinkus y el secretario de estado estaban a la cabeza), La masoneria Propaganda 2 y la CIA todas ellas implicadas con la mafia y esperamos que este si logre su cometido

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Cómo será la política argentina bajo el "efecto Francisco"

Una encuesta realizada en la Argentina sobre las brasas del cónclave vaticano reveló que más del 70 por ciento de los consultados cree que el Papa Francisco le dará más prestigio internacional al país, pero al mismo tiempo casi la mitad consideró...