El caso Trimarco y la idiotez de las feministas

4
8109
SE LES ACABÓ EL CURRO
SE LES ACABÓ EL CURRO

Desde que mi libro Trimarco SA salió a la calle, puntuales grupos de feministas radicalizadas iniciaron una campaña de boicot contra el mismo. Aclaro un punto de entrada porque es relevante: se trata de unos pocos grupúsculos extremos, otros han acompañado mi investigación.

 

No obstante, esas pocas “manifestantes” radicales han logrado armar un interesante revuelo en las redes sociales.

Se trata de mujeres que no han leído mi libro, ni tampoco conocen el expediente judicial que investiga la desaparición de Marita Verón. Sin embargo, atacan por las dudas.

A algunas de ellas, al igual que a Trimarco y a sus abogados, las he invitado a debatir en el más correcto de los contextos, con respeto y sin agresiones, y solo han sabido responder con insultos e injurias.

Me acusan de algo insólito: buscar “deslegitimar la lucha de las mujeres, revictimizar y perpetuar la explotación de nuestros cuerpos en manos de las redes de trata”, según una de mis detractoras, Lucía Cholakian Herrera.

¿Se puede ser tan imbécil? ¿Puede alguien creer algo semejante? Está claro que esta persona, al igual que las otras feministas extremas —me niego a llamarlas “feminazis”, como suelen encasillarlas— no solo no ha leído mi obra, sino que además desconoce mi trayectoria.

Me he involucrado personalmente contra la trata de personas, uno de los más aberrantes delitos que se puedan cometer, que no podría existir sin la connivencia de parte de la política, la policía y la Justicia.

En 2004 sufrí una de las más duras embestidas judiciales por haber publicado los vínculos del entonces gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, con la desaparición de la pequeña Fernanda Aguirre. Se trató de un entramado de trata de personas que involucraba a funcionarios del entonces mandatario provincial y la policía entrerriana.

Un año más tarde, en 2005, señalé los vínculos del exgobernador José Alperovich con un grupo de proxenetas que a su vez se relacionaban con la trata de personas. Se trata de los mismos que ahora acusan falsamente por la desaparición de Marita Verón.

Como digo siempre, son tipos que merecen estar presos, pero no por ese expediente, ya que está demostrado que nada tuvieron que ver con la evaporación de la hija de Trimarco.

Podría contar muchos otros casos, en los que me involucré de tal manera que puse en riesgo mi propia vida, pero no hace falta. Está todo en la web. Me pregunto: ¿Llegaron a tanto aquellas que me acusan de deslegitimar esa “lucha”?

La discusión es otra: ¿Hay que tapar las mentiras de Trimarco solo porque se ha convertido en un ícono de la pelea contra la trata de personas? ¿Hay que perdonarle la millonada de dinero que le dio el Estado y que omite rendir solo porque es ella?

Lo que plantean esos grupos feministas extremos es absurdo. Ni siquiera lo comparten otros colectivos que luchan contra la trata, con los cuales tengo una relación excelente, dicho sea de paso.

Y ya que los mencionamos: ¿No es sintomático que esas ONG no le crean una sola palabra a Trimarco?

“No creo nada de lo que dice esta mujer”, me dijo en su momento Sandra Ferrini, titular de RATT Uruguay, la más importante ONG a nivel mundial en lo que a lucha contra la trata refiere.

A su vez, Gustavo Vera de La Alameda, otro referente que pelea contra el mismo flagelo, también afirmó que descree su historia. Incluso denunció: “Es lamentable que una persona que en su momento ayudó tanto a instalar públicamente el tema de la trata de personas, termine deformando esta causa y que el día de mañana nos tengamos que enterar de que fue instrumento de lavado de dinero de muchos funcionarios”.

Alicia Peresutti, de la ONG Vínculos en Red, es otra de las que está en las antípodas de la madre de Marita e incluso la acusa por apretar para que le bajen dinero de la Nación: “Parece que todo esto responde a medios extorsivos. Después de un discurso violento, (siempre) aparece el dinero”.

También aparece Myriam Lesa, de la Red Antimafias, quien dijo con claridad: “Las ONG que no nos relacionamos con la política, la remamos de nuestro bolsillo”.

Entonces, luego de lo antedicho, ¿qué se supone que están defendiendo estos grupos de mujeres que me atacan sin conocerme ni haber leído mi obra? ¿Acaso son cómplices de la millonada de plata —solo en 2015 el kirchnerismo le “bajó” a Trimarco más de $23 millones— que la mujer insiste en no rendir?

Lo curioso del caso es que, en la mayoría de los casos, se trata de personas que se llenan la boca hablando de libertad de expresión, pero terminan pidiendo que censuren la presentación de mi libro. Una práctica funesta que solía refrendar la última dictadura militar.

Una digresión: ¿Cómo es que las mismas mujeres que hoy se muestran indignadas nada han dicho sobre los prostíbulos de Zaffaroni?

Está claro que, cuando uno tiene razón, no la impone por la fuerza sino a través del diálogo. Quien no lo hace, es porque justamente carece de ella.

Si tuvieran algo concreto que objetar sobre mi libro, lo debatirían conmigo, pero nunca aceptan. Siempre responden con insultos y calumnias falsas. Ergo, no tienen razón.

“Les arruinaste el negocio, ese es el tema”, me dijo hace tiempo mi amigo Julio César Ruiz, de la Fundación Adoptar de Tucumán, uno de los que me ayudó a desenmascarar a Trimarco.

Empiezo a creer que tiene razón.

COMPARTIR
Artículo Previo El papelonazo de Cambiemos en Mendoza
Artículo Siguiente Así presenté mi libro en Mendoza
Armin Vans
También en
 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Así es Christian, los negocios son negocios; las convicciones, la honestidad en la lucha de una causa, quedan de lado cuando aparece Don Dinero.

  2. Ojala hayas tenido algo de exito este pasado viernes exponiendote a los desconocido. Dado que eres cabeza dura y audaz, y te sales con la tuya, te digo que tengas cuidado de los que mejor te traten, no sea que estas viviendo una peli de espionaje de los tiempos de los nazis. Que se disfrazaban de verduleros y eran altos agentes de la ese ese. Hasta el dia de hoy no me cierran a mi, en mis años ya de persona grande, los ciertos dineros de personas que segun mi manera de pensar andan metidos en los negocios de la trata. De donde, por ejemplo saca tanta plata el Maradona, que ahora inclusive le han puesto a su disposicion una residencia del coño de la madre, a puro lujo frente a una playa privada, como para que tome aire y tenga para solearse...? a cambio de que? el futbol ya no da para tanto, a mas de estar retirado, el abunda en billetes, abunda en plata... Y de donde le viene? de donde la saca? Que contratos extraños tiene? acaso exporta carne argentina a esas areas? Los arabes son comedores de carne? de donde sale la tanta plata? Y que hace la Trimarco, si no hace lo mismo que dice hacer? Desconfio de ella, de Vera y de Maradona. Ademas han dejado al olvido y a capitulo cerrado que paso con el supuesto convento de las carmelitas descalzas, en Gral. Rodriguez, donde un obispo, ya fallecido y Devido, triangulaban dineros a pala, y de donde no se supo mas que paso con las monjas montoneras, que ni eran monjas ni eran religiosas, sino mafiosas. Una mas, ese convento....tenia un refrigerador grandote? Alguna coneccion con los tres muchachos muertos de por ahi, encontrados en un zanjon por ese mismo lugar, no muy lejos del convento? Ya nuestra madre apatrida lo dijo, que todo tenia que ver con todo. Mira, nene, total yo ya soy una vieja pedorra, y como senil que estoy, tengo derecho a fabular y a decir boludeces. Por eso solo no creo que me puedan encerrar. Y vos, suerte, pibe...y adelante Pero no confies en nadie. En estos tiempos de hoy, nadie es tu verdadero amigo y confidente, hasta que asi lo demuestre en su totalidad.

  3. SANZ, a esta altura de su investigación necesita de un ARREPENTIDO. De alguién que FUE PARTE DEL ARMADO DE LA ORGANIZACION DE TRIMARCO. Para ello hay que indagar en diferentes estratos de poder ya sea nacional como provincial. Hay que recordar que DE LA SOTA, fuè uno de los que la erigió de REFERENTE Y MODELO para su politica en contra de la trata. Y De La Sota, no dà puntada sin hilo.De hecho puede observar en un insipidoinforme del Defensor del Pueblo, CUANTAS PERSONAS "vivieron" de la "campaña contra la trata incluida la fundación María de Los Angeles, bajo el título "2009-2014 5 años de lucha contra la trata".http://www.defensorcordoba.org.ar/documentos/Informe_Anual_2014.pdf Con mucha habilidad, se las arregla para vender "políticas públicas" con negociados por detrás. Del gobierno anterior, hay que identificar a los "estrategas" que se encargan de coptar "IMAGENES SENSIBLES" PARA APROPIARSELAS, tal como hicieron con las Organizaciones de DDHH, incluido el colaboracionista de la dictadura Vertbisky. Esos estrategas que vieron la oportunidad de convertirse literalmente en "mas Papistas que el Papa", cuando antes odiaban y denigraban a Bergoglio. Siempre HAY RASPUTINES detrás de personas ambiciosas y con cierta ineptitud para ORGANIZAR Y TOMAR DECISIONES, como era el caso de Cristina, no así el de Nestor, que tenía conciencia de la OPORTUNIDAD y VISION de los RESULTADOS.¡Debe haber muchos COMPLICES SISTEMICOS, la cuestión es encontrar alguno engañado con mejores "réditos" o "expulsado del business"!

  4. Es hartante como unos tienen que dar explicaciones por sus actos a gente que dice una cosa y en la práctica hace otra... Que se adjudican derechos que no reconocen en los demás... Que se creen dueños de una superioridad moral que en la práctica no aplican y hasta invierten sin ponerse colorados... Y es en general pero siempre con el mismo grupo político e ideológico involucrado... Los que hacen todo mal, que demuestran un nivel de agresividad, total falta de argumentos y un comportamiento decadente son los primeros en victimizarse y exigir explicaciones que ellos mismos se niegan a dar cuando se los cuestiona a ellos... A la gente que se maneja con semejante nivel de hipocresía no hay que darle entidad, porque son las eternas víctimas, los dueños de la verdad absoluta e indiscutible, los representantes del pueblo, de la gente y de la patria aunque no los vote ni el loro... No vale la pena discutir con gente que transforman cada argumento en un ataque y solo saben responder con insultos, hablando encima del otro y gritando para que no se escuchen otras voces... Esta gente solo genera rechazo en la gran mayoría y adhesión en quienes tienen resentimiento social... Es imposible discutir razones con quienes se manejan con semejante hipocresía... Y la verdad es que ya cansan... Y como mujer el comportamiento de esta gente me da vergüenza ajena... mas que defender los derechos de las muejeres lo que hacen es denigrar al género. Por lo vistovisto en sus últimas apariciones públicas no tienen nada que envidiarles a los barrasbravas ni a la cultura tumbera...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Censura sobre mi libro de Trimarco en Mendoza

“Me llamaron grupos feministas amenazando con hacer pintadas y escraches”. La frase la pronunció esta mañana la directora de la Biblioteca San Martín de la Ciudad de Mendoza, Marta Babillón, justo antes de decirme que no podría presentar mi...