¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Todos los vínculos del kirchnerismo con el narcotráfico

15
Nada de esto fue un error
Nada de esto fue un error

En los últimos días, la sociedad se espantó por las muertes de más de 20 adictos que consumieron cocaína envenenada. Ello reveló una realidad que subyace desde hace décadas y que nadie parece dispuesto a discutir: la droga ha llegado para quedarse, gracias a la permisividad de la política.

 

No es ninguna coincidencia: basta mencionar que el kirchnerismo ha acumulado a lo largo de una década innumerable cantidad de elementos que revelan que existe un vínculo directo entre la fortuna de ciertos referentes K y el negocio oscuro de los narcóticos.

Hoy parece sencillo hablar del tema, pero ¿qué ocurría en los albores del kirchnerismo?

En esos días, casi en soledad, quien escribe estas líneas comenzó su prédica sobre la relación de los Kirchner y sus funcionarios con el comercio de estupefacientes y el posterior lavado de este. Había demasiados elementos como para desconocer la cuestión: los vínculos de Néstor y Cristina con la firma Conarpesa, vinculada al narcotráfico a España, fue una de las más emblemáticas de entonces.

Entonces, los medios de comunicación se mostraban embelesados con el actual gobierno y omitían reparar en esos y otros detalles, como el poco apego de los Kirchner a las reglas de la democracia, su curioso interés por el dinero y la persecución al periodismo crítico. En esas jornadas, este periodista recibía furiosas presiones por parte del entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, hoy presidente de la Nación.

Durante esos malogrados días, comenzaron mis denuncias contra los funcionarios del oficialismo que mostraban cierta simpatía por hacer negocios con el imperdonable negocio de los narcóticos. Una de mis primeras notas fue sobre Aníbal Fernández, entonces ministro del Interior de la Nación.

“Drogas en el conurbano” se llamó el artículo en cuestión y allí se revelaban los detalles de dos expedientes judiciales que lo rozaban en el tema drogas, uno de ellos del año 1994.

Eran los idus de mayo de 2004 y los medios seguían de luna de miel para con los Kirchner.

A ese artículo le siguieron varios más donde se mostró cómo el hoy ministro de Seguridad de la Nación aparecía relacionado una y otra vez con los estupefacientes: Southern Winds, la mafia de los medicamentos, la muerte del comisario Oscar Beauvais y hasta el triple crimen de General Rodríguez eran solo algunas de las causas que lo comprometían.

En total, publiqué 20 artículos de investigación que desnudaron la figura de Fernández y hasta fueron utilizados por la Justicia para avanzar en las investigaciones de marras. Mientras, el entonces ministro del Interior iniciaba dos querellas penales contra mí: una por vincularlo con las drogas; la otra por relacionarlo con el triple crimen. En ambos juicios, fui sobreseído.

Pero volvamos al principio del kirchnerismo: seguimos en 2004 y nuevamente me tocó denunciar los vínculos de un intendente K —ex duhaldista— con las drogas, Hugo Curto, mandamás de la localidad de 3 de Febrero. Nuevamente aparecieron las esperadas cartas documento e intentos de apriete. Los medios seguían embelesados con los K.

Llegó septiembre del mismo año y un escándalo salpicó todo el progresismo de los Kirchner: el caso Southern Winds, a través del cual una valija diplomática con 60 kilos de cocaína apareció en el aeropuerto de Barajas, Madrid. Conté entonces cómo y por qué había funcionarios del gobierno metidos en la trama, con Ricardo Jaime a la cabeza. A esa nota, le siguieron media docena más, con la publicación incluso de documentos inéditos que fueron tomados por la Justicia.

Ya en el año 2005, seguí revelando más y más historias comprometedoras para el kirchnerismo, esta vez en torno a una firma de micros llamada El pingüino, ubicada en Río Gallegos. El mismísimo Néstor Kirchner indultó en secreto a un directivo de esa firma vinculado con el tráfico de narcóticos. ¿El motivo? Así lo publiqué entonces: “El verdadero dueño de El Pingüino a través de un testaferro llamado Raúl Carlos Lopetegui Benitez es Néstor K".

Ese mismo año, llegó el momento de hacer una suerte de compendio, puntualizando que era imposible que fuera casualidad que funcionarios del gobierno aparecieran una y otra vez rozados por cuestiones vinculadas con las drogas. El artículo en cuestión se tituló “El kirchnerismo y sus vínculos con el narcotráfico”. ¿Los medios? Bien, gracias. Aún de luna de miel.

La cantidad de notas de investigación publicadas por mí sobre esta problemática, son incontables. En todas se aportaron datos concretos, fuentes y hasta documentos públicos y privados. No solo eso: se comenzó a alertar acerca de los riesgos de que se permitiera el avance del narcotráfico en la Argentina, augurando un destino similar al de México y/o los peores días de Colombia.

En 2007, anticipándome a lo que sería el triple crimen y la llegada de mexicanos a la Argentina, publiqué un jugado artículo titulado “El Estado narco”, donde se alertó acerca de la elocuencia de que “hombres cercanos a Néstor Kirchner aparecen relacionados con el negocio de los estupefacientes”.

En esos mismos días, advertí sobre la conformación de una “Comisión Antidrogas” impulsada por Aníbal Fernández a efectos de analizar ese fenómeno en crecimiento. Entonces anticipé que, lejos de combatir el flagelo, lo que se buscaba era despenalizar su negocio y permitir el arribo de narcos foráneos a la Argentina. El tiempo, lamentablemente, me dio la razón.

En 2008, me metí de lleno con uno de los hombres más importantes del kirchnerismo: Cristóbal López. Revelé en ese momento algo que nadie sabía aún: que era investigado por organismos federales de Estados Unidos por presumirlo lavador de dinero de negocios ilícitos.

Ese mismo año llegó un hecho que conmocionaría a la sociedad y dejaría expuesta la permeabilidad de las fronteras argentinas respecto del crimen organizado: el triple crimen de General Rodríguez. Allí perecieron Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón bajo una lluvia de balas.

El kirchnerismo intentó por todos los medios posibles vincular ese hecho con sicarios mexicanos y negocios foráneos. Sin embargo, insistí a través de una docena de notas de investigación con que la pista más firme estaba en la Casa Rosada. El tiempo volvió a darme la razón y la Justicia también.

No fue premonitorio lo mío, sino pura indagación y la suerte de haber sido el primer y único periodista que entrevistó al joven Forza. Su testimonio, dicho sea de paso, fue entregado a la justicia.

En mis artículos desnudé la relación del triple crimen con los aportes de campaña de Cristina Kirchner y Julio Cobos en 2007 y la participación de matones relacionados al hoy senador Fernández.

En ese momento, los periodistas seguían a pie juntillas las “revelaciones” del ex juez Federico Faggionato Márquez, puesto por el kirchnerismo para desviar la atención mediática. Había pasado un mes del triple homicidio y yo era el único que desnudaba la operación ad hocGracias a mis notas, Faggionato Márquez fue destituido y el expediente se encaminó por la senda correcta.

No obstante, lo que publiqué en 2008 fue refrendado por los medios recién un año más tarde, contando exactamente lo mismo que yo había dicho durante meses y, obviamente, sin citarme.

Mientras los demás colegas empezaban a acercarse tibiamente a lo que yo ya había desnudado por completo —y que fue confirmado por la Justicia de Mercedes años después— yo ya había llegado al punto de desnudar cómo el narcotráfico había financiado parte de la campaña del Frente para la Victoria en 2007. Se trataba, principalmente, de fondos de cartel de Sinaloa, gerenciado por Joaquín “Chapo” Guzmán.

Cinco años más tarde, varias investigaciones —principalmente la del norteamericano Douglas Farah— revelaron lo mismo.

Volviendo a 2008: a fines de ese año, revelé que el kirchnerismo, lejos de haber aprendido la lección que dejó el triple crimen, avanzaba en una serie de leyes que perseguían el blanqueo de dinero, tanto de la corrupción como el narcotráfico. “Gustavo Rodríguez, presidente del GAFI, ha admitido que la cúpula del organismo muestra preocupación porque en la Argentina no hay un solo condenado por lavado de dinero”, dije entonces.

En mayo de 2009, fui aún más allá: revelé “los vínculos del kirchnerismo con la ruta de la efedrina”.

Pero fue en agosto del mismo año cuando llegó el gran golpe para el gobierno: fue al momento de publicar cómo la DEA advirtió al gobierno sobre el tráfico de efedrina en la Argentina. Si bien el kirchnerismo intentó desmentir la información en un principio, la propia agencia lo confirmó tiempo después. Diario Perfil, por caso, reveló lo mismo durante 2013. ¿Qué hicieron los Kirchner? Cajonearon el informe para que nadie supiera acerca de ese señalamiento.

La explicación tal vez pueda darse a raíz de la siguiente nota que publiqué al respecto en diciembre de 2009, titulada “los Kirchner, su fortuna y el narcotráfico”. El título del artículo lo dice todo.

Podría seguir detallando ad infinitum cómo fue mi trabajo durante los años del kirchnerismo, siempre en casi completa soledad. Como dije más arriba, mientras el periodismo se mostraba enamorado de los Kirchner, el avance de las drogas se hizo carne en silencio.

Ello explica por qué en la mayoría de mis artículos hago insistentes llamamientos a detener la oleada narco que ya se avecinaba sobre la Argentina. Fue con genuina preocupación.

Ahora... si los funcionarios de turno se hubieran ocupado antes, ¿se podría haber morigerado el daño que hoy producen las drogas en el país? Tal vez sí, tal vez no. Imposible saberlo: es casi historia contrafáctica.

Ello nunca podrá saberse, porque no existió —ni existe— voluntad por parte del gobierno de trabajar contra el comercio de narcóticos.

Como dijo alguna vez Víctor Kiam, “la desidia es el asesino natural de la oportunidad”.


© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados

 
 

15 comentarios Dejá tu comentario

  1. Hacen muchos años que sigo a Sanz y la única forma de refutarlo es con otra noticia bien demostrable, no se equivoquen, el autor sigue la verdad, nadie lo financia y les comento que hacen muuchooss años vive en mi provincia Mendoza donde el puede explayarse a diestra y siniestra con SU diario, Mendoza Today.

  2. La droga viene y se financia desde el gobierno, pero se usa solo de la buena. El resto son sarazas, los barrios enteros saben quien es quien, quien manda, quien distribuye y quien cobra. Si tienen alguna duda, preguntarle a Berni o a Anibal. Entre ellos hay entendimiento. Berni no es trigo limpio. Tampoco lo fue la Frederik, otra desprolija, por no decir asustadiza del agua y del jabón, pasada de merka, que vino a ser la ministra de seguridad....cerrando masivamente centros de rehabilitación , NI BIEN SUBIÓ.. Que casualidad. Pero para su seguridad supo alimentarse bien con ojo de bife, carne de primera, y con gastos personales para cuidar de su salud, desde luego que con la nuestra. Algun reproche, alguna investigación? que va....de seguro labura en otra cosa, tambien ligada a " lo suyo" Argentina, país generoso...

  3. Creo todo lo que dice Sanz de los vínculos entre peronchos y narcotrafico, y toda clase de otros traficos, incluyendo el de personas. Eso, justamente, es lo qué hacen los peronistas en las fronteras. Antes de elecciones se la pasan regalando DNIs a bolivianos y paraguayos para que voten peronista. Por otra parte, creo que el vinculo entre la falopa y el kirshnerismo es hereditario, pues, de otra forma no se explica el amor de Fernandez de Kirshner por el mono Evo Morales.

  4. Excelente cronología del narco-macrismo. Estos acontecimientos, los cuales son muy muy ciertos, fueron ocultados por los medios amigos del ex-gobierno y para ocultarlo fomentaban el marketing de la mentira del combate al narcotráfico. Ex -gobierno corrupto y mentiroso que llegaron al poder para llevar acabo su plan de saqueo y fuga, total se amparaban con el marketing de la corrupción K, corrupción que al ser in-comprobable, se valieron de todo tipo violaciones a las instituciones, llamese AFI, Poder Judicial, Afip, migraciones, etc para perseguir jueces y encarcelar sindicalistas y opositores.

  5. Luz Vanhaz: ¿Asi que NO HUBO CORRUPCCION K? ¿Mintió entonces la ex funcionaria de Alberto, Maria E.Bielsa cuando RECONOCIA que SU GOBIERNO HABIA ROBADO?https://www.iprofesional.com/politica/327426-escandalo-echan-a-maria-eugenia-bielsa-que-dijo-robamos-video Por otro lado esta GRABOIS, amigo del papa y de la coalición de gobierno, que RECONOCE EL ALTISIMO NIVEL DE CORRUPCCION DURANTE EL GOBIERNO K, de la que solo la excluye a Cristina https://www.infobae.com/politica/2018/08/14/juan-grabois-estoy-convencido-que-hubo-un-nivel-de-corrupcion-altisimo-durante-el-kirchnerismo/ - ¡Hasta le apuntó a DEVIDO! https://www.lacapital.com.ar/politica/grabois-de-vido-no-es-un-heroe-la-resistencia-peronista-n1698237.html Por otra parte ¿Cómo explica Ud. la lista EN ORIGINAL que entregó Ernesto Clarens mencionando a empresarios y montos que entregaron a funcionarios del gobierno, en la causa de los cuadernos.? https://www.perfil.com/noticias/politica/la-lista-que-ernesto-clarens-le-llevo-a-bonadio-con-las-coimas-20032011.phtml ¡Ojo, hablamos de PERSONAJES del "palo"! No es Fernando Iglesias o Carrió. No le aconsejo el uso del enfoque maniqueista para tratar de "salvar" a Cristina y a los suyos. Es mas hasta pierde la oportunidad de encontrar business en comùn entre Cristina y Mauricio Macri, como los inmobiliarios que hicieron en la CABA o con NESTOR por el caso de juego en el hipodromo de Palermo en el casino de Cristobal Lopez. y otros entre el "primo" Calcaterra y CFK y sobre todo aquel que "papáFranco" llevara adelante con CRISTINA por el material ferroviario Chino.https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-142510-2010-03-23.html ¡FUNDAMENTOS, mas que relatos!

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

La Iglesia pidió atender "el grave problema de las adicciones" por las muertes por cocaína adulterada

La Iglesia se mostró "profundamente conmovida" por la muerte de al menos 20 personas que consumieron cocaína adulterada y llamó a atender "el grave problema de las adicciones". El encargado de referirse a la trágica situación...