¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Desmitificando a Nisman, con incorrección

27
4021
Un documental como excusa
Un documental como excusa

Y de pronto, Alberto Nisman vuelve a ser noticia. Porque en la Argentina todo vuelve. Siempre como lo refirió Karl Marx: la primera vez en forma de tragedia y la segunda en forma de farsa. Casi como el mismísimo peronismo.

 

En el caso del fiscal, volvió en forma de serie documental en Netflix. Allí, un director inglés llamado Justin Webster intenta dar una mirada sobre su muerte a través del aporte de testimonios de algunas de las personas que tuvieron relación con él.

El intento no es malo, incluso consigue algunas revelaciones, pero lo cierto es que se queda a mitad de camino. Porque uno espera mucho más que el sostenimiento de un micrófono que permita escuchar a tipos como Antonio Stiuso, cuyo misión ha sido la de mentir de manera persistente, como se ha demostrado en el expediente Nisman.

Se espera la contrastación de datos y testimonios, la corroboración de algunos de los dichos de los entrevistados e incluso la desmitificación de puntuales leyendas urbanas, que ya fueron refutadas gracias al método científico (una de ellas la que sostiene que Nisman no tenía restos de pólvora en sus manos, lo cual es falso tal cual reza la foja 2446 del expediente).

Pero no, Webster solo expone datos y más datos, esperando que uno saque sus propias conclusiones. No alcanza en el marco de un caso tan complejo. Sobre todo cuando se mezclan peras con manzanas. Testimonios falaces versus datos que la ciencia expuso con precisión.

El documental de Netflix menciona a este periodista y sus notas

No obstante, no deja de ser interesante el intento, porque revela otras cuestiones, como la falsa autoría iraní detrás del atentado a la AMIA (toda la evidencia conduce a Siria). Un papelón que sostuvieron todos los gobiernos, desde 1994 a la fecha.

También deja tambaleando al otrora “súper agente secreto” Stiuso, quien no sabe cómo salir del atolladero cuando le preguntan por qué no atendió a Nisman el día que lo llamó con insistencia, justo antes de aparecer muerto.

Dicho sea de paso, Stiuso es el mismo que motorizó la denuncia del entonces fiscal especial AMIA contra Cristina Kirchner por traición a la patria, a través de una presentación que fue destrozada por los principales juristas del país.

Por caso, Nisman acusó al espía “trucho” Allan Bogado de haber negociado la impunidad judicial de Irán en Zurich y Nueva York en nombre del gobierno argentino… y era falso: según se demostró posteriormente, ¡Bogado jamás salió del país!

Y hablando de mitos urbanos, debe decirse que, lejos de haber un buen trabajo al frente de la Unidad Especial AMIA, Nisman paralizó la causa durante una década, tal cual surge de las críticas de los familiares de las víctimas del atentado de marras. Quien lo dude, solo debe consultar el expediente en cuestión y se sorprenderá.

El entonces fiscal se dedicó a viajar por el mundo, gracias a la millonada de dinero que le aportaba el Estado, no para esos efectos, sino para que investigara lo ocurrido el 18 de julio de 1994, cuando estalló la reconocida mutual judía.

Si aún así a alguien le quedan dudas, solo debe volver a leer los cables de Wikileaks en los cuales se revela que Nisman trabajaba a las órdenes de la embajada de Estados Unidos. Allí mismo surge una conversación en la que pide disculpas a los yankis por haberse atrevido a investigar la “pista siria”.

Es oportuno recordarlo, porque hoy Nisman aparece como una suerte de héroe, que estaba a punto de resolver el caso AMIA. Y no es así. Como se dijo, hizo todo lo contrario: desinvestigó.

Pero los grandes medios han impuesto su verdad, no basada en evidencia concluyente sino en preconceptos e inventos sin sustento. La verdad está en otro lado, en esos lugares donde nadie gusta hurgar.

Porque, ¿quién se toma el trabajo de meterse de lleno en expedientes judiciales y aburridos documentos periciales?

Quien escribe estas líneas tiene alguna autoridad, porque ha escrito sendos libros, uno sobre AMIA en 2007 y otro sobre Nisman en 2019. Sabe de lo que habla cuando asegura que el fallecido fiscal hizo desastres en su paso como fiscal especial. El aporte que uno hace nada tiene que ver con cuestiones ideológicas o partidarias. La honestidad ante todo.

Porque uno ha sido el mayor denunciante del kirchnerismo y el más perseguido por este, pero eso no debe influir en el trabajo profesional. Una cosa no quita la otra. Las cosas deben decirse como son, aunque molesten o sean incómodas... o no coincidan con los intereses de las grandes mayorías.

Porque, como bien dijo el gran maestro de periodistas Ryszard Kapuscinski: “Los cínicos no sirven para este oficio”.

 
 

27 comentarios Dejá tu comentario

  1. Cuando yo era periodista con "la voz del ciudadano" recibí la versión de qué embajada amia fueron pases de facturas entre judíos por temas de transferencia de dinero... Siempre me llamo la atención que quienes hayan hecho semejantes atentados terroristas no lo hayan publicitado...

  2. G, el SUICIDA Nisman no sólo era un MENTIROSO CONTUMAZ Y UN CORRUPTO DE PRIMERA, sino que era un desastre como fiscal, en los 18 años que estuvo en el caso AMIA lo único que produjo fueron ACUSACIONES FALSAS, obvio la última, contra sus creadores k, fue la más ridícula de todas. En 2001 participó del juicio oral llamado "de la conexión local AMIA"(2001 - 2004) como adjunto de los fiscales Mullen y Barbaccia y pergeño con ellos la FALSA ACUSACIÓN a Telleldin, Ribelli y Cía., por la que estos y Galeano fueron condenados el año pasado. El SUICIDA también debería haberlo sido, pero no, q él finado Kirchner, por imposición de los sionistas lo preservó para dejarlo al frente del encubrimiento AMIA en lugar de su "maestro" Galeano. En 2006 se mandó uno de sus grandes mocos, vino de USA y exultante dijo en conferencia de prensa que había descubierto el "conductor suicida" del INEXISTENTE coche-bomba de la AMIA, porque sus hermanos, inmigrantes en USA, se lo habían confirmado. Cuando estos se enteraron en USA de las boludeces que decía acá, lo desmintieron terminantemente, diciendo que le habían dicho lo contrario, que uno de ellos había estado con él en el Líbano cuando ocurrió la AMIA y que había muerto en un enfrentamiento con el ejército de Israel 3 meses después, los que se habían quedado con el cuerpo, que además era lisiado y ¡QUÉ NO SABÍA MANEJAR!. Hace poco en la UFI AMIA post Nisman probaron que no había ADN de Berro entre los restos. A fines de 2006 presentó una de sus más grandes mentiras, con información trucha que la CIA y el Mossad le habían dado a Jaimito Stiuso, refritó la FALSA ACUSACIÓN de Galeano de 2003 y la extendió a todo el gobierno de Irán de la época(Galeano sólo había acusado algunos funcionarios, como elementos radicalizados del régimen), y le agregó un FALSO MOTIVO: la suspensión de los contratos de asistencia nuclear de la época del Alfonso, lo que luego se probó falso porque en 2003 la Argentina le proveyó a Irán U-235 al 20 % parte de esos contratos. En 2009 armó con Jaimito Stiuso para los K, la FALSA ACUSACIÓN a Menem y otros, por encubrir al insospechado total a esta altura, Edul. Que tuvo por objetivo joderlo al Fino Palacios y por elevación a su jefe entonces, el Mauri Macri, el que luego fue procesado como derivación de esta falacia. En 2014 luego de la firma del acuerdo, lo que PRUEBA que Jaimito mintió cuando dijo que los K le habían prohibido investigar a Irán(nunca había investigado nada, por otra parte), ahí el SUICIDA pergeñó con información trucha que le trajo Timerman de USA de un juicio trucho hecho ahí, una supuestas red de células dormidas iraníes en países de Latinoamérica para hacer atentados terroristas. Fue tan absurda ese armado que nadie le dio la mínima pelota, ¡ni siquiera los yankis!. Y por último, y la frutillita del postre, la acusación trucha a sus creadores de haber encubierto a Irán con el acuerdo de 2013. G, para informate del caso, modestamente, leé mis posts, porque los "medios" ¡todos! te la mandan cambiada.

  3. No vi la serie de Netflix, tuve prevenciones sobre ésta porque los diarios El País y El Mundo, los de más circulación en España, decían "que probaba el SUICIDIO", era FALSO, lo que muestra como macanean en todos lados "los medios". Pero si vi una parte de la declaración de Jaimito Stiuso, donde le preguntan sobre un tema clave del caso: su denuncia penal por chapear con ser agente de la SIDE y estafar a incautos, a Ramón Héctor Bogado(alias "Allan Bogado") que era el personaje estrella de la denuncia(trucha) del SUICIDA(ver artículo de La Nación del 18/1/2015, que está probado el SUICIDA leyó antes de amasijarse: “Un agente camporista de la ex SIDE hizo de enlace con Irán”, www.lanacion.com.ar/1761041-un-agente-camporista-de-la-ex-side-hizo-de-enlace-entre-el-gobierno-e-iran) . Webster le hace la pregunta del millón a Jaimito: "sabía Nisman de esa denuncia" y Jaimito dice, "obvio SI QUE LO SABÍA"(¿cómo podría no haberlo sabido?). Esto prueba varias cosas: 1. que Jaimito, no sólo no participó de la denuncia del SUICIDA, sino que SE OPUSO A QUE LA HICIERA, porque se la pinchó 3 meses antes de que la presentara; 2. que los K caretearon cuando dijeron que lo echaron a Jaimito y lo persiguieron, no lo echaron sino que Jaimito transó con ellos su retiro sin hacer olas en diciembre de 2014, entonces los K le habían ofrecido un puesto en el exterior que Jaimito rechazó, porque prefirió gozar acá de los millones que se había afanado. Lo "persiguieron" y no mucho tampoco, luego del SUICIDIO, para sacarse el fardo ellos del falso crimen. 3. y lo más importante: que el SUICIDA SABÍA QUE SU DENUNCIA ERA TRUCHA e igual se tiró a la pileta, porque su plan NO ERA PRESENTARSE EN EL CONGRESO, adonde no iba a ir de todas maneras porque los PRO habían suspendido la presentación el domingo 18/1, sino dejar sopresivamente su mamarracho de "denuncia" y volverse rápidamente a España, donde había dejado a su hija abandonada esperándolo. Pero acá lo cazaron al vuelo la Bullrich y la Alonso y lo obligaron a cambiar su plan original pretendiendo que se presentara en el Congreso para esmerilar a los K. Ergo, fueron estas, que obvio sin querer, lo precipitaron al SUICIDIO.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Venir a enterarme que Nisman usó mis notas periodísticas para su denuncia

Fue de pura casualidad. Ni siquiera me di cuenta por motu proprio. Fueron los mensajes de muchos de mis seguidores en redes sociales los que me hicieron notar la novedad. “Mirá, en el documental de Alberto Nisman en Netflix aparece el borrador de su investigación y...