Basta de estafa: los poderes paranormales no existen

29
6305
UN DESAFÍO PERSONAL
UN DESAFÍO PERSONAL

Lo diré claro y sin vueltas: no existe evidencia alguna de que haya personas que tengan poderes paranormales de ningún tipo.

 

No hay quien pueda ver el futuro o quien pueda curar con las manos. Tampoco es efectiva aquella gente que nos promete mejorar nuestra suerte o lograr el regreso del ser amado.

Hace casi 20 años que ofrezco 10 mil dólares a cualquiera que pueda demostrar tener dones en tal sentido y jamás nadie ha logrado ganar ese suculento pozo.

Me he enfrentado a parapsicólogos, numerólogos, clarividentes, espiritistas, rabdomantes, manosantas e incluso dobladores de cucharas. Todos ellos fracasaron al primer intento de demostrar sus poderes ante mi persona.

Algunos de esos desafíos fueron televisados y muchos otros casos los relaté a través de las pertinentes crónicas. Todos resultaron un fiasco, una verdadera estafa a la credibilidad ciudadana.

Cada día, los clasificados de los diarios se llenan de avisos de personas que proclaman tener dones sobrehumanos. Mucha de esa gente jura incluso que puede ver el futuro.

Si así fuera, ¿por qué no aprovechan para apostar a la Lotería o la Quiniela, sabiendo de antemano qué números saldrán?

Conozco a demasiadas personas que se muestran escépticas a la hora de comprar un automóvil. Dan vueltas y más vueltas, van con sus mecánicos amigos y se cercioran de que todo esté correcto antes de avanzar en la operación de marras.

Sin embargo, cuando se trata de su propia salud no dudan en ir a un oneroso “manochanta”, de esos que terminan quitándoles todos sus ahorros sin remediarles la salud.

Peor aún: he visto personas que abandonan tratamientos médicos tradicionales para entregarse a estos delincuentes de la fe. Muchos de ellos terminaron muriendo ante la ineficacia de las “terapias” recibidas.

El caso más usual es el que se da con aquellos que padecen cáncer: ante la desesperación, acuden a curas inservibles como la crotoxina, el Hansi, los gorgojos e incluso los sanadores filipinos. Todo ello se ha demostrado ineficaz.

Lo mismo ocurre con aquellos que prometen adivinar nuestro futuro, ya sea tirando las cartas, leyendo las palmas de nuestras manos o analizando la borra de café. Todo es un completo fraude.

Durante más de 100 años, puntuales científicos investigaron cuatro fenómenos de la parapsicología: la clarividencia (la capacidad de ver lo que otros no pueden); la precognición (visión del futuro), la telepatía (transmisión de pensamiento) y la telequineses (dominio de la mente sobre la materia).

¿Cuál fue el resultado? La nada misma. Hubo casos aislados, ciertamente, pero no superaron el nivel de azar.

Para explicar sus pifies, los supuestos dotados suelen decir que los poderes no pueden controlarse y que aparecen cuando le viene en gana al propio fenómeno. ¿Cómo pueden entonces vender sus servicios, si no pueden asegurar que en ese preciso momento aparecerán sus “poderes”?

Por otro lado, si el fenómeno es errático y se da muy “cada tanto”, ¿cómo saber si el cuadro que se cayó luego de clavarle la mirada lo hizo por telequinesis o por una ráfaga de viento que entró por la ventana?

Esas y otras preguntas jamás serán respondidas por aquellos que proclaman tener poderes paranormales. Ello por un sencillo motivo: les es imposible hacerlo.

Insisto: ofrezco desde hace dos décadas 10 mil dólares a cualquiera que pueda callarme la boca demostrando sus dotes.

Si alguien cree que estoy equivocado, sepa que el desafío sigue abierto hasta el día de hoy. Los espero.

COMPARTIR
Artículo Previo La morsa y la fuga, gratis para descargar
Artículo Siguiente El pasado desconocido de Nicolás Dujovne
Armin Vans
También en
 
 

29 comentarios Dejá tu comentario

  1. Yo conocí a una señora que sí curaba ciertas dolencias. Pero NO cobraba un peso, nada. Desconfío de los que cobran a priori porque si tienes el don, eso no es un negocio. Es algo más allá de eso. No digo que todos los que cobran sean unos chantas, pero la gente que tiene ese don, de verdad, son distintos. No quieren salir en ningún lado (son perfil bajo) Viven en su mundo de paz y armonía. No les importa lo material porque saben, no creen sino que saben, que eso no es lo que importa. Igual veo bien desenmascarar a los chantas porque ellos lucran con el sufrimiento ajeno. Solo quería decir mi experiencia personal, mi granito de arena.

  2. Solo dejo una pregunta al aire, cuando se quiere ubicar una fuente de agua en una propiedad se busca a alguien que empiece a caminar con unas varillas metálicas o una de madera o bien con un péndulo. El individuo en cuestión logra localizar un punto y (frecuentemente) dice a qué profundidad está la fuente con pocos metros de error a la hora de excavar. ¿Si eso no es paranormal que es entonces?

  3. Angel-SM, ser escéptico por naturaleza junto al pensamiento crítico y el método científico, me resultaron un gran ejercicio hasta ahora. Al ejemplo que trae, le podemos trazar un paralelo a lo que nuestros ancestros entendían por los fenómenos naturales y normales. Ejemplos metereológicos: los rayos y truenos, que antes se adjudicaban a deidades y supuestos paranormales, la ciencia con el tiempo se encargó de explicarlos. A lo que voy es, no todo lo percibido hoy como paranormal es irreal como tampoco lo desconocido es imposible. Si entre nosotros hay gente que es mas sensible a campos y flujos electromagnéticos, puede ser; si existen formas de vida a parte de la humana terrestre en otra parte del universo (y no estoy hablando de los supuestos OVNIs que nos visitan) también puede ser! Pero antes de afirmar supuestos por falta de evidencia, dudemos, preguntemos, investiguemos, estudiemos y con hechos fácticos elaboremos conclusiones. Lo que no puede ser, según mis principios éticos, es que se estafe a las personas con falsas promesas, sean sobrenaturales o financieras. Sino fíjense en la cantidad de incautos que siguen cayendo en esquemas del tipo Ponzi hoy en día. Saludos y festejo los espacios donde sin insultos se pueda opinar!

  4. u$s10.000 para "demostrarte" que tengo poderes sobrenaturales? Ni en pedo (en el caso que los tenga, porque no los tengo... aún, jeje). Ni por 1, no por 20 ni por 100 millones estaría buscando "una recompensa" a cambio de mostrar mis poderes. De qué me valdría? de nada. ¿Por qué no aprovechan para jugar al Quini o la lotería? porque al que los tuviera no le haría falta. Desde mi modesto punto de vista, el que la tan venerada "Ciencia" no pueda demostrar o estudiar a piacere los 4 fenómenos que se nombran no significan absolutamente nada. Citando a una película noventosa: "...Mira, hace 1500 años todo el mundo sabía que la tierra era el centro del Universo. Hace 500 años todo el mundo sabía que la tierra era plana. Y hace 15 minutos tú sabías que la gente estaba sola en este planeta. Imagina lo que sabrás mañana..." Admiro mucho a Christian Sanz, pero no por eso dejo de recordar que es un ser humano (igual que yo) y que tiene sus limitaciones para ciertos aspectos de la vida que lo rodea (igual que yo), y otras limitaciones para aceptar la existencias de cosas más allá de las que se perciben por los 5 sentidos (recordar que "las cosas" están hechas de átomos que son un 90% espacio). Chantas hay por todos lados, sobretodo en un país fructífero como Argentina donde crece absolutamente de todo, pero tener una mente abierta es necesario si se desea crecer... Si es que se quiere crecer. Feliz 2017 para todos y que sea con abundancia!! PD: este chinito tampoco quería los u$s10.000 ni nada. https://www.youtube.com/watch?v=wYVdhKVb9WE

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Magia y poderes paranormales

    En la actualidad existen miles de embaucadores que por ganar un poco de prestigio y/o dinero engañan a personas poco instruidas en el tema de la magia y prestidigitación. Esos personajes se mofan de sus habilidades para mover objetos con la mente (psicocinesis...