Sergio Szpolski, el último mercenario K

31
21606
QUIÉN ES EL HOMBRE QUE HACE EL DIARIO DE IRIGOYEN A LOS KIRCHNER
QUIÉN ES EL HOMBRE QUE HACE EL DIARIO DE IRIGOYEN A LOS KIRCHNER

A fines de enero de 2007, conocí a Sergio Szpolski. Nos reunimos en las entonces oficinas de revista Veintitres luego de que yo publicara un artículo que lo acusaba de operar a favor del kirchnerismo y en contra del periodismo independiente (1). Szpolski estaba sumamente enojado conmigo y no ahorró comentarios para hacérmelo saber.

 

Casi al final de la charla, me ofreció escribir para alguna de sus revistas a cambio de que rectificara lo publicado días atrás. Mi respuesta fue tajante: "primero, no pienso rectificarme; segundo, dudo que usted pueda publicar alguna de mis investigaciones, ya que muchas de ellas son contra el kirchnerismo".

A partir de esas palabras, Szpolski intentó convencerme de que nada tenía que ver con el gobierno de turno y juró no recibir más publicidad oficial que la que reciben otros medios. No creí ninguna de sus palabras.

Resignado, el neo-empresario periodístico me acompañó hasta la salida y me pidió que recapacitara en mi actitud, según él "equivocada".

Pasaron casi dos años de aquel momento y todas las mentiras de Szpolski se fueron cayendo una a una. No sólo se demostró sobradamente que sus medios reciben más pauta del Estado que ningún otro, sino que sus operaciones a favor del kirchnerismo son tan evidentes que rozan lo pueril.


El obsecuente millonario

Cuando fundó el Diario de la U junto a Luis Cetrá —dueño de Radio Rivadavia—, Sergio Szpolski hizo un brillante negocio periodístico, dirigido a un nicho nunca antes explotado a nivel comunicacional: las universidades. Ipso facto, comenzó a adquirir medios periodísticos de toda índole: revista Veintitres, 7 días, Newsweek Argentina, y los diarios Diagonales, Miradas al Sur, y BAE. Si bien no puede precisarse de dónde ha sacado Szpolski el dinero para estas adquisiciones, no es descabellado sospechar del irrestricto "apoyo" del Estado.

Las operaciones de prensa hechas por los medios de Szpolski —muchas de ellas denunciadas por este medio— y su encendida defensa al kirchnerismo ayudan a hacer carne las sospechas.

Ni siquiera revista Veintitres —uno de los medios que intentó mantener su independencia— pudo resistir la tentación de operar contra los enemigos K. Un pequeño botón de muestra.


Luego del voto negativo de Julio Cobos, una tapa hecha a medida del kirchnerismo


Acá Veintitrés vendió un supuesto plan que sacaría a la Argentina del infierno. Nunca sucedió


Duro ataque contra los que protestaron a favor del campo


Aquí puede verse cómo se ataca a Macri a través de un funcionario cuestionado que casualmente comparte una foto con él

Lo mismo ha sucedido con otras publicaciones de Szpolski, que no dudan en defender al kirchnerismo en el terreno que sea necesario. La siguiente es la tapa que publicó el diario gratuito El Argentino, luego de que el gobierno anunciara una suba de tarifas eléctrica. La obsecuencia demostrada por Szpolski no merece mayores comentarios.


El hombre de la más-cara de hierro

Sergio Bartolome Szpolski, DNI 17.977.389, nació el 4 de enero de 1965 y, aparte de empresario periodístico, es sociólogo y rabino, graduado en 1991.

Posee —o ha poseído— participación societaria en las siguientes firmas: Sherut SRL (CUIT 30-66321800-6), Racing 2000 SA (30-67711134-4), Gutel SA (30-67729283-7), NCA SA (30-68574066-0); Consud Contrucciones SA (30-68632360-5), Impulsora 2000 SA (30-68731401-4), All Boys 2000 SA (30-68732671-3), Banco Patricios SA (30-68823892-3). Entre agosto de 2001 y marzo de 2002, trabajó en Arlink SA (30-69723979-7), firma perteneciente al mendocino Grupo Uno, sospechado de lavado de dinero anticastrista.

A Szpolski le gusta hacer gala de su eventual religiosidad, pero pocos saben que ostenta un interesante récord en cheques rechazados e inhabilitaciones bancarias (2). Asimismo, fue eyectado de la AMIA por el faltante de tres millones de dólares de las arcas de la mutual israelí (3). El periodista Diego Melamed, en el libro Los Judíos y el Menemismo, cuenta que fue "testigo de la frase de un joven dirigente que al terminar de negociar telefónicamente una importante cuestión judicial le dijo '¿Te das cuenta de por qué me robé la plata de los muertos de la AMIA? Tengo una sangre fría que me asombra...'." Esa persona no sería otra que Szpolski.

Oportunamente, un periódico de la comunidad judía llamado La voz de Israel, dio cuenta de lo sucedido: "una resolución votada por la Comisión Directiva de la AMIA, luego de analizar un dictamen del Tribunal de Ética de la Comunidad judía, aconseja la exclusión de la misma de Sergio Bartolomé Szpolski, quien se desempeñó como tesorero de la institución durante el mandato anterior y al mismo tiempo ejerció la gerencia del (Banco) Patricios, entidad acreedora de la mutual judía.

Esta medida representa la primera exclusión de un dirigente comunitario desde los años 30, cuando se expulsó de su seno a los 'rufianes' de la Tzví Migdal, la nefasta organización de judíos tratantes de blancas". Según el diario judío, el ex jefe de Gabinete Jorge Rodríguez, Miguel Ángel Toma, Gerardo Sofovich y Enrique Coti Nosiglia figuran entre los allegados del rabino-empresario Sergio Szpolski: "Manejó los dineros públicos y comunitarios como si fueran suyos. Fue tenaz opositor de Rubén Beraja, pero —hipócritamente— votó por él —y lo ponderó a viva voz— para presidente de la AMIA". Diario La Nación, por su parte, destacó un interesante comentario: "Beraja representa los intereses del Banco Mayo y Sergio Szpolski, tesorero de AMIA y verdadero conductor de la institución, los del Banco Patricios".

Respecto a esta última entidad, Szpolski estuvo procesado por estafa en el marco de la causa que investigó su fraudulenta quiebra, junto a Alberto Szpolski, Elo Szpolsky y Héctor Kleiman. La Justicia señaló que hubo un eventual manejo fraudulento cometido por los directivos del Banco Patricios en operatorias con empresas vinculadas, en consonancia con el entonces juez Gabriel Cavallo, quien subrayó en una resolución que "representó un manifiesto lucro (indebido) para los beneficiarios de tales préstamos, a los cuales, de haberse adoptado todos los recaudos del caso, no hubieran podido acceder". Esto al margen de que también excedían los límites impuestos por la autoridad de control. "Entre las empresas beneficiarias de esos préstamos figura Nuevos Clubes Argentinos. Esta sociedad registraba una deuda con el banco de 8,8 millones de pesos el 31 de agosto de 1997 y saltó a 11,6 millones el 28 de febrero, poco antes del cierre del Patricios. La deuda fue otorgada sin garantías y registraba atrasos." (4)

Nuevos Clubes Argentinos S.A. es la firma de la cual surgió All Boys 2000 SA —Megatlón All Boys— después de que Nuevos Clubes presentó quiebra y se subdividió en todas las empresas que conforman la Red de Clubes Megatlón.

Es interesante poner el foco en la composición accionaria de Megatlón All Boys All Boys 2000 SA— integrada, según escritura del 30 de noviembre de 1995, por: Ernesto Marcos Spolski 2000 acciones; Sergio Bartolomé Szpolski, 2000 acciones; Fernando Diego Kleiman, 1000 acciones; Edgardo Daniel Kleiman, mil acciones; Pablo Daniel Colarez, 2000 acciones; y Dardo Luis José De Marchi (vicepresidente de San Lorenzo de Almagro), 2000 acciones.

Todo cierra.


Concluyendo

Gran parte del patrimonio que Sergio Szpolski ha acumulado, ha sido logrado a través del armado de sociedades anónimas, algunas de las cuales son compradas y luego vaciadas por él. A su vez, los medios de comunicación que maneja suelen estar saturados por publicidad estatal, siendo uno de los principales destinatarios del dinero de la Secretaría de Medios de la Nación.

Para entender algunos de los acuerdos espurios refrendados entre Szpolski y el kirchnerismo, hay que poner la lupa sobre Mendoza, una de las provincias más vinculadas al lavado de dinero. En esa misma provincia, el ex secretario de Medios, Enrique Pepe Albistur, libra una de sus peleas más duras, en una causa judicial que lo ha puesto contra las cuerdas por intentar apropiarse del mobiliario urbano mendocino.

Allí se han rubricado algunos de los acuerdos no oficiales entre Szpolski y Albistur, donde ambos han dejado en claro las pautas de la férrea defensa kirchnerista a cambio de dinero estatal.

Con el ex Secretario de Medios en serios problemas judiciales, el kirchnerismo agonizante y Szpolski en problemas financieros —junto a media docena de "heridos" que empiezan a revelar la trama de este sucio acuerdo—, más temprano que tarde, los integrantes de esta "sociedad" terminarán tras las rejas.

 

Christian Sanz

 (1) Ver https://periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=2674

(2) Sugestivamente, Sergio Szpolski ha continuado vinculado con el negocio bancario y hace unos años le fue levantada misteriosamente la inhabilitación de la cual había sido objeto por parte del Banco Central, producto de su gestión en el Banco Patricios.

(3) El gran "empresario" Szpolski hasta hace unos pocos años estuvo impedido de salir del país a causa de una serie de causas judiciales. Una de ellas fue una sospechosa quiebra decretada el 10 de julio de 2003 —Causa Provider SA Juzgado Nacional de Primera Instancia Comercial 18 Secretaria 35— y otra el 20 de julio de 2004, en el Juzgado Comercial nro. 15, Secretaría 29.

(4) Por si esto no fuera sumamente escandaloso, en el célebre informe de la Comisión de lavado del año 2001, se menciona a la familia Szpolski en el marco de la operatoria del Banco Patricios.

COMPARTIR
Artículo Previo Secretos del día que mataron a Carlitos Menem
Artículo Siguiente Escándalo Mechetti, ¿por qué la AFIP/Aduana no se presentó como querellante?
Armin Vans
También en
 
 

31 comentarios Dejá tu comentario

  1. Doña Luisa,26 del 11, uno puede ser un emporio, pero no hace falta ser un delincuente como lo resulta ser este tipo Spolski. FELICITACIONES CHRISTIAN.

  2. Christian investiga y pone datos, mientras que los que acá hablan de Lanata y la de Noble ladran cosas infundadas. Es la gran diferencia entre un periodista y un militonto troll K ignorante. Por eso perdieron: por mentirosos, fabuladores, farsantes... y tambien inutiles y ladrones.

  3. Por suerte los trabajadores de "Tiempo Argentino" pudieron armar una cooperativa y seguir con el diario. Ahora los periodistas militantes son Lanata, Leuco cuya pareja trabaja en la fundación SUMA de Michetti, la había nombrado en el Senado pero como ya era mucho parece que la dió de baja ( o sea cobraba el sueldo del senado pero trabajaba para la fundación Suma), también la esposa de Majul aparece como aportante de la fundación SUMA.A esto periodistas militantes hay que agregarles los medios hegemónicos como los del grupo Clarín, más America y el canal 26.Todos éstos machacan todo el día para convencer a la gente que es lindo ser pobre, como pasar las vacaciones en casa etc.

  4. Los "periodistas" K repetian lo de la pobreza del 5%, no investigaban las obras truchas, la fuga de dinero, la inflacion, nada. Algunos, como Navarro, caraduras al mango repetian "gano Scioli por amplia mayoria y Anibal ganó en la provincia"... jaja chantapufis, mercenarios, ladrones, farsantes, estafadores. Esa gente no debe volver a trabajar mas de periodistas, de cartoneros para abajo puede ser.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus