Papel Prensa, la verdad que los medios no quieren contar

24
6414
MENTIRAS Y PUJAS OSCILANTES ENTRE LA DICTADURA Y MONTONEROS
MENTIRAS Y PUJAS OSCILANTES ENTRE LA DICTADURA Y MONTONEROS

Intentar seguir los vericuetos de lo que ocurre en estos días en torno a Papel Prensa no es nada sencillo: para la gente más grande, es un capítulo de la historia argentina que someramente recuerdan; para los más jóvenes, directamente es información nueva. Al mismo tiempo, al tratar de aggiornarse a través  de los medios de comunicación, la mirada que aparece es sesgada de acuerdo a los intereses que aparecen detrás de cada uno de ellos.

 

Es obvio que los medios afines al kirchnerismo insistirán en la falacia de que la empresa fue adquirida bajo tortura a Lidia Papaleo, lo cual se demostró vergonzosamente falso. Tampoco hablarán jamás de la participación del grupo Montoneros en la trama de marras, lo cual es necesario a la hora de entender los apuros de la viuda de David Graiver para deshacerse de la empresa.

Los medios críticos, a su vez, negarán toda negociación con la dictadura militar, intentado mostrar una historia realmente “naif”, la cual, si bien no posee la gravedad argumentada por el Gobierno, tampoco es inocente.

Antes que nada, hay que admitir —por más que le pese a quien le pese— que Graiver no era más que un banquero sin escrúpulos que ayudaba a blanquear dinero “a cualquier postor”. Es en ese marco donde hay que ubicarlo, como uno de los más importantes operadores financieros de Montoneros.

En tal sentido, parte del dinero cobrado por el secuestro de los hermanos Born —que distan de alcanzar los 60 millones de dólares, como siempre se sostiene—, ha sido el que utilizó el banquero para llevar adelante muchas de sus inversiones, a través triangulaciones de cuentas foráneas, principalmente en bancos de Bélgica.

Luego de la dudosa muerte de Graiver, supuestamente a raíz de la caída del avión que lo llevaba a México (1), su esposa recibió duras amenazas por parte de Montoneros para que le fueran devueltos esos mismos billetes.

Aunque hoy diga lo contrario, Lidia Papaleo vendió Papel Prensa por esas coacciones: el hecho está documentado y hasta fue admitido oportunamente por la viuda.

Hoy, alineada al kirchnerismo junto a su hermano, Osvaldo Papaleo, cuenta una trama totalmente diferente, pero la historia misma desmiente sus dichos, al igual que dos voluminosos expedientes judiciales.

Sería interesante que alguien explicara por qué los hermanos Papaleo, que gustan denostar a la dictadura —con sólidos argumentos, desde ya— callan a la hora de hablar sobre la relación de Graiver con Montoneros. El mismo sospechoso silencio ostenta el kirchnerismo.

Mal que le pese a estos, la cercanía de Graiver con esa repudiable agrupación está documentada, lo mismo que la cercanía del banquero con el servicio de inteligencia israelí, el Mossad.

Como sea, el mero hecho de manipular la historia, la realidad y el pasado, es repudiable, sobre todo cuando se hace en pos de lograr dudosos objetivos. Ha quedado en evidencia que la embestida sobre Papel Prensa no es más que un intento por golpear al grupo Clarín a través de la exacerbación de uno de los tópicos más sensibles de la sociedad, la dictadura militar.

No es la primera vez que el kirchnerismo manipula el pasado para mostrar un progresismo que no posee, pero sí la más grave, ya que por primera vez fue la propia Presidenta de la Nación quien se atrevió a mentir públicamente para lograr esa meta.

Sin embargo, el gran artífice es Néstor, su marido, quien prometió hace pocos meses, ante un grupo de referentes alineados al oficialismo, que antes de fin de año pondría a Héctor Magnetto, CEO de Clarín, tras las rejas.

Lamentablemente, ese es el gran lema del kirchnerismo: hay que lograr los resultados sin que importen los medios. Se plantean los objetivos y después se ve de qué manera se logran.

Así ha ocurrido con la Ley de Medios, la reforma al Consejo de la Magistratura, el aumento de las retenciones al campo y tantas otras movidas que se llevaron adelante. Siempre la desprolijidad fue el factor común y ha sido proporcional al costo político negativo de los Kirchner.

 

Concluyendo

 

No puede negarse que en los años 70 existió una suerte de pacto entre la dictadura y los diarios Clarín y La Nación para que no se denunciaran las desapariciones de personas a manos de los asesinos militares, pero eso dista —y mucho— de las proclamadas “torturas” y coacciones físicas para obligar a firmar documento alguno.

El intento oficial de forzar el pasado, ha servido en algún momento a los intereses del Gobierno, pero la sociedad ya no cae más en esa trampa. Por caso, diario Perfil publicó en el día de la fecha una encuesta realizada en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde queda plasmado que, para la mayoría de los entrevistados, el avance oficial sobre Papel Prensa es en realidad un intento de los Kirchner por lograr “el control informativo” vernáculo.

Finalmente, hay que destacar que no se trata de una pelea entre buenos y malos; ambos contendientes son condenables. Evidentemente, el kirchnerismo es mucho peor que el grupo Clarín, pero jamás debe olvidarse el daño que esa misma empresa ha hecho al país —y esencialmente al propio periodismo— por sus acuerdos espurios con diversos referentes de dudosa reputación.

Si hoy el Gobierno siguiera alineado con Clarín, como lo hizo hasta el año 2008, jamás veríamos las explosivas tapas que hoy ilustran al “gran diario argentino”. No se conocerían los negociados que hoy denuncia ese matutino, ni se hablaría de “ataques a la prensa”, algo que ya existía —este medio lo ha sufrido en carne propia— mucho antes de que los Kirchner rompieran lanzas con Clarín.

Es bien cierto que debe condenarse el avasallamiento que hoy se hace contra ese grupo —repudiable aunque le ocurriera al oficialista Sergio Szpolski—, pero nunca se debe dejar de tener presente, siquiera por un momento, el terrible monstruo que representa el grupo Clarín.

 

Christian Sanz

(1) La aparición de documentos con su firma, en transacciones hechas en Estados Unidos posteriormente a su fallecimiento, entre otros indicios, hacen dudar de la muerte real de Graiver.

COMPARTIR
Artículo Previo El interesante desafío de Tribuna en Twitter
Artículo Siguiente De cómo Héctor Timerman trató de birlarle una empresa a Lidia Papaleo
Armin Vans
También en
 
 

24 comentarios Dejá tu comentario

  1. Quisiera que pudieran ver la historia desde aca Santa Cruz ya que los KaKa,los conocemos muy bien porque no se preguntan a quien fue el primer indulto que dio el pinguino cuando era gobernador,a un narco proque no investigan como acallaba a los medios opositores como ,proteje con grandes montos de dinero las empresas amigas gotti kan y costilla, austral, oil,cassino club,otamendi y ossa srl,cam enpresa de servicios petroleros,empasa una sociedad que se instrumento para dar trabajo a piqueteros y la constituyen empresas que cada una tiene un politico detras para no quedarce sin la tajada del queso den una vuelta por el sur y sabrancomo acallan al periodismo como a adela gomez que la balearon en un piquete y luego como siguio denunciando en su programa de radio le quemaron el auto Dios quiera que algun dia podamos ver esta gente presa y que el gobierno que es corrupto tampoco esos delitos prescriban algun dia los van a terminar de conocer a estas escorias

  2. Me aburre comentar siempre lo mismo, pero... que va! Los del sector de la prensa no son nenes de pecho, pero estos otros sacan muertos del ropero de hace treinta años, cuando hay problemas hoy mucho más graves.O no suceden violaciones, vejaciones, robos, asaltos, muertes, droga, corrupción, negociados, secuestros, golpes, torturas, fraudes, y demás? Si, los hay. Pero es mejor criticar para atrás que mirar alrededor. La paladina de la justicia no puede controlar lo que sucede hoy, por eso quiere quedar bien haciéndose la justiciera. Todavía hay gente que les cree, y eso es lamentable. Gente que cree que porque ellos ejecutan el presupuesto son héroes, cuando en realidad te sacan la plata a vos, se quedan con una diferencia y me la dan a mí. Es como me dijo mi hijo, se roban una torta y a vos te dan un confite. Todavía somos una sociedad muy inmadura, hay muchos años de atraso intelectual. El día que la gente sepa mas, no se dejará manejar, pero para eso hace falta mucho.

  3. A Norma: O sos muy boluda o sos una de las tantas pagas por los kk. Hasta el más gil sabía en los 70 qu eGraiver estaba hasta las pelotas con los monto; que los había mejicaneado y que la familia estaba hecha bolsa por el accionar del vivo de David y las empresas les quemaban como fierro caliente y las largaban al primer postor. No creo que seas tan salame como para creer lo de Cristina kk. Para mi sos de la banda de ella y además ignorante.

  4. Como no te animás a poner el nombre debo decir que me ririjo al señor "que lindo que se pone esto Sr. Sanz". Tiene tufillo nazzionaliszzta. Plan Andinia??? Demuéstrelo!!!! Me parece que por su afinidad con algunos periodistas del staff puedo seguir su huella a la Alemania del Shoá.

  5. Ojalá fuese vocero de los monopolios, Marcelito, porque de esa manera me entraría algo de plata, no como ahora que posteo gratis siguiendo una línea de pensamiento independiente, completamente diferente a la tuya que está absolutamente contaminada por el virus KK (virus de la ignorancia, vale aclarar...) Vigilá el chori que te morfás en la cancha porque seguramente está pasadito, tal vez por eso te caiga tan mal... aunque no lo creo, me parece que sos ignorante de nacimiento. Porque solo un ignorante puede creer que este matrimonio de laKras sea progresista cuando en Santa Cruz se llenaron los bolsillos a dos manos ejecutando a los pobres giles que embaucaron con la 1050 (circular del Proceso, por si no lo sabías); solo un ignorante puede creer que a los KKs les interesa los DD.HH en lo más mínimo, siendo que en esa época no metieron NI UN SOLO recurso de Hábeas Corpus por sus tantos compas de militancia desaparecidos (como sí hicieron Alfonsín y hasta el mismísimo Carlos Saúl Menem cuanto tuvo oportunidad), como así tampoco JAMÁS recibieron a organización de DD.HH alguna mientras detentaron el poder provincial; solo un ignorante puede creer que la pelea con Clarín es "por la verdad" y no por negocios a futuro. ¿La verdad...? cambiá los chori por un pedazo de vacío, y el tetra (si lo tomás) por un vasito de moscato, tal vez te ayude a ver un poco mejor las cosas. Saludos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen